fbpx

Estudios sobre niños criados por dos madres

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Resumen: ¿Crees que hay diferencias entre los niños criados en familias homoparentales y heterosexuales? Vamos a ver qué dicen los estudios realizados.

Hoy en día hay muchas opiniones acerca de la adopción por parte de parejas LGBT, algunas positivas pero otras completamente diferentes.

Pero lo más importante aquí son las consecuencias para los niños, aunque tal vez no haya ninguna consecuencia realmente, ¿crees que las hay?.

Eso es lo que mostraremos en este artículo por medio de estudios realizados en niños criados por dos madres.

Los hijos de parejas de lesbianas son equilibrados

Nuestro primer estudio es de CNN, se ha concluido que los niños criados por una pareja de lesbianas perfectamente equilibrados, no sólo en el ámbito social sino también en el académico y esto es algo en lo que sobresalen comparados con los hijos de familias tradicionales.

En otro estudio publicado por el diario journal Pediatrics, se siguió a 150 madres lesbianas desde 1986, 78 adolescentes que fueron criados por estas parejas e hicieron parte del estudio, fueron entrevistados cuando tenían 10 años y una vez más cuando tenían 17.

Los resultados mostraron que estos niños eran menos propensos a romper las reglas o a exhibir un comportamiento agresivo. Sin embargo en aquellos niños que se sintieron “estigmatizados” por su estructura familiar, fue más probable que llegaran a presentar problemas de comportamiento.

Por otro lado, los expertos no encontraron diferencias psicológicas importantes entre aquellos que fueron estigmatizados y aquellos que no lo fueron.

Otro hallazgo de acuerdo al estudio fue que aun en hogares donde las parejas gay se habían separado, a los jóvenes de dichas parejas les iba igual o mejor que a los jóvenes de las familias tradicionales.

Es importante aclarar que la crianza de los hijos por parejas de lesbianas sigue siendo motivo de controversia en relación a la adaptación psicológica de los niños.

Pero estos datos pueden hacerte empezar a pensar en una idea: la familia moderna se presenta en diferentes matices y tamaños, los lazos más fuertes son creados por una red de apoyo conformada por la comunidad, familiares y amigos extendidos. Y sobretodo, la sangre no es el único vínculo que forma una familia.

Los niños criados por parejas del mismo sexo son saludables y felices

Otro estudio muestra que a los niños criados por parejas del mismo sexo les va un poco mejor que a los hijos de parejas heterosexuales.

El estudio fue efectuado por la Universidad de Melbourne, los investigadores encuestaron a 315 padres y madres que conformaban parejas del mismo sexo, los cuales estaban criando 500 niños en total.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Los niños lograron un puntaje un 6% más alto que los niños de la población en general.

Esto puede ser debido a que en las parejas del mismo sexo los padres tenían que “tomar roles que se ajustaran a sus habilidades en vez de caer en los estereotipos de género” lo que hacía que la familia fuera más armoniosa y a su vez contribuía a la buena salud y bienestar, de acuerdo con lo expuesto por el Dr. Simon Crouch, líder de la investigación.

Algunos grupos que se oponen al matrimonio entre parejas del mismo sexo, opinan que este estudio no debe tomarse como válido pues no tiene en consideración “qué sucede cuando el niño alcanza la edad adulta”.

Otros dicen que los niños criados por parejas del mismo sexo tienen más problemas, el estudio con más frecuencia citado por quienes piensan esto, fue conducido por el sociólogo Mark Regnerus y en realidad no estudió en sí niños criados por parejas del mismo sexo.

Sólo dos de los niños de la muestra de Regnerus fueron criados desde el nacimiento por padres del mismo sexo, mientras que casi la totalidad de los demás niños que estaban con parejas del mismo sexo, fueron producto de “uniones heterosexuales fallidas” que por circunstancias de la vida, en algún punto alguno de los padres rehizo su vida con una persona de su mismo sexo.

Niños criados por madres solteras se desarrollan tan bien como los niños criados por dos padres

Hace algún tiempo había muchos prejuicios acerca de las madres solteras, pero después de realizar estudios para analizar los posibles problemas psicológicos que pueden sufrir los niños criados solo por la madre, descubrieron que estos niños no presentaron ningún tipo de problema.

Actualmente, los padres homosexuales sufren los mismos prejuicios que las familias monoparentales, a causa de la falta de información y la homofobia.

Ahora hablemos del estudio de los investigadores de la Universidad de Amsterdam, ellos estudiaron 68 madres que decidieron criar a sus hijos solas y otras 59 madres que conformaban familias heterosexules tradicionales.

En estos estudios tomaron en cuenta unas variables que fueron comparadas de acuerdo a tres cuestionarios evaluativos. Una de las razones por las que se realizó el estudio fue que hay una asunción de que crecer en una familia sin un padre no es bueno para el niño.

Se concluyó que no hubo diferencias en cuanto a la implicación emocional, el comportamiento problemático interno y externo de los niños o el estrés parental entre ambos tipos de familia.

Basados en estos resultados, Mathilde Brewaeys del Centro de Especialización en Disforia de Género, declaró que los niños que eran criados por madres solteras disfrutaban de una relación de padre-hijo similar a la de los niños criados por familias heterosexuales convencionales.

Cuando el matrimonio no es una opción

La Academia Americana de Pediatría reconoce que es posible para los padres solteros o para los que no están legítimamente casados superar los retos a los que se enfrentan al criar niños en estas circunstancias.

No hay evidencia que el restringir el acceso a una adopción amorosa y afectuosa sobre la base del género u orientación sexual de los padres sea mejor para ellos.

El Grupo de trabajo AAP sobre la familia informó que las personas casadas son física y emocionalmente más saludables, comen mejor y supervisan la salud de los demás, además tienen menos probabilidades de participar en comportamientos que pongan en riesgo la salud, como el alcohol o el abuso de drogas.

Se ha establecido que los padres casados, unidos de forma permanente pueden crear un ambiente más propicio para el desarrollo de los niños.

Hablando de parejas del mismo sexo, hay una encuesta que descubrió que los niños con padres casados del mismo sexo, son más felices que los niños criados por parejas que no están casadas.

El amor forma una familia, no la biología

De acuerdo a las bases científicas los padres LGBTIQ no son menos capaces ni menos adecuados que los padres heterosexuales, a este respecto una investigación sugiere que los niños criados por padres del mismo sexo se desarrollan tan bien emocional, social y académicamente como sus pares hijos de parejas heterosexuales.

Esta investigación incluso mostró que hay beneficios para los niños que fueron criados por parejas gays. La razón es que ellos muestran una mente más abierta hacia la diversidad de familia, de sexo y de género.

El presidente de la NOM, John Eastman, dijo de las familias adoptivas:

La adopción por una pareja heterosexual, es de lejos la segunda mejor opción (la primera sería no tener que recurrir a la adopción)

El punto fundamental que NOM omite es que el amor hace la familia, no la biología.

En relación a esto, Even David Blankenhorn, declaró que los padres adoptivos son tan capaces como los padres biológicos, y agregó que

los estudios demuestran que, debido al riguroso proceso de selección al que son sometidos antes de adoptar, superan en algunos aspectos de la paternidad a los padres biológicos, sobre todo a la hora de proporcionar cuidados y protección para sus hijos

Después de todo una familia no es sólo una madre, un padre y su hijo biológico viviendo juntos bajo un mismo techo. Algunas personas toman una opción diferente.

Hay niños con dos madres o dos padres y con una madre o un padre. También hay muchos niños que viven con un pariente cercano.

La familia son las personas con quienes te sientes a salvo, respetado y querido.

Estudio tras estudio se confirma que la orientación sexual de los padres no tiene absolutamente nada que ver con su habilidad paternal.

Hay muchos excelentes padres del mismo sexo, adoptivos, solteros, abuelos, tias y tios que luchan a diario contra esta idea.

Lo que dicen los niños

Ahora, dejemos que los propios niños hablen. Me ha parecido interesante la experiencia de Taisce Gillespie, el cual fue criado por dos mujeres lesbianas y piensa que su niñez fue maravillosa.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Amor incondicional

La opinión de Taisce es que en el ambiente en el que creció abundaba el amor y por esa razón fue imposible sentir que le faltaba algo.

Afirmó:

El amor es el elemento clave en el desarrollo de los niños, obviamente el alimento y un hogar son necesarios también, pero si un niño es amado incondicionalmente crecerá sano

Su familia inmediata se componía por él, su madre biológica, su otra mamá y sus dos hermanos (quienes eran hijos del anterior matrimonio de su otra madre). Su padre biológico era un donante de esperma de quien no sabe nada.

Él piensa que su familia era muy normal. Sobre su niñez, recuerda principalmente alegría, risas y felicidad. Obviamente también recuerda algunas lágrimas y peleas, como en cualquier familia.

Nunca tuve un padre y no me afectó de forma negativa

Se ha dicho que un niño necesita ambas figuras paternas, una madre y un padre, pero Taisce nunca tuvo un padre y no siente que esto le haya afectado de ninguna manera.

Lo que es importante para los niños durante su desarrollo es el buen ejemplo de quienes les proporcionan todo el amor y apoyo que necesitan, no importa el género u orientación sexual de sus modelos a seguir.

Si te estás preguntando, ¿qué hay de la figura paterna?. No tiene que ser un padre, los niños siempre encontrarán en el sexo opuesto modelos a seguir en sus vidas.

Puede ser un hermano mayor, un tío, amigos de la familia, profesores…. Taisce dijo al respecto:

Crecí rodeado de muchas personas homosexuales y lo pasé genial. Creo que las personas gay son increíbles, – Es decir, son exactamente iguales a los demás, pero creo que debido a que la sociedad en general los ha obligado en algún punto a detenerse y examinar quién y qué son, poseen una mayor sabiduría y son más profundos.

No confundas lo no convencional con lo disfuncional

Uno de los problemas más grandes en la vida de Taisce ha sido la gran cantidad de adultos que han descrito su familia como disfuncional. Es este tipo de mentalidad cerrada la que lleva a la gente a confundir no convencional con disfuncional.

Desafortunadamente la actitud de la sociedad forzó a las madres de Taisce a sufrir muchas dificultades por el simple hecho de querer brindarle un hogar a un niño.

Pero él cree que fue increíblemente afortunado al haber sido criado por dos personas que le brindaron todo el amor y todas las demás cosas que necesitaba para prosperar en la vida.

¿Cómo reaccionaron otros niños?

Este aspecto es complicado, porque para un niño de un hogar homoparental es difícil desenvolverse frente a sus compañeros, especialmente durante la fase en que todo lo que quieren hacer es encajar.

Sin embargo, en la experiencia de Taisce, recuerda haber recibido más burlas por tener un acento inglés o por ser un poco robusto, que por tener dos madres.

La verdad es que los niños siempre encontrarán una razón para molestar y meterse con otro niño si es eso lo que quieren.

Taisce dice,

para ser honesto, creo que la mayoría de mis compañeros temían hablar de mis madres lesbianas, probablemente era tan extraño para la mayoría de ellos que lo consideraban tabú. Recuerdo a alguien que ingeniosamente cambió mi nombre de Taisce Gillespie a Taisce Lesbiana-Gay, cosas típicas del colegio, pero no era la norma

Finalmente él piensa que todos tenemos que estar de acuerdo y aceptar el lugar de donde venimos y las cosas que nos hacen diferentes. Además este es un gran tema de conversación, tenemos que asegurarnos de educar adecuadamente a nuestros jóvenes sobre la igualdad.

Los opositores del matrimonio igualitario

Al hablar sobre los opositores del matrimonio igualitario, sabemos que sus argumentos continúan basándose en los supuestos daños que sufrirán los hijos de parejas del mismo sexo si se legaliza el matrimonio, intentando de este modo convertirlo en un problema para los niños.

Aunque en la lucha por los derechos civiles se trata de reconocer la igualdad de los gays y lesbianas y el derecho a que sus relaciones sean tratadas de la misma forma por la ley, la verdad es que también se trata de los niños.

Ya lo hemos visto en las estudios, pero la investigación sobre los hijos criados por parejas del mismo sexo concluye que los padres homosexuales no representan una desventaja para ellos.

De hecho los estudios han demostrado que la salud emocional y mental de los niños criados por parejas heterosexuales es en esencia la misma que la de los niños criados por parejas gays y lesbianas.

Sin embargo, una diferencia que se presenta es que los niños de parejas del mismo sexo son más abiertos de mente, más empáticos, más conscientes de sí mismos y más hábiles para comunicar sus sentimientos.

La razón es que no se rigen por estrictos roles de género, son libres para disfrutar de una gama mucho más amplia de intereses.

Vamos a generar amor, compasión y tolerancia en nuestra sociedad

La clave de una niñez saludable es: la estabilidad, el amor, la compasión y la tolerancia.

Los niños no deben ser estigmatizados porque sus familias no cumplen con la “norma”, aun si son criados en familias interraciales, familias monoparentales o parejas del mismo sexo.

Además cuando la ley no reconoce a tu familia, los estigmas y miedos son perpetuados y reforzados.

Conclusiones

Así que no, el matrimonio entre parejas del mismo sexo no es un problema, los hijos en familias homoparentales tampoco lo son. El matrimonio igualitario es un derecho de los padres y de sus hijos a vivir en un ambiente que los proteja y los reconozca. Y un fuerte impulso para que la sociedad cambie su forma de ver las relaciones entre parejas del mismo sexo.

Más allá de los derechos legales importantes que serán atribuidos a los niños de parejas del mismo sexo cuando se casen, como heredar, derechos de visitas en hospitales, adopción, entre otros que aseguran su estabilidad. La ley es reflejo de los juicios morales de nuestra sociedad.

En muchos países nuestras leyes reflejan un juicio moral que da a entender que las relaciones del mismo sexo son menos, no son válidas, y no merecen el reconocimiento del gobierno.

Además del daño causado a quienes están en relaciones del mismo sexo, los niños criados por gays y lesbianas han sufrido por este juicio moral.

Es hora de que las leyes de nuestra sociedad en los diferentes países proponga un nuevo juicio moral en el que las parejas del mismo sexo no sean estigmatizadas, en el que sus relaciones sean reconocidas por la ley y en la que sus niños estén protegidos.

¿Cómo preferirías tener un hijo con tu chica?

¿Lo habéis hablado alguna vez? ¿lo tenéis claro? me encantaría saber vuestra opinión, anímate a comentar.

Si pudieras elegir...

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

También te podría gustar...

Sobre este artículo

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja un comentario

El email no se publica. Todos los campos obligatorios, salvo Web.