fbpx

Como explicar la homosexualidad a los niños

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Resumen: Si tus hijos se están preguntando cosas acerca de la orientación sexual o la identidad de género, o bien te interesa introducirles estos temas par que puedan verlo con naturalidad, este artículo te va a servir de ayuda.

Como madres y padres, puede que tengamos dudas a la hora de responder a algunas de las preguntas que nos hacen nuestros hijos.

Esto es especialmente habitual cuando dichas preguntas tienen que ver con la sexualidad o la identidad de género.

Así pues, puede que te falten las palabras cuando tus hijos te pregunten sobre si los niños se pueden convertir en niñas o si tiene que haber un papá y una mamá para crear un bebé.

Estas preguntas pueden hacer su aparición a edades muy tempranas.

Puede incluso que surjan cuando tus hijos todavía están en preescolar, por lo que es normal que no sepas dar una respuesta que un niño tan pequeño pueda comprender y que, a la vez, le anime a aceptar a sus compañeros y a sus familias de forma positiva e inclusiva.

Si este es tu caso, te recomendamos que leas el siguiente artículo, que se centra en la forma en la que se puede explicar la homosexualidad a los niños pequeños.

Prepárate y fórmate

Antes de nada, debes prepararte para hablar de este tema con tus hijos. A continuación te presentamos algunos aspectos que debes tener en cuenta en este sentido.

Pueden ser varias conversaciones

Sé consciente de que quizá tengas que tener varias conversaciones con tu hijo en este sentido.

Hablar sobre temas LGBTI con niños es complejo, por lo que no puedes abarcar todo en una única conversación de 20 minutos.

Por ello, probablemente necesitarás mantener más de una conversación con tu hijo en este sentido. Y eso está bien.

Asegúrate de dejar de hablar del tema si tu hijo parece haber perdido el interés, porque, en ese caso, apenas hará caso de lo que le estás contando y no aprenderá nada al respecto.

Pero, por el contrario, si tu hijo parece interesado en saber más cosas y tiene muchas preguntas, es una señal de que necesita más información y que debes proporcionársela de la mejor manera que puedas.

Es importante que intentes responder a todas sus preguntas, pues si tú no le proporcionas la información que necesite, puede que busque respuestas en otro lugar que resulten no ser exactas o incluso que sean negativas.

Utiliza un tono de voz abierto y educativo

La actitud que demuestren tus hijos sobre estos temas dependerá en buena medida de la que exhibas tú.

Por lo tanto, si piensas que no hay nada fuera de lo usual en ser gay o lesbiana, tienes que utilizar el mismo tono de voz que elegirías para describir cualquier otra situación cotidiana.

Haz que la conversación sea apropiada para su edad

Es posible que los niños pequeños quieran saber por qué dos chicas van de la mano, pero que no sean capaces de asimilar asuntos muy complejos relacionados con la homosexualidad, tales como la forma en la que funciona la atracción sexual o la discriminación a la que los gays se pueden tener que enfrentar en el lugar de trabajo, entre otros muchos ejemplos.

Por lo tanto, debes tener en cuenta la edad de tus hijos a la hora de discernir qué es lo que puedes explicarles y qué temas crees que todavía no tienen edad para comprender adecuadamente.

Considera la posibilidad de consultar libros educativos en la biblioteca

Puedes considerar la posibilidad de buscar ideas en distintos libros antes de hablar con tus hijos.

Nosotras tenemos una sección de libros de temática LGBT que quizá te puedan ayudar.

Puedes encontrar una gran cantidad de publicaciones que te proporcionarán información adicional sobre este tema, así como trabajos de índole pedagógica que te darán muchas ideas sobre cómo abordarlo con los más pequeños de la casa.

Cuanto más sepas sobre gays y lesbianas, más fácil será para ti explicar a tus hijos algunos detalles y estarás más preparado para hacerles entender lo que quieres decirles.

Explicar la homosexualidad

A continuación vamos a darte algunos consejos que pueden ayudarte a la hora de explicar la homosexualidad a tus hijos.

Acaba con los estereotipos

Es importante que acabemos con los estereotipos explicando a las nuevas generaciones por qué no son ciertos.

Tienes aquí unos cuantos mitos sobre lesbianas que puedes conocer y aprender a rebatir.

Por ejemplo, te recomendamos que expliques a tu hijo que existen hombres “afeminados” y mujeres “masculinas” que son homosexuales, pero que también hay personas que dan esa impresión y que no son gays.

Por lo tanto, no podemos saber con seguridad si una persona es gay solo porque lleve ropa ajustada, porque tenga algún tipo de amaneramiento, porque luzca un corte de pelo determinado o porque hable con un tono de voz más grave o más agudo.

La orientación sexual no define nada más que el género por el que una persona se siente atraída y no hay ninguna señal externa que identifique a una persona como homosexual más allá de toda duda razonable.

Es mejor explicar que algunas personas homosexuales actúan “según los estereotipos” y otras no. Y que ninguna opción es mejor o peor que la otra.

La curiosidad sexual es natural

Es totalmente normal que los niños y los adolescentes sientan curiosidad respecto al cuerpo de los demás.

Y no solo sobre esto, sino también respecto a la identidad sexual y las diferencias existentes entre ellos.

Cuando llegan a cierta edad, también es normal y sano que experimenten dentro de ciertos límites, para que empiecen a conocerse a sí mismos y comenzar su transición a la vida adulta.

Pero ten siempre en cuenta que una saludable experimentación no es un indicativo seguro de una orientación sexual definitiva.

Por ejemplo, un beso, una caricia, un sueño o una experiencia sexual aislada no define la orientación sexual definitiva de una persona.

Explícale esta visión de las cosas a tu hija o hijo y hazle saber que dicha experimentación y curiosidad no le convierte en homosexual o en heterosexual.

También es recomendable que menciones que algunas personas no sienten en absoluto ninguna curiosidad sexual o muy poca, de forma que si tu hijo acaba siendo arromántico y/o asexual, también sentirá desde el principio que no hay nada de malo en ello.

Seguridad sexual y presión de grupo

Como acabamos de mencionar, experimentar es sano, pero siempre y cuando se haga de forma segura y consensuada.

Debes explicar a tu hijo que hay personas que no están preparadas para hacer ciertas cosas y que no deben sentirse presionadas de ninguna manera para hacerlas si no se sienten a gusto con ello.

Hazle saber que no es admisible presionar a una persona para que  haga algo en contra de su voluntad y que cualquier acercamiento de tipo sexual que haga hacia otra persona debe ser siempre consensuado y admitido por la otra parte.

Además, asegúrate de hacer entender a tus hijos que sus relaciones sexuales, sean del tipo que sean, deben ser siempre seguras y que no deben permitir la realización de ninguna práctica que les pueda parecer dudosa o que les pueda poner en peligro.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Asegúrate de que tus hijas/os, si han llegado a la adolescencia, conozcan cuáles son los métodos anticonceptivos que existen y que siempre deben utilizar protección, tanto por su seguridad como por la de su compañero o compañera.

Respeto por los demás

Es muy importante que dejes claro que está bien ser diferente y que todo el mundo debe ser tratado con respeto y tiene derecho a sentirse aceptado.

Algunas personas no quieren ser sinceras o abiertas respecto a su orientación sexual o de género por miedo a ser discriminadas.

Por supuesto, esa es su decisión por lo que debes explicar a tu hijo que cada persona decide cuán abierta quiere ser con su sexualidad.

Asimismo, enséñale también que si alguien les confiesa su orientación sexual, debe preguntar si esa información es privada y dejarle claro que no deben revelar a nadie la orientación sexual de sus amigos a no ser que la persona en cuestión les haya asegurado que puede hacerlo.

En resumen, enseña a tu hijo que si una persona no quiere hablar sobre su orientación sexual, está bien y que tiene que respetar su intimidad.

Pero, por otra parte, si una persona te confiesa cuál es su orientación sexual, debes creerla y apoyarla en lo que puedas.

Bullying y discriminación

Es probable que tu hijo haya sido testigo de algún episodio de este tipo, aunque no entienda totalmente qué es lo que está pasando.

Déjale claro que el bullying es algo muy real y ocurre con cierta frecuencia.

Tenemos un artículo extenso sobre el acoso escolar a niños LGBT que puedes consultar.

Dile que es algo que está mal y hazle comprender que no está bien tratar a las personas de forma violenta o agresiva.

Si tu hijo dice algo peyorativo sobre el colectivo LGTBI, debes responder de la misma manera en la que tú lo harías si él o ella hubiera usado una palabra negativa hacia otro grupo de personas.

Es decir, explicándole que ese tipo de palabras hacen daño y que no deberían decirse.

Además, si tu hijo escucha un término peyorativo siendo utilizado por otro adulto o por un algún personaje televisivo, identifica ese comentario y responde de manera adecuada.

Explica a tu hijo por qué dicho término está mal y por qué no debería utilizarse, para evitar que normalice el uso de tales palabras por el uso que hacen de ellas otros adultos.

Utiliza ejemplos de la vida real

Otro aspecto a tener en cuenta es la posibilidad de utilizar ejemplos de personas reales para que tus hijos puedan comprender mejor lo que intentas explicarles.

Puedes hacer uso de esta táctica de diferentes formas.

Personas gays y lesbianas de tu entorno

Identifica a personas pertenecientes a la comunidad LGBTQ que sean amigos, vecinos o familiares, que hayan salido del armario públicamente y que tus hijos siempre hayan conocido como personas públicamente gays.

De esta forma, tus hijos tendrán un ejemplo real en mente al que pueden asociar con lo que les estás contando y no les parecerá algo lejano y abstracto.

Asegúrate de que tu hijo sabe que esas personas son LGBTI, pues es un aspecto que puede pasar fácilmente desapercibido para niños muy pequeños, especialmente si han conocido a esas personas durante toda su vida.

Por ejemplo, puedes empezar diciendo a tus hijos cosas como: “Pablo y Jorge vienen esta noche a cenar. ¿Sabéis que son gays?”. Puedes pensar que esto es algo incómodo, pero muchos niños pequeños no son conscientes de que las parejas gays son parejas de verdad, por lo que señalárselo de forma clara puede ayudarles a mejorar su comprensión.

Recaba la ayuda de un amigo o familiar cercano que sea LGBTI

Si esta persona se siente cómoda hablando sobre su vida, puedes pedirle que hable con tu hijo y le cuente sus experiencias.

No tienes que preocuparte demasiado a este respecto. Simplemente pide a tu amigo que mencione o describa cómo se enamoró de una persona de su mismo sexo, cuál es su vida cotidiana, etc.

La idea es que tu hijo vea la homosexualidad de una forma natural y sencilla.

Lleva a tus hijos al Desfile del Orgullo Gay

Puedes ir con ellos a cualquier celebración del Orgullo Gay que se produzca cerca de tu casa.

Puedes consultar fácilmente el Calendario del Día o Mes del Orgullo Gay para elegir qué actividad crees que se adapta mejor a tu situación y a su nivel de desarrollo.

La razón de esto es que asistir a este tipo de eventos te ofrecerá una oportunidad aún mayor para empezar a hablar sobre las personas homosexuales con tus hijos.

Asimismo, abrirá la mente de tus hijos y les ayudará a hacer distintas preguntas al respecto.

Usa personas famosas que estén fuera del armario

Si no conoces a ninguna persona de tu entorno que sea públicamente gay, puedes usar personas famosas, que seguro pueden reconocer tus hijos, como modelos de normalidad en lo que significa ser lesbiana o gay.

Tenemos una lista de mujeres lesbianas famosas que puedes usar como referencia.

Inicia conversaciones al respecto

Utiliza acontecimientos recientes o programas de TV como forma de iniciar conversaciones al respecto.

Un ejemplo de cómo esto puede ser beneficioso es por ejemplo el momento en el que Sandra Barneda y Nagore Robles aceptaron públicamente su relación de pareja.

Esta puede ser una buena oportunidad para decir algo como “Han encontrado una buena manera de demostrar al mundo lo mucho que se quieren”.

Este tipo de comentarios enviará a tus hijos el mensaje de que aceptas totalmente a las personas homosexuales y que son una parte normal y habitual de la sociedad.

Leer libros que presenten familias LGBTI

Para hacer esto, puedes elegir algunas historias como “El libro de Familia”, o “Con Tango son Tres”, de Justin Richardson y Peter Parneff.

No importa si se trata de un drama sobre un adolescente que tiene dos padres o sobre una niña que quiere ir de la mano con otra chica de su edad.

Lo importante es que en los libros que leas a tus hijos salgan personajes LGBTI.

Este tipo de historias pueden ayudar a tu hijo a normalizar la idea de la existencia de diferentes orientaciones sexuales, aunque siempre es importante que se elija un material de lectura adecuado para cada edad.

La razón principal es que estas historias abren la puerta para que tu hijo haga preguntas o realice observaciones que de otra manera no se le hubieran ocurrido.

Además, las historias envían un poderoso mensaje a los niños pequeños, diciéndoles que la gente LGTBI son una parte normal del mundo y la experiencia humana.

Muéstrales videos y dibujos animados que traten sobre el tema

Cada vez más profesionales del mundo audiovisual están aportando su granito de arena para conseguir normalizar la visión de la sociedad acerca de la sociedad.

Tienes en Youtube algunos videos maravillosos que tratan este tema de una forma perfecta para los niños, como por ejemplo este:

Cómo reaccionan los niños ante la homosexualidad

The Fine Brothers se han hecho famosos en YouTube por su gran variedad de videos protagonizados por grupos de personas que reaccionan ante cosas diversas.

Probablemente su serie más famosa es la titulada “Reacciones de Niños”, en las que muestran cómo se comportan los niños cuando se les enfrenta a una gran variedad de asuntos de actualidad.

Aunque la mayoría de los vídeos son en su mayoría una forma tierna de ver qué es lo que los niños piensan actualmente, como colección pueden ser utilizados para analizar el desarrollo y las opiniones de un grupo específico de niños.

De hecho, podemos ver un fascinante cambio de opinión que unos determinados participantes de la serie “Reacciones de Niños” han tenido respecto a los derechos LGBTI a lo largo de su infancia, que supone un reflejo del cambio que ha experimentado el público en general respecto a este asunto en el mismo periodo de tiempo. Dicho cambio resulta fascinante y alentador.

Los videos utilizados han sido rodados con dos años de diferencia:

  • El primero durante el impulso que se dio al movimiento en pro del matrimonio gay en el año 2013.
  • Otro justo después del histórico veredicto del Tribunal Supremo en el caso Obergefell versus Hodges en 2015.

Cómo reaccionan los niños ante propuestas de matrimonio realizadas por parejas homosexuales

A trece niños de entre 5 y 13 años, todos procedentes de California, se les mostraron varios videos de propuestas de matrimonio realizadas por parejas del mismo sexo y después se les hizo una serie de preguntas sobre el matrimonio y las relaciones homosexuales.

El tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo es uno que es difícil de abordar con los niños, pero quizá no sea tan difícil como los padres pueden pensar.

A estos niños se les mostraron vídeos de propuestas de matrimonio entre personas homosexuales y sus reacciones fueron enormemente positivas, aunque en algunos momentos se mostraron sorprendidos y confundidos.

Reacciones de los niños ante la decisión del Tribunal Supremo a favor del matrimonio homosexual

Este vídeo es enormemente tierno, especialmente por lo que dicen los niños más pequeños.

Estos niños son el futuro y lo que dicen resulta esperanzador.

La respuesta que emiten ante la resolución positiva del Tribunal Supremo es en general muy alegre y empática con las personas a las que beneficia.

Nos debe enorgullecer ver que existen niños realmente abiertos y de buen corazón.

Cada vez que te encuentres con una persona que se muestra intolerante ante las personas homosexuales, muéstrale este video.

El amor es la mejor recompensa que existe en este mundo, por lo que debemos hacer todo lo posible por extenderlo.

Este vídeo es enormemente inspirador.

Es estupendo ver cómo los niños son más tolerantes y abiertos de mente que muchos adultos.

La ley no puede hacerte amar a otra persona, pero puedes ayudar a los demás a aceptar y a normalizar la diversidad.

Cuéntanos

¿Qué opinas sobre la manera en la que estos niños reaccionan ante las propuestas de matrimonio entre parejas homosexuales y otras preguntas vinculadas a las parejas del mismo sexo? ¿Hablas con tus hijos pequeños sobre el matrimonio gay?.

¡Cuéntanos tu experiencia!.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

También te podría gustar...

Sobre este artículo

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja un comentario

El email no se publica. Todos los campos obligatorios, salvo Web.