fbpx

The L Word

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
14 votos
Cargando…
  • Título original The L Word
  • Año de estreno 2004
  • Temporadas 6
  • Episodios emitidos 70
  • Duración capítulo 50 minutos
  • Género(s) Drama, Romance,
  • creadores/as Michele Abbott, Ilene Chaiken, y Kathy Greenberg
  • Reparto

    Jennifer Beals (Bette Porter – 70 episodios), Leisha Hailey (Alice Pieszecki – 70 episodios), Laurel Holloman (Tina Kennard – 70 episodios), Mia Kirshner (Jenny Schecter – 70 episodios), Katherine Moennig (Shane McCutcheon – 70 episodios), Pam Grier (Kit Porter – 70 episodios), Rachel Shelley (Helena Peabody – 54 episodios), Daniela Sea (Max Sweeney – 44 episodios), Erin Daniels (Dana Fairbanks – 39 episodios), Marlee Matlin (Jodi Lerner – 29 episodios), Rose Rollins (Tasha Williams – 28 episodios), Sarah Shahi (Carmen de la Pica Morales – 26 episodios), y Lauren Lee Smith (Lara Perkins – 20 episodios).

Comprar

¿De qué trata la serie The L Word?

La serie de televisión que marcó un antes y un después para toda una generación de mujeres lesbianas y bisexuales, cuando no teníamos referentes nació una serie que nos dio todo el protagonismo y enseñó al mundo que las lesbianas existen.

Argumento de The L Word

Ilene Chaiken era la responsable del desarrollo de las telenovelas nocturnas de Aaron Spelling cuando produjo “The L Word”, inspirada por un personaje de “Heartbeat”, una producción del propio Spelling de los años 80, en particular por una mujer lesbiana que aparecía representada en esa serie.

The L Word es un drama que retrata la vida, las relaciones amorosas y sexuales, las mentiras y los problemas cotidianos de un grupo de siete amigas lesbianas, bisexuales, heterosexuales y transexuales que viven en Los Ángeles, concretamente en West Hollywood, su pequeño planeta lésbico.

Son un tipo de personajes que la personas que ven programas de televisión en el horario de máxima audiencia no están acostumbradas a ver y, más aún, la serie muestra las vidas de estas amigas de una manera descarada y directa, sin ningún tipo de excusa ni de vergüenza.

El mundo de The L Word está repleto de sexo, dinero y drama. En él se mueven un grupo de mujeres que se enfrentan a diversos problemas y a situaciones tales como el mundo de las citas, las rupturas, los retos de la amistad, la necesidad de elegir bandos y las aventuras que suponen los viajes, entre otros aspectos de la existencia.

Sin embargo, la serie no es perfecta. A menudo no trata en profundidad temas tan complejos como el proceso de cambio de sexo, la identidad de género o la diversidad, y con frecuencia excluye a diversos colectivos de la comunidad LGBT.

Pero la realidad es que ha hecho historia a la hora de normalizar la idea de presentar personajes femeninos homosexuales en televisión, al mismo tiempo que ha conseguido visibilizar a un segmento de la audiencia que deseaba intensamente ser representada en televisión, y nunca lo había conseguido con anterioridad.

Comprar la serie

Críticas y opinión de la serie

The L Word es una serie disruptiva, elegante, bien creada y magníficamente producida, que no te dejará indiferente.

Muestra a mujeres muy bellas, muy femeninas y sexis, que resultan ser lesbianas y no hay nada de malo por ello, distanciándose así de los estereotipos, que suelen considerar a las mujeres lesbianas como marimachos con una estética muy masculina.

Además, esta serie también sorprende (o al menos lo hacía cuando fue estrenada)  a la hora de presentar a unas protagonistas que son mayoritariamente mujeres lesbianas.

Por aquellos años, las películas y series dirigidas al gran público rara vez tenían como protagonistas a personas homosexuales o transexuales, y era poco habitual ver en ellas a personajes LGBTI+ que fueran verdaderamente profundos o que tuvieran un peso activo importante en la trama.

Afortunadamente, a día de hoy tenemos una lista muy amplia de películas centradas en temáticas LGBTI+ que representan a sus protagonistas como homosexuales de la forma más natural, como siempre debió ser.

Frente a esto, The L Word es una serie interesante, colorida y está llena de personajes singulares con los que formas una conexión emocional muy profunda, sin dejar por ello de mostrar interesantes escenas de sexo lésbico muy realista.

La serie aborda una gran cantidad de temas y muestra de una forma realista las experiencias vitales de las mujeres lesbianas.

Pero lo cierto es que no tienes por qué ser una mujer homosexual para disfrutar de esta serie. Es un show que puede gustar a todo tipo de personas, porque es muy entretenido y divertido. Además, tiene la banda sonora más guay de la historia de la televisión.

The L Word fue estrenada en un año en el que se iban a producir unas elecciones presidenciales, en un momento en el que el debate sobre la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos había alcanzado su punto álgido.

Por ello, algunos espectadores de esta serie esperaban que el programa se implicara más respecto a algunas de las principales reivindicaciones de la comunidad homosexual estadounidense.

Muchos miembros de la comunidad LGBTI+ piensan que la serie nunca ha apoyado verdaderamente el movimiento por los derechos de los homosexuales y que ha mostrado muy poco interés por incluir a la comunidad gay y sus experiencias vitales.

Pero no todo son críticas. Algunos sectores de la comunidad gay, especialmente las lesbianas, se ven representados en The L Word y gracias a ella se han sentido menos solas. Piensan que da a las lesbianas un lugar en la sociedad, al mismo tiempo que la gente disfruta de una buena trama.

Quizá sería necesario un análisis más amplio y serio para saber si The L Word representa de forma adecuada y profunda a la comunidad homosexual. Sin embargo, aunque es un poco comercial y no siempre se dirige únicamente al público lésbico, ha hecho historia, por lo que pese a no representar exactamente la forma en la que vivimos y amamos, al menos incluye el punto de vista de nuestra comunidad, algo que se debe valorar en su justa medida.

Desde el mismo momento en el que The L Word se estrenó, Internet se vio invadido por las opiniones y reacciones de los espectadores, sorprendidos por la libertad y atrevimiento de los diálogos de su primera temporada. Su éxito arrollador hizo que la serie fuera renovada para una segunda temporada después del estreno del primer capítulo.

Mientras se esperaba el estreno de la segunda temporada, el interés por la serie no disminuyó. Llegó a ser tan popular que hizo que sus fans gays y heterosexuales hablaran constantemente sobre aspectos tales como la sexualidad de la actriz protagonista o quién iba a abandonar la serie y por qué, entre otros temas.

Pero, por desgracia, la mayoría de las discusiones se centraron en lo buenas que estaban las actrices (que no les falta razón), en vez de hablar de otras cuestiones más importantes tales como la transexualidad o el maltrato en el ámbito doméstico.

La segunda temporada es bastante buena y cuenta con un elenco repleto de verdaderas estrellas como Sandra Bernhard, Camryn Manheim, Gloria Steinem, Ariana Huffington y Melissa Rivers, como consecuencia del éxito arrollador de la primera temporada.

Tras la primera temporada, el argumento de The L Word mejoró y dejó de centrarse de forma casi exclusiva en el sexo, como ocurría anteriormente. La audiencia empezó a encariñarse con algunos de los personajes y a odiar a otros, pero en todo momento se presentaban personajes complejos que tenían, como todos los seres humanos, sus virtudes y sus defectos.

La tercera temporada de The L Word, por otra parte, es una locura y está repleta de escenas desagradables que afectan a prácticamente todos los personajes principales.

En la cuarta temporada, aumenta mucho el elenco, pues se añaden aproximadamente diez personajes nuevos y esto es algo que tuvo un impacto muy importante en el desarrollo de la serie.

Pero después de la primera temporada, la quinta es la mejor de The L Word. Los nuevos personajes tienen sentido y son genuinos, realistas y divertidos. Es un preludio de la última temporada, llevando hacia un final que es obligado, y esto es algo que queda claro si has seguido la serie a lo largo del tiempo.

Respecto al elenco protagonista, Jennifer Beals es magnífica e interpreta a la perfección el papel de una atractiva e independiente mujer lesbiana, pero no es la única actriz que destaca dentro de esta producción.

Todo el elenco en general es genial, desde Carmen (Sarah Shahi), la inteligente y preciosa DJ, pasando por Bette, una poderosa mujer lesbiana del mundo del arte de Los Ángeles; Helena, la rica pija reformada, y Dana, jugadora de tenis profesional, hasta llegar a Alice, la astuta e inteligente cotilla bisexual y creadora de “The Chart”, que recoge los detalles de las actividades sexuales del grupo. Las amarás o las odiarás pero, sin duda alguna, los personajes de The L Word no te dejarán indiferente.

Para terminar, te recomiendo encarecidamente que veas esta serie. No solo porque verás cómo se representa una parte de tu vida en una serie de televisión, si eres lesbiana, o solo porque sea divertida y entretenida, si eres heterosexual.

Hazlo simplemente porque las mujeres que aparecen en The L Word son vibrantes, dinámicas y acabarás enamorada tanto de ellas como de su “pequeño planeta lésbico”.

Donde comprar la serie: The L Word

Puedes comprar The L Word en Amazon.

Valoración de Lesbosfera

10

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
14 votos
Cargando…

Comprar The L Word

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.