fbpx

Fruta Prohibida

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando…
  • Título original Oranges Are Not the Only Fruit
  • Título en Español Fruta Prohibida
  • Año de publicación 2017, primera publicación en 1985
  • Longitud 176 páginas
  • Género(s) Ficción
  • Escritor/a Jeanette Winterson
  • Editorial Lumen
  • Personajes principales
    • Jeanette.
    • Melanie.

Comprar

Sobre Jeanette Winterson

Jeanette Winterson escritora de novelas lésbicas
Puedes leer la biografía de la autora en la opinión del libro: ¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?

Argumento del libro Fruta Prohibida

Fruta Prohibida es la historia de Jeanette (la narradora), quien fue adoptada por una familia pentecostaliana de creencias muy estrictas.

Entusiasta y apasionada, parece estar destinada a ser misionera. Su madre en particular presiona a Jeanette para que elija ese camino, pero entonces ella acepta la atracción que siente por las personas de su mismo sexo y el precario equilibrio que existía en ese hogar temeroso de Dios se desmorona.

Con dieciséis años, Jeanette decide abandonar su iglesia, su hogar y a su familia, para seguir a la mujer que ama.

Fruta prohibida es la novela debut de Jeanette Winterson, la aclamada autora de novelas como La pasión y Espejismos.

Fruta Prohibida es un viaje de varios días a los extraños límites del exceso religioso y la obsesión humana.

Esta novela ganó el premio Whitbread a la mejor novela de ficción escrita por un autor novel.

Comprar el libro

Críticas y opinión del libro

Fruta prohibida” es una historia que mezcla humor y tristeza.

En ella, la autora relata, basándose en sus propias experiencias, la historia de una mujer que se cría en una familia de cristianos evangélicos bajo la supervisión de su estricta y fanática madre, que cree que su hija está destinada a ser misionera.

Aunque no es un relato completamente autobiográfico, no sabemos realmente dónde acaba la realidad y empieza la ficción. En la introducción de “Fruta Prohibida”, Winterson escribe:

¿Es este libro una autobiografía? No, en absoluto y, al mismo tiempo, sí, por supuesto.

Después de este libro, escribió una verdadera autobiografía, titulada: “¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?”.

No es ningún secreto que se trata de una novela que se centra en relatar el proceso de transición hacia la madurez y de salida del armario de una joven lesbiana que vive en un hogar de estrictas convicciones cristianas, pero cuenta mucho más.

Descubrirás que este libro es divertido, conmovedor e interesante a partes iguales.

Combina una narrativa ligera con una expresiva soltura que hace de su lectura una experiencia alegre y dicharachera, un festín de poéticas alusiones al amor lésbico e irónicos círculos de historias re-inventadas procedentes de la mitología y los cuentos de hadas.

Los comentarios homofóbicos resultan indignantes. Si no tomáramos algo de distancia y de humor para equilibrar la balanza, “Fruta Prohibida” probablemente sería una historia imposible de soportar.

Te encantará como la protagonista se niega a disculparse y su inquebrantable aceptación de sí misma cuando nadie más tenía fe en ella. A la gente le da miedo aquello que no puede comprender y los personajes de este libro no son una excepción.

Fruta Prohibida es un libro escurridizo, pues está entretejido con fábulas y pensamientos profundos. A veces, resulta desolador leer cómo Jeanette acaba siendo tratada por personas que ha conocido toda la vida, pero te encantará la humildad, el humor y la fortaleza que transmite en este libro la voz de Jeannette Winterson.

No pienses en este libro simplemente como otra novela de amor lésbica. Es su relación con su madre y con su fe los motivos que articulan la historia y forman esta intrigante novela. De hecho, la lectora puede notar cómo la protagonista se vuelve más y más independiente con cada página que pasa.

Winterson ha capturado de forma brillante la lucha interna que protagoniza Jeanette para encontrar su lugar en el mundo mientras acepta el hecho de que le gustan las mujeres.

Aunque no se examinan profundamente sus experiencias lésbicas, se encuentran en la periferia de la narración, al igual que otros personajes interesantes que ayudan a Jeanette a lo largo del camino.

Winterson proporciona a la protagonista la dignidad que tiene un niño que ha crecido creyendo profundamente en algo, y aún así sigue teniendo problemas con su amor propio y con su fe, en un momento en el que al parecer le había traicionado.

Su transformación de una niña inexperta a una mujer madura que explora el mundo que la rodea es, de alguna manera, liberadora.

Fruta prohibida tiene personajes que están bien escritos, que evolucionan a un buen ritmo y que están estupendamente concebidos.

Se ha convertido en un clásico porque anima a la gente a cuestionarse aspectos como el funcionamiento de la sociedad, las convicciones religiosas y los prejuicios.

Se trata de estar anclados en un dogma y descubrir poco a poco que existen otras visiones y perspectivas que merecen nuestra atención.

Este libro te hace preguntarte muchas cosas sobre su autora y hace que te preguntes como, en la intimidad de sus casas, nuestros amigos y vecinos llevan todo tipo de vidas diferentes, sin que nosotros lo sepamos.

A lo largo de Fruta prohibida, existen historias muy interesantes interconectadas con la trama principal. Estas historias presentan mensajes muy relevantes que se vinculan a las experiencias por las que Jeanette está pasando.

El hecho de que Winterson pasara de ser una chica con una educación pobre y ocasional, sin ningún tipo de apoyo familiar, a conseguir una licenciatura en la universidad de Oxford y a escribir libros galardonados con todo tipo de premios y series de televisión, parece precisamente una historia de ficción.

Este toque de fantástica realidad es absolutamente delicioso.

Todos y cada uno de los capítulos de “Fruta prohibida” se titula como un libro de la Biblia, empezando con el libro del “Génesis” y acabando con el de “Ruth”.

Además de la maestría de Winterson a la hora de entretejer motivos bíblicos y relacionados con los cuentos de hadas, resulta particularmente excitante ver cómo evita la trampas de la cultura heteronormativa y sexista y su lenguaje dándoles completamente la vuelta.

El lesbianismo no es el tema principal de la novela. La religión y el cuestionamiento de uno mismo son los aspectos que más importancia tienen en la trama.

Este libro tiene todas las alegrías y peligros no solo de una historia de madurez, sino también de un verdadero “Kunstlerroman”, es decir, una narración en la que se encuentra el proceso de crecimiento del artista.

Fruta Prohibida está maravillosamente escrito, con humor y sabiduría, entretejiendo de forma magistral el alter ego mágico de Jeanette dentro y fuera de la prosa.

Salpicado de parábolas, referencias a cuentos de hadas y pasajes que evocan tantos sermones de fuego y azufre, “Fruta Prohibida”, es una historia profunda, conmovedora, perspicaz y a menudo muy divertida, del paso hacia la madurez.

Se trata de ser moldeada para ser una persona en concreto y cómo se puede romper ese molde poco a poco para descubrir quién eres de verdad.

Debería ser lectura obligatoria para las adolescentes de todo el mundo.

Trata sobre el hecho de haber comido una única fruta, como las naranjas, toda la vida y cómo finalmente tus papilas gustativas despiertan cuando pruebas por fin otra cosa.

Su extravagante estilo narrativo te encantará, particularmente en lo que respecta a sus frases devastadoras y las epifanías que describe.

¡No esperes más, cómpralo y léelo hoy mismo!.

Donde comprar la novela: Fruta Prohibida

Puedes comprar Fruta Prohibida en Amazon.

Valoración de Lesbosfera

8
--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando…

Comprar Fruta Prohibida

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!