fbpx

No encontrar referentes lésbicos te hace sentir de otro planeta

  • Resúmen Nueva sección de entrevistas a lectoras de Lesbosfera, mujeres LGBT de carne y hueso que nos cuentan sus experiencias. Inauguramos con Vero, la fundadora de Lesbosfera. ¡Publica la tuya!
  • Vero, 35 años
  • País España
  • ¿Te identificas más como...? Lesbiana
  • ¿Crees que como sociedad vamos a mejor?

¿Cómo te diste cuenta y a qué edad que te gustan las mujeres?

Me di cuenta cuando estaba terminando el instituto, en plena adolescencia con 14 – 15 años, me enamoré locamente de mi mejor amiga. Yo sin saberlo, claro, porque en ese momento para mí era una gran amiga. Hacíamos todo juntas, nos lo contábamos todo, éramos super cariñosas…

Hasta que un día esa chica desapareció de mi vida, de la noche a la mañana me dijo que no quería seguir siendo mi amiga porque sentía que nos estábamos aislando del mundo… Creo que ella supo mucho antes que yo que algo estaba pasando entre nosotras y no le gustó nada.

Nunca más volví a saber de ella.

El dolor que sentí ese verano sin ella, no lo he vuelto a sentir nunca, ni siquiera tiempo después con parejas a las que he querido. Esa sensación desgarradora de vacío, de extrañar tanto a alguien, me pilló totalmente desprevenida.

Al principio no supe ver lo que era, no fue hasta un par de años después que até cabos y entendí que esa chica no era sólo mi amiga, sino que me había enamorado.

¿Qué es lo que te parece más difícil de ser lesbiana/bisexual?

Tener que ocultar esa parte de mí en determinadas situaciones, como un país donde me encuentro de viaje, o un sitio que no conozco y me genera desconfianza. Ocultar a mi pareja por miedo a que nos pase algo.

Y también, tener que salir del armario constantemente porque la gente de por hecho que eres heterosexual, y haya que explicar que no, que mi pareja es mujer.

¿Te has sentido alguna vez discriminada por tu orientación sexual?

Con la familia de mi pareja, he tenido que soportar comentarios sonriendo y poniendo buena cara en los que minusvaloraban mi relación con su hija en detrimento de la relación heterosexual de su otra hija.

Por suerte esa fase se les pasó y ya no hay diferencias… después de 10 años.

¿Tu familia sabe que te gustan las mujeres?¿Qué reacción tuvieron al enterarse?

Sí, lo saben y tuvieron la mejor de las reacciones.

Recuerdo que cuando se lo conté me eché a llorar como una magdalena, y ellos me miraron raro y me dijeron algo como “hija cálmate que no pasa nada”. Parecía que nos hubiésemos cambiado los papeles.

Con mi hermano fue más relajado puesto que yo sabía que no le iba a parecer mal en absoluto.

¿Estás fuera del armario para el mundo? 

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Casi en el 100% del mundo, pero no todo.

Confieso que en mi anterior trabajo, donde estuve 6 años, no fui capaz de contarlo. El último año entró una compañera a trabajar demostrando abiertamente su orientación sexual, y pude ver la naturalidad y positividad de todo el mundo al saberlo.

En ese momento me sentí estúpida porque había estado ocultando sin sentido esa parte de mi.

Me fui sin que lo supieran. 

¿Quieres casarte? ¿tener hijos?

Casarme sí, aunque no me hace espacial ilusión la ceremonia, sino por un tema legal de tener los mismos derechos con respecto a mi pareja que una persona heterosexual.

Y sobre hijos, hace años pensaba que sí quería, pero cada vez tengo menos ganas.

Tengo hijos de 4 patas y de esos me encantaría tener más, tengo que contenerme para no quedarme todo animal en mal estado que veo en la calle.

Si te consideras lesbiana: ¿has tenido relaciones con hombres? ¿por qué?

Sí, al principio cuando era más joven tuve varias relaciones, la mayoría sin importancia. Me cansaba a los pocos meses y se enfriaba la relación. Me aburrían, no me apetecía estar con ellos.

Sólo tuve una relación con un chico que considere importante, pero ahora me doy cuenta que realmente no me enamoré de él. Era una mezcla entre un buen amigo, alguien a quien quieres mucho y con quien te sientes cómoda.

Sinceramente, tuve relaciones con hombres porque era lo “normal”, lo que todas mis amigas hacían.

Yo no quería ser diferente así que me forzaba a salir con chicos para demostrarme que era igual que el resto, pero sabía 100% que no me gustaba.

No le aconsejo a ninguna niña hoy en día hacer eso, no se pasa bien.

Si te consideras bisexual: ¿te has sentido discriminada por otras mujeres LGTB, o incluso alguna pareja? ¿por qué?

Soy 90% lesbiana, no puedo opinar sobre esto porque nunca me ha pasado.

¿Tuviste algún referente lésbico en la infancia? ¿te ayudó?

(Si de pequeña conocías a alguien que fuera abiertamente lesbiana).

No, no tuve ninguno.

No conocía a nadie de mi entorno que fuera homosexual, salvo un chico gay del que mi abuela se burlaba porque llevaba un pendiente.

Eso era todo para mí.

No recuerdo conocer a ningún personaje público que supiera que era lesbiana o gay. Esa soledad es dolorosa, ese sentimiento de ser raro o diferente, como de otro planeta. Realmente no entender qué sientes y pensar que eres la única chica en el mundo que siente lo mismo que tú.

La primera pareja lésbica que vi fue en una serie de ficción española que se llamaba “Hospital Central”. Dos mujeres, Maca y Esther, médico y enfermera, siendo pareja con total normalidad. Casándose, teniendo hijos… En España, todas las mujeres lesbianas de mi generación hemos soñado con Maca alguna vez.

Fue liberador, un alivio, pero para ese entonces ya era un poco tarde para mí porque ya sabía quien era yo, aunque igualmente ayudó a normalizar mis sentimientos. Y de cualquier manera, era una pareja de ficción.

Por último, ¿Qué consejo le darías a una mujer que se está dando cuenta de que le gustan las mujeres y no lo acepta?

Que conozca mundo, que lea libros de temática lésbica, que vea películas que traten del tema.

Que salga a conocer gente, se rodee de gente que la quiera y la respete como es. Que se lo cuente a su mejor amigo, uno de verdad que vaya a estar ahí pase lo que pase.

Que no se lo calle eternamente, porque eso la va a ahogar hasta límites que no se imagina.

Que no se quede en casa lamentándose por quien es, sino que busque la forma de aceptarse y amar todo su ser.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Quieres que publiquemos tu historia también?

¡Genial!, rellena la entrevista que he preparado para ti en este enlace:

Rellenar la entrevista

Sólo te llevará 5 minutos, y con tus experiencias podrás inspirar y ayudar a las miles de mujeres que nos leen cada día.

También te podría gustar...

Sobre este artículo

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando…
Avatar

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.