fbpx

Ruth Bader Ginsburg: Una auténtica defensora de los derechos LGBT en Estados Unidos

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: El 18 de septiembre, una multitud de personas despidieron a la jueza estadounidense Ruth Bader Ginsburg.

El fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg ha caído como un balde de agua fría para las personas LGBT en Estados Unidos. Un repaso sobre la vida de una jueza que luchó por los derechos de las personas queer.

Pertenecer al ámbito de la justicia en Estados Unidos puede significar ganarte el odio o el respeto de los ciudadanos.

En el caso de Ruth Bader Ginsburg, ella se supo sin dudas ganar el prestigio por ser uno de los miembros asociados del magistrado.

Ruth Bader Ginsburg fue reconocida por haber peleado por los derechos de las personas LGBTIQ+ y la igualdad de género.

Lamentablemente, su fallecimiento ha causado una gran desolación en la comunidad estadounidense queer y también alrededor del mundo. Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años a causa de un cáncer de páncreas metastásico.

Una vida dedicada a la justicia social

Ruth Bader Ginsburg ascendió al magistrado el 10 de agosto de 1993 bajo el mandato presidencial de Bill Clinton.

Ruth Bader Ginsburg era conocida como “Notorious RBG”, en referencia al rapero Notorious B.I.G, y como alusión a su lucha incansable en pos de la justicia social.

Sin embargo, su carrera y trayectoria se inició mucho antes de integrar los grandes magistrados.

Proveniente de una familia judía de clase media baja, Ruth asistió a la Universidad de Harvard para estudiar Derecho.

Allí conoció a su marido Martin Ginsburg con quien más tarde tuvo dos hijos.

En 1972, comenzó activamente su lucha por los derechos de las mujeres. Así fundó la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

Como abogada, allí se desempeñó defendiendo cinco casos exitosos en los que se representaban desigualdades contra las mujeres.

Su carrera judicial comenzó en 1980 formando parte del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia, nombrada por Jimmy Carter.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Finalmente, en 1993, pudo acceder al Tribunal Supremo luego del nombramiento de Bill Clinton y con votos del Senado a su favor.

Ruth Bader Ginsburg fue la segunda mujer en integrar un órgano judicial de jerarquía alta luego de Sandra Day O’Connor.

El legado de Ruth Bader Ginsburg para la comunidad LGBT

El avance de los derechos LGBT en Estados Unidos se ha dado de manera progresiva y Ruth Bader Ginsburg siempre estuvo presente junto a la mayoría para apoyar las decisiones en favor de las minorías sexuales.

Entre los simpatizantes progresistas, Bader Ginsburg era muy respetada por sus decisiones e intervenciones dentro del marco de la justicia.

La presidenta de Funders for LGBTQ Issues, Kirstina Wertz, expresó su tristeza en relación al deceso de la magistrada.

La muerte de la jueza Ginsburg durante un año que se ha sentido muy difícil, es especialmente dura. Nos quedamos con un sentimiento muy grande de desconcierto con respecto a la pérdida de una de nuestras juezas más brillantes de esta generación. Una incansable luchadora en defensa de la justicia social.

Desde Funders for LGBTQ, honraremos a Notorious RBG redoblando nuestros compromisos con la justicia social, de género, racial y en post de la liberación LGBTQ.

Cita extraída del sitio web de Funders for LGBTQ Issues.

En honor de la jueza, también se ha expresado Rea Carey, la directora ejecutiva del Grupo de Trabajo Nacional LGBTQ:

Ella era enorme en la justicia. Una verdadera defensora de los derechos de los más débiles y en búsqueda constante del progreso.

Ella fue definitivamente una de las heroínas para todo el pueblo estadounidense. Una jueza que supo darle voz a todas aquellas personas en situaciones mucho más complicadas e imposibilitadas de lanzar sus gritos contra un sistema tan vil.

Siempre será recordada como una mujer con un inmenso coraje y con un carácter histórico para crear una nación mejor para todos nuestro pueblo y con impacto en el mundo.

Su lucha y sus aportes por la comunidad LGBTQ y las mujeres es el legado que nos deja para que sigamos en búsqueda de la libertad del país.

Cita extraída de este enlace.

El futuro de la silla vacía

El fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg ha iniciado en Estados Unidos un debate sobre quién ocupará el lugar de la jueza.

Es sabido que el actual presidente Donald Trump, de derecha conservadora, no tenía demasiada simpatía por Ruth Bader Ginsburg.

Se ha especulado sobre la posibilidad de que el presidente Trump nombre a un juez afín a su partido antes de las elecciones, ha encendido una gran polémica en Estados Unidos.

Es posible que el jurado quede integrado por una mayoría de republicanos, lo que pondría en duda la continuación del aborto legal en Estados Unidos.

El nombre que más resuena y que está juntando una gran mayoría de votos es el de Merrick Garland. El partido republicano se ha puesto manos a la obra para lograr su nombramiento oficial en las elecciones.

Esperamos que se puedan tomar decisiones en favor del pueblo estadounidense y los derechos de las personas LGBT, honrando el nombre de la gran jueza Ruth Bader Ginsburg.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Sofía Bolatti

Escritora y todo lo que eso signifique. Licenciada en Letras.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.