fbpx

Como ayudar a niños que sufren homofobia

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando...

Resumen: ¿Cómo detectar y frenar el acoso escolar LGTBI? ¿Qué podemos hacer para mejorar la vida de nuestros niños?. En este artículo ofrecemos una guía completa a padres y profesores para erradicar esta lacra.

La homofobia, por desgracia, sigue siendo un problema importante en las escuelas. El problema surge no sólo entre los niños, sino muchas veces también con los profesores y otros adultos.

Es importante que los profesores y tutores fomenten la tolerancia y la aceptación de la diversidad, sea de la clase que sea.

Los padres por su parte también juegan un papel crucial en la normalización de la homosexualidad, proporcionando en casa una educación abierta y sin prejuicios.

Tal inclusión y aceptación beneficia tanto a los estudiantes identificados como heterosexuales, como a sus compañeros LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales o transgénero) al crear un ambiente seguro y cómodo para todos.

¿Que es el bullying o acoso homofóbico?

La palabra homofobia se deriva del griego ‘homo’ (que significa ‘mismo’) y ‘fobia’ (que significa ‘miedo’), puede definirse como un disgusto irracional, odio o miedo a individuos que son o parecen ser lesbianas, gay, transexuales o bisexuales.

Esto genera consecuencias negativas que van desde perjudicar el autoestima de una persona hasta en casos muy graves, causar su muerte.

El bullying homofóbico se presenta cuando un grupo de personas o un individuo se comportan o hablan a otra persona de forma que haga que ésta se sienta ofendido por su sexualidad o por lo que otros perciben como su sexualidad.

Al igual que otras formas de bullying, el bullying homófobo puede manifestarse a través de insultos, rumores, cyber acoso, abuso físico, sexual o emocional. Sin embargo en ocasiones el acoso puede ser sutil, y manifestarse cuando otros te ignoran o te tratan con menos respeto.

Como cualquier tipo de acoso escolar, es producto del desconocimiento o la ignorancia que tienen muchos niños, en este caso acerca de la homosexualidad.

¿Es muy común?

El bullying homofóbico es la forma más frecuente de acoso escolar de acuerdo al reporte publicado por la escuela Stonewall:

  • El 45% de estudiantes lesbianas, gay, bisexuales y el 65% de los transgénero son acosados y menospreciados en la escuela por ser LGBT.
  • El 52% de los estudiantes gay han escuchado frases como ‘maricón’ o ‘tortillera’ en la escuela.
  • El 53% de las lesbianas, gay y bisexuales jóvenes no sienten confianza en hablar con un adulto acerca de su sexualidad.
  • El 84% de los transgénero jóvenes se han auto infligido daño físico. En cuanto a las lesbianas, gay y bisexuales un 61%.
  • Sólo el 29% de los estudiantes LGBT acosados aseguran que los maestros intervienen cuando presencian el acoso. Es decir, en la inmensa mayoría de los casos, el profesor no hace nada.
  • Un preocupante 9% de estudiantes transgénero han recibido amenazas de muerte.

El acoso escolar por homofobia ha sido reportado en escuelas de primaria y de secundaria y es importante saber que no todos los que sufren bullying homofóbico son LGBT ni tienen dudas sobre su sexualidad. Incluso profesores, padres y otros adultos en las escuelas han sido acosados de esta forma. En resumen, es algo que puede pasarle a cualquiera.

¿Por qué pasa?

Como cualquier forma de acoso puede ocurrir en cualquier etapa de la vida de una persona.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Sin embargo el bullying homofóbico en su mayoría es experimentado en la época en que los jóvenes están empezando a desarrollar su propia identidad, mientras están expuestos a los confusos mensajes que transmite nuestra sociedad acerca de lo que significa ser un hombre o una mujer, en contraste con el estereotipo de lo que significa ser lesbiana o gay.

La raíz del problema puede radicar en prejuicios hacia las lesbianas y los gay, pero incluso niños pequeños que aún no entienden lo que es la homosexualidad pueden ser influenciados por la ignorancia y estereotipos de la sociedad para que desarrollen comportamientos homofóbicos.

Aunque algunas niñas y niños tal vez tengan motivos individuales que sean más complejos, sin embargo las causas más comunes incluyen:

  • Necesidad de poder.
  • Necesidad de ser aceptados.
  • Miedo.
  • Inmadurez.

El miedo es una de las mayores causas del acoso escolar, puede ser miedo a lo desconocido, miedo de quienes son diferentes, o un miedo generado por la inseguridad que se produce durante la etapa en que se desarrolla la sexualidad propia.

¿Quienes son los acosadores?

Los hombres son las principales víctimas y las agresiones son cometidas por otros chicos.

El bullying, especialmente si es agresivo física o verbalmente es con frecuencia deliberado, pero a veces los agresores no son conscientes del daño que están haciendo.

Tal vez crean que a la víctima le hacen gracia sus “chistes” o que la etiqueta que le han puesto es simplemente un apodo.

A veces algunos adultos o incluso maestros pueden motivar este tipo de comportamientos incorrectos por el uso negligente de palabras como “mariquita” refiriéndose a los chicos sensibles, o tal vez diciéndole a las chicas que no pueden hacer tareas de hombres.

Muchas veces, simplemente se fomenta por no tomar medidas contra los insultos homofóbicos. Como se suele decir, si no eres parte de la solución, eres parte del problema.

¿Quienes son las víctimas?

Cualquiera puede convertirse en victima del bullying escolar por su orientación sexual:

  • Chicos o chicas heterosexuales cuya apariencia es percibida como homosexual.
  • Jóvenes y adultos que son gay, lesbianas, bisexuales o transgénero.
  • Niños que tienen familiares, hermanos o amigos que son gay o lesbianas.
  • Cualquier persona que enseña o aprende en un ambiente en el que este tipo de comportamiento es tolerable.

Por desgracia, algunas personas son el blanco perfecto para este tipo de acoso por su apariencia, comportamiento, rasgos físicos, porque tienen amigos o familiares LGBT o tal vez sólo porque son diferentes.

Vamos a hablar un poco más sobre ellos.

Niños o niñas que se perciben como gays o lesbianas

Los jovenes que estan seguros de su identidad homosexual y han decidido revelarlo a sus compañeros están expuestos a insultos homofóbicos.

Sin embargo algunas de las víctimas en las escuelas son demasiado jóvenes para estar seguros de su orientación sexual y otros son heterosexuales, por lo que cualquiera puede ser víctima de este tipo de acoso.

Padres gay y madres lesbianas

Es un hecho que en las escuelas hay una gran variedad de tipos de familias:

  • Ambos padres biológicos
  • Padres adoptivos
  • Familias monoparentales
  • Familia extensa
  • Familias de un segundo matrimonio
  • Padres gay o madres lesbianas

Por este motivo las escuelas que no tienen una cultura incluyente y no discriminatoria pueden hacer que los jóvenes sientan que su familia no es aceptada.

En algunos casos los profesores pueden empeorar la situación al encasillar las familias en estereotipos de lo que ellos consideran “normal”.

Todos estos factores pueden contribuir a que tu hijo sea el blanco perfecto de los agresores.

Los profesores

No solo los alumnos están expuestos al bullying por ser gay en las escuelas. Los profesores pueden ser agredidos también.

En muchos casos estos abusos trascienden las puertas de la escuela. Gays, lesbianas y bisexuales son atacados verbalmente cerca a sus hogares o en lugares públicos.

Por lo tanto es muy importante que todas las políticas anti-bullying de las escuelas apoyen a todos los miembros de la comunidad, adultos y niños, además de proporcionarles todas las herramientas disponibles para defenderse y protegerse.

¿Es ser gay o lesbiana el problema?

Ser lesbiana, gay, bisexual o transgénero no es el problema.

Es la reacción negativa de otras personas lo que puede ser agobiante y lo que lo hace más difícil aún es mantener la situación en secreto ante familia, amigos y profesores.

En estas circunstancias los jóvenes pueden estar emocionalmente exhaustos por tener que aceptar sus propios sentimientos además de lidiar con los problemas que tienen los demás respecto a su orientación sexual.

¿Cómo puede el acoso homófobo afectar a los jóvenes?

El bullying en general afecta a niñas y niños de todas las edades y el bullying homofóbico no es la excepción.

Algunas de sus consecuencias pueden incluir:

  • Problemas en su educación. Ausentismo escolar.
  • Autoestima severamente afectada que pone en riesgo su potencial académico.
  • Desórdenes depresivos o dependencia a las drogas o el alcohol.
  • Comportamientos autodestructivos y suicidio.

¿Que pueden hacer los padres contra el bullying LGBTQ?

Los padres o tutores juegan un papel importante al afrontar la homofobia contra sus hijos, aquí hay algunos consejos para ti:

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

  • Si te enteras que tus hijos están siendo agredidos de esta manera, habla con la escuela.
  • Haz tu mejor esfuerzo por ser honesto y abierto en la relación con tus hijos, de esa manera si experimentan este tipo de abuso, puede que sientan la confianza de hacértelo saber.
  • Habla de tus hijos con sus tutores con regularidad, de esta manera quizá puedas descubrir indicios sobre si algo va mal.
  • También puedes buscar pistas con otros adultos o incluso con sus amigos.
  • Enseña a tus hijos a ignorar los ataques para que los agresores no consigan lo que quieren y también que hablen inmediatamente contigo si su agresor se vuelve violento.
  • Solicita a la escuela dar charlas sobre el bullying homofóbico. A veces educar a los demás es la única forma de que sean conscientes de sus acciones y las consecuencias de estas.
  • Habla directamente con tus hijos. Pregúntales cómo se sienten y si todo va bien en el colegio.
  • Recuerda que el bullying homofóbico puede afectar a cualquier joven sin importar su orientación sexual.
  • Apóyalos, tu hijo necesita saber que si decide hablar contigo sobre el bullying, tu vas a escuchar y que pueden confiar en ti.
  • Consulta en la escuela qué acciones tienen para afrontar el bullying y más específicamente el bullying homofóbico.
  • Anima a tu hijo a tomar clases de judo o cualquier otra forma de defensa personal, esto mejorará su confianza en que puede defenderse por sí mismo si es necesario.

Empuja al colegio a mejorar el ambiente escolar

Lo ideal es que niños LGBT tengan espacios seguros y de apoyo en las escuelas, con profesores capacitados para enfrentar cualquier tipo de conducta intolerante que surja. Pero no siempre es así.

Hay algunas acciones que puedes tomar si los maestros o personal administrativo de la escuela no están a la altura de la situación:

  • Comparte material educativo con la escuela.
  • Anima al profesor de tu hijo/hija a que eduque a sus alumnos contra las prácticas discriminatorias y el acoso y a que pueda confrontar el comportamiento homofóbico cuando lo presencie.
  • Intenta que los profesores incorporen a sus clases, ejemplos de artistas, escritores, políticos y otras figuras destacadas que se identifican como LGBT.
  • Promueve un ambiente tolerante, explica a los directivos y maestros de la escuela que todo estudiante se beneficia de una política contra el acoso y un ambiente educativo libre de intolerancia.
  • Proponle a la escuela que cree o refuerce una politica anti bullying.
  • Anima a la escuela a crear espacios seguros para la juventud LGBT.
  • Busca el apoyo del consejero estudiantil de tu hijo/hija.
  • Si el profesor de tu hija o hijo no atiende a razones, dirígete al siguiente nivel de jerarquía, el rector o incluso el departamento de educación.

¿Que pueden hacer las escuelas contra el bullying homofóbico?

Mucho en realidad. Es en el contexto donde normalmente ocurre el acoso, donde nuestro hijos son educados. Por tanto, pueden incorporar estrategias para prevenir o pararlo.

Identificar el problema

El bullying homofóbico tal vez se presente en el interior de la escuela o en una comunidad más extensa, que puede incluir durante viajes a través de la ciudad o en cualquier evento social.

Es un comportamiento anti social que impacta al agresor, la víctima, las familias y al entorno, por lo que la primera medida que debe tomar la escuela es identificar si tienen un problema de bullying homofóbico.

Desarrollar políticas en las escuelas

Todas las escuelas deberían tener políticas anti bullying y más específicamente contra el bullying homofóbico.

Y además, toda la comunidad escolar debería participar en las discusiones y planteamientos de una política general anti bullying.

Promover un ambiente social positivo

Lo más importante que los profesores pueden hacer es esforzarse por crear una atmósfera positiva, abierta, tolerante y ética en la que los asuntos importantes para los jóvenes puedan ser discutidos con calma.

Incluir modelos LGBT en las lecciones

Involucra lesbianas, gays y bisexuales en las clases para animar a los estudiantes a ver este tipo de relaciones como parte igualitaria y positiva de nuestra sociedad.

Trabajadores, gobernadores, consejeros, padres/tutores, o estudiantes abiertamente gays pueden jugar un papel muy importante como modelos a seguir para la comunidad estudiantil o para los jóvenes en general.

El bullying en los planes de estudio

Además, el plan de estudios de la escuela debe crear conciencia sobre el bullying de manera que los jóvenes entiendan y valoren la diversidad.

Las charlas sobre homofobia y otros tipos de bullying y abuso pueden incluirse en algunas áreas del plan de estudios, por ejemplo en: salud, educación sexual, educación social, educación ética y religiosa.

De la misma manera que las escuelas discuten sobre el racismo y otras formas de discriminación, los estudiantes también deben estar informados sobre la homofobia y las políticas de la escuela sobre este tipo de comportamiento y lenguaje.

Tales discusiones tienen como objetivo permitir que los niños desarrollen las habilidades, valores y conocimientos que necesitan para protegerse del acoso y abuso de todo tipo además de convertirse en individuos respetuosos y tolerantes.

Educar a los propios trabajadores

Asegurate de que todo el personal esté capacitado y estén seguros sobre cómo reaccionar ante este tipo de situaciones.

Las personas que trabajan en asociaciones LGTB pueden ofrecer apoyo dentro y fuera del las clases, por lo que no debes dudar en contactarlos de ser necesario.

Involucrar a los estudiantes y brindarles información y apoyo

Inclúyelos en iniciativas para promover la igualdad y diversidad así como combatir el lenguaje homofóbico y el bullying.

Los profesores deben brindar información apropiada de acuerdo a la edad y enseñarles a ser comprensivos y a ser un apoyo para otros.

Dicha inclusión y tolerancia beneficiará a ambos grupos, estudiantes heterosexuales y LGBT al crear un ambiente seguro y cómodo para todos.

¿Qué puedes hacer tú?

Sea lo que sea, un pequeño gesto que parezca insignificante, algo puedes hacer. Comparte tus ideas en los comentarios para ayudar a las niñas y niños que sufren acoso escolar.

Fuentes de documentación:

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Avatar

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.