fbpx

Boys don’t cry (Los chicos no lloran)

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…
  • Título original Boys Don’t Cry
  • Año de estreno 1999
  • Duración 118 minutos
  • Género(s) Biográfico, Drama,
  • Director/a Kimberly Peirce
  • Reparto
    • Hilary Swank (Brandon Teena)
    • Chloë Sevigny (Lana Tisdel)
  • Basada en

    Historial real de Brandon Teena

Comprar

Argumento de Boys Don’t Cry

Boys don’t cry (Los chicos no lloran) está basada en la historia real de Teena Brandon, una chica de 20 años de edad de la ciudad de Lincoln, Nebraska.

Teena Brandon en la realidad

Teena Brandon se encuentra en medio de una crisis de identidad sexual que le causa algunos problemas con la ley, por lo que decide huir a la ciudad de Falls.

Una vez allí, empieza una nueva vida, se corta el pelo y se viste de hombre para comprobar si puede pasar como uno de ellos.

Lo que comienza como un experimento se convierte en su alter ego, Brandon Teena, totalmente desarrollado cuando es aceptada como un hombre por un grupo de jóvenes a los que conoce.

La historia sigue las aventuras del grupo, incluyendo el romance de Brandon con Lana, quien se enamora de Brandon pensando que es un hombre, lo que desencadena una serie de eventos dramáticos.

 

A medida que se desarrolla la película la verdad empieza a salir a flote.

Desde el comienzo de Boys don’t cry, puedes adivinar que va a ser trágico debido a que la historia está basada en las vidas de Teena Brandon, John Lotter, Tom Nissen, y el crimen en el que se vieron implicados en diciembre de 1993 en la ciudad de Falls, Nebraska.

Pero nada prepara al espectador para el impacto que produce lo que ocurre, y eso sólo aumenta el escalofriante peso de lo que se convierte en una verdadera tragedia americana, la cual se presenta en esta maravillosa película.

Comprar la película

Críticas y opinión de la película

La historia de Boys don’t cry ocurre en la pequeña ciudad de Falls, descrita en 1998 por el diario The New York Times como “una pequeña ciudad en depresión económica con una población enteramente caucásica de apenas 5.000 habitantes”.

Representa esas zonas rurales en desarrollo de los Estados Unidos, con su población repleta de gente de mente estrecha y cerrada.

Una comunidad temerosa de Dios que no quiere saber nada acerca de la liberación gay, ni mucho menos de relacionarse con una persona abiertamente gay o transgénero.

Este es el oscuro panorama al que Teena Brandon llega como su alter ego masculino con la esperanza de encontrar aceptación y amistad, algo que logra conseguir al menos por un tiempo.

Pero una vez el secreto de su identidad es revelado, Brandon descubre lo rápido que pueden cambiar las cosas, logrando que el espectador lo observe como un tren que va ganando velocidad y acelerando hacia una catástrofe segura.

Su directora Kimberly Peirce logra hacer un filme sencillo acerca de un tema muy complicado sin recurrir al fulgor y brillo de Hollywood.

Todos los personajes del filme se encuentran perdidos y confundidos, pero Brandon es el único que se da cuenta por sí mismo.

Los demás se encuentran viviendo sus desalentadoras vidas intentando no pensar que o quienes son, y por eso la verdad causa una gran conmoción en ellos, pues tienen que aceptar quienes son realmente.

Además de esto, otro aspecto a destacar de Boys don’t cry es que se niega a esconder los sórdidos detalles de las vidas de los protagonistas, pero aún así logra hacer de Brandon Teena una figura que genera empatía y comprensión.

Los chicos no lloran recrea la historia de una manera convincente, que genera compasiva comprensión sin convertir a Brandon en una figura santificada.

A medida que se desarrolla la historia, vemos lo propenso que es a la falsedad y al engaño, un rasgo de su personalidad que le conduce a muchos de los problemas que experimenta.

De manera similar, Lana, la joven de quien Brandon se enamora y la única persona que la ha aceptado incondicionalmente, sufre mucho a causa de sus propios demonios.

Hilary Swank y Chloë Sevigny beso

Aunque Boys don’t cry parece ser una historia acerca del valor, es un cuidadoso y determinado análisis de la identidad, la esperanza y el miedo.

Es realmente acerca de la búsqueda de identidad y no solo identidad sexual, más bien la búsqueda de algo mucho más profundo, de su verdadero yo.

Boys don’t cry, así como muchas de las mejores producciones independientes de Hollywood, encuentra la verdad en dos elementos cruciales:

  • La astuta forma de presentar la desoladora esterilidad sofocante del provincialismo y de su panorama medio oeste.
  • Las actuaciones de primera categoría que realiza un gran grupo de actores poco reconocidos.

Eso la convirtió en la mejor película de 1999, premiando a Hilary Swank, quien presenta la actuación más grande de su carrera con un muy merecido Oscar a mejor actriz por su interpretación de Teena Brandon y su metamorfosis en un chico fanfarrón llamado Brandon Teena.

Hilary Swank como Brandon Teena

Swank se convierte en Brandon Teena, no solo en la forma en la que el se viste sino en la forma en que se mueve, habla, gesticula y bromea.

Hilary Swank hace una interpretación sincera y valiente como Brandon, al mostrarse dispuesta a despojarse de su juventud, el glamour de una estrella de cine y convertirse en el personaje que interpreta.

La sutilidad de su personaje es asombrosa, no solo es una mujer interpretando un papel masculino, es una mujer interpretando una mujer que a su vez interpreta un hombre.

Intentar parecer convincente pero insegura, e insegura por la forma en que era percibida por los otros personajes, además de interpretar la transición de feminidad a masculinidad, fue algo que pudo lograr de una manera brillante.

La interpretación que Hilary Swank hace de Brandon es tan realista y empática que muestra a la audiencia no solo una historia de una mujer viviendo como un hombre, lo que implicaría una mujer meramente disfrazada que engaña a la gente.

En lugar de eso, es una historia de un hombre, que piensa como hombre, se siente como un hombre pero se encuentra atrapado en un cuerpo femenino.

La interpretación de Swank cruza la frontera al ámbito de lo real, algo que no es común en la actuación, y aun si estuviera sola en la pantalla, sería suficiente.

Sin embargo, Boys don’t cry cuenta con otras excelentes actuaciones como:

  • Peter Sarsgaard como el extraño drogadicto John Lotter.
  • Brendan Sexton III como su sádica cómplice, Tom Nissen.
  • Chloë Sevigny como Lana Tisdel, una joven carente de afecto y sexualmente aventurera con tan poca autoestima que se engaña en creer que Brandon en realidad es un hombre, incluso después de un encuentro sexual.

Esta película ha generado unas excelentes críticas, como

Cuenta la historia real de una forma honesta y cruda pero te deja aturdido y conmocionado al pensar que en estos tiempos modernos pueda existir tanta ira y odio por alguien que es “diferente” únicamente por su identidad sexual.

Además algunas escenas de esta película son memorables. Algunos consideran que Boys don’t cry (Los chicos no lloran) es uno de los dramas más agudos y brutales que se han presentado en la historia del cine.

Como cuando los amigos de Brandon revelan su secreto, de lo que muchos críticos han comentado:

Es fascinante y a la vez aterradora la intensidad dramática y la tristeza humana, así como la absoluta humillación que Brandon es forzado a soportar a manos de los macarras que lo atormentan. Se expande para convertirse en una representación simbólica de cada persona que ha sufrido una injusticia como esa por la irrazonable ignorancia o por cualquier razón.

Boys don’t cry no es acerca de la homosexualidad o travestismo, ni siquiera sobre una crisis de identidad sexual. Te acerca al alma del ser humano y te invita a hacer una reflexión.

Nos empeñamos en encasillar a las personas y nos incomoda de manera irracional cuando no conseguimos entender algunas realidades, pero la verdad es que no hay nada de malo en Brandon Teena o Teena Brandon, él solo es quien es, es único al igual que cada uno de nosotros.

Donde comprar la película: Boys Don’t Cry

Puedes comprar Boys Don’t Cry en Amazon.

Valoración de Lesbosfera

8

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…

Comprar Boys Don’t Cry

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Un momento, compañera, estoy creando los contenidos de Lesbosfera para 2020.

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)