Blog > Familia

Cómo superar síndrome del nido vacío

Si tus hijos están planeando irse de casa o hace poco que se fueron, debes conocer el síndrome del nido vacío y saber cómo superarlo cuando ellos partan de casa de manera definitiva.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

El fenómeno del nido vacío es universal y es verdad que algunas mujeres sufren más cuando los hijos pasan momentos fuera de casa o se van y otras lo llevan mejor. ¿Quieres saber cómo superar el nido vacío?

El nido vacío consiste en esa sensación de incomodidad, extrañeza o tristeza que sientes como madre cuando tus hijos crecen. El nido vacío no empieza necesariamente cuando los hijos se van de la casa. El inicio puede ser cuando tus hijos están en la adolescencia y buscan independencia. Ahí comienzas a vivir esta sensación.

Se le llama nido vacío porque se ha observado que algunas aves siguen regresando al nido a pesar de que sus crías se han marchado.

El nido vacío puede ser perjudicial sobre todo cuando no terminas de aceptar que tus hijos ya crecieron. Esto produce un gran malestar en ti. Incluso, puedes sufrir depresiones muy fuertes. 

No puedes dejar que el síndrome del nido vacío te perjudique. Sigue leyendo este artículo para saber cómo superarlo.

Consecuencias negativas

Como decíamos, el síndrome del nido vacío puede ser muy leve o muy fuerte. Pero es casi imposible que una madre no lo sienta en algún momento de su vida. Las consecuencias negativas vienen cuando no puedas controlar esta sensación. 

Los consecuencias menos graves son pequeños celos que como madres podéis tener por vuestros hijos. No obstante, estos celos pueden crecer y crecer hasta puntos insospechados.

Cuando los hijos ya se han ido de la casa, esto puede generar en ti una profunda depresión. Esta tristeza puede llevarte a vivir siempre reprochando cosas a tus hijos y queriendo que estos regresen. 

En general, los hijos aceptan esta actitud de la madre con resignación o con rebeldía. Y a la larga lleva a que se sientan frustrados o que vivan en una pelea continua con sus madres. Sigue leyendo, para que sepas cómo superar el nido vacío.

Detectar el síndrome del nido vacío

El primer paso para superar este síndrome es detectar que lo sufrimos. Todo empieza por aceptar que lo tenemos. No es fácil decir: sí, estoy sufriendo el nido vacío porque mis hijos se fueron o se van a ir. 

Es normal que la partida de nuestros hijos nos afecte emocionalmente. No obstante, no podemos dejar que esto nos desestabilice completamente. Veamos algunos síntomas:

  • Sientes que tu vida sin tu hija o hijo no tiene sentido. 
  • No tienes ganas de hacer nada, desde que tus hijos se fueron. 
  • Miedo a la soledad y vejez. 
  • Desánimo, tristeza o ansiedad. 

Estos síntomas tienen que ver con ese sentimiento de pérdida desde que tus hijos se fueron, o están yéndose. Es muy parecido a la depresión postparto que sienten algunas madres.

También hay otros signos más difíciles de detectar. La excesiva posesividad, la manipulación y los conflictos en lo interpersonal son también síntomas graves.

Al poder detectar algunos de estos síntomas puedes actuar. Tienes que mirarte con sinceridad al espejo y aceptar: “estoy viviendo el nido vacío”.

Estrategias para superar el nido vacío 

Son muchas las estrategias para superar la sensación de tristeza cuando nuestros hijos se van. Esta crisis que viven muchas madres lesbianas puede ser superada con muchos recursos. Es cuestión de tiempo. Por eso, lo primero es tener paciencia y ser proactiva. 

Superar el nido vacío es un proceso. No lo harás de un día para otro.

Tendrás tus recaídas, tus momentos difíciles y tus semanas de nostalgia y añoranza. Pero vas superando el nido vacío día a día y paso a paso. Lee a continuación algunas cosas que consideramos que te pueden ayudar en este proceso.

Antes de que se vayan 

Tienes que empezar a fortalecerte antes de que ellas y ellos emprendan su partida. Ya no son polluelos que necesitan la comida boca a boca. No son ni siquiera pajaritos. Nada de eso. Ya tienen alas grandes y están llenos de sueños que desean cumplir. 

Es cuestión de tiempo para que emprendan su propio vuelo y en el futuro hacer también su propio nido ¡No puedes cambiar esto! Es la ley de la vida y debes alegrarte porque son exitosos. 

A veces se equivocarán o cometerán errores para luego aprender de ellos. Pero tú no puedes protegerlos en cada trecho del camino. Ahora empezarán a volar solos. Por eso, te damos estos consejos para no aferrarte a un nido sin crías. 

Hacer actividades separadas de los hijos

Es fundamental que no bases tu vida exclusivamente en tus hijos. Sí, es verdad que has dedicado lo mejor de ti para ayudarlos. Además, es posible que pienses que deberías de haberlo hecho con mayor esmero.

Lesbosfera en Telegram

Únete al canal de Telegram para enterarte de las novedades y recibir contenidos exclusivos de Lesbosfera

Pero lo principal es realizar actividades donde no estés con tus hijos. Es decir, actividades que no tengan que ver con ellos. 

  • Deporte
  • Baile
  • Actividades culturales
  • Hobbies
  • Pasatiempos
  • Ver amigas o tener grupos. 

La única condición es que tu hijos no estén de alguna manera en esto.

También es importante no planificar tu tiempo y tus horarios a partir de tus hijos. Ya están grandes y saben hacer su propia comida. De hecho, ya ellos hacen sus horarios y tienen sus planes personales o con su pareja. 

Independencia mental 

Tienes que fomentar tu independencia mental con respecto a tus “chiquitines” (aunque ya no son pequeños). Esto significa dejar atrás pensamientos como: 

  • ¿Dónde estará? 
  • ¿Qué hará más tarde? 
  • ¿Por qué no me ha llamado? 

Cuando se vayan de casa no sabrás qué hacen ni te van a llamar a cada movimiento. Puede que ya hagas muchas actividades sin ellos, pero ¿puedes pasar tiempo sin pensar en ellos? 

Esto no significa ser mala madre o no ayudarlos. Significa aceptar que pueden vivir sin ti. Pueden realizar sus actividades sin su mami. Por lo tanto, puedes estar tranquila y tener tu pensamiento enfocado en tus cosas. 

Conversa con tus hijos

Tienes que hablar sobre lo que sientes con tus hijos. Comunicar tus inseguridades, miedos y ansias te permite drenar y liberar. Si te guardas esto por vergüenza, no te traerá muchas cosas positiva. 

Aunque tu rol como madre siempre ha sido cuidar a tus hijos, ahora tus hijos también te pueden cuidar e incluso aconsejar. Convierte a tus hijos en interlocutores a tu misma altura. Tal y como hablas con una amiga.

Esto aumentará la confianza entre vosotros. Además tus hijas o hijos te darán consejos muy buenos. Podrás liberar la carga de llevar todo eso por dentro y te preparas para el momento de su partida. 

Cuando los hijos se fueron 

Ya abrieron las alas y se lanzaron a volar. Están lejos del nido y hacen su propia vida. Sí, ya se fueron. Están grandes y han tomado la decisión de irse de casa. Quieren tomar sus propias decisiones y llevar adelante sus metas. 

Tú, en cambio, te sientes sola. Sabes que no es así, pero lo vives como un abandono. Te dejaron la casa vacía, el nido silencioso y el corazón nostálgico ¡A muchas les ocurre! Son demasiados años preocupadas por ellos. 

Has estado en sus altas y bajas, cuando dieron el primer paso, la primera palabra y su primer dibujo. Los viste crecer y pasar por la turbulenta adolescencia. Observaste cómo descubrieron la sexualidad y escogieron según sus gustos y orientaciones.

Por eso, también tienes que dar tú este paso y superar el nido vacío. Porque ahora en esta nueva etapa debes apoyarlos en sus decisiones. Y ellos no quieren verte triste o deprimida. Ellos quieren lo mejor para ti.

Sigue leyendo para conocer las mejores estrategias para superar el nido vacío. 

Buscar nuevas actividades 

Empezar nuevas actividades es la mejor manera de poner el pensamiento en otro tema. Cuando comenzamos algo nuevo con ganas vamos a descubrir cosas desconocidas. Y es esto lo que nos hace dejar el pasado atrás y enfocarnos en el presente. 

No importa qué actividad sea, pero debes hacerla con dedicación y constancia. De nada vale que comiences un deporte, por ejemplo, y lo dejes a los días.

Tienes que comprometerte con estas nuevas actividades. No tiene que ser una sola actividad, pueden ser varias, dependiendo de tu tiempo e intereses.

El hecho de que tus hijos se hayan ido, te da mucho más tiempo libre para ti misma. Justamente el nido vacío puede llevar a depresiones fuertes cuando no se hace nada con ese nuevo tiempo libre. 

Si ya desde antes hacías actividades sin tus hijos, te recomendamos profundizar en ellas. Ya que tener más tiempo libre puede ser una gran oportunidad.

Conversar con otras madres 

No puedes guardarte tus angustias solo para ti, tampoco puedes desahogarte con cualquiera. No todos podrán entender tus sentimientos. Pero esto no es motivo para guardar con candado todo lo que ocurre en tu interior. 

¡Habla con otras madres! Ellas serán tus mejores interlocutoras, ya que han pasado por vivencias parecidas a las tuyas. Ellas te pueden comprender cómo nadie más. 

  • Cuéntales cómo ha sido la partida de tus hijos. 
  • Cómo ha sido el proceso de irse,
  • La manera en que lo has vivido tú. 
  • Habla de cómo te sientes. 
  • Comparte tus miedos y tristezas. 

A veces eso es lo que necesitas: ventilar tu interior. 

Escucha también sus experiencias y cómo hicieron ellas para gestionar las emociones. Pídeles consejos y tips sobre cómo sobrellevar el nido vacío. Conseguirás mucha empatía y sabiduría. ¡Juntas os podréis apoyar! 

Reconoce los éxitos de tus hijos

Cuando te aferras a la tristeza, de alguna manera buscas la atención de otros. El nido vacío no solo te afecta a ti, sino también a tus hijos. Que ellos te vean en un mal estado, puede ser complicado. 

Ellas y ellos pueden sentirse culpables o tristes. Por eso, esforzarse en superar el nido vacío, es la mejor forma de reconocer los logros de tus hijos y evitar que el malestar que puedas tener les afecte.

Tienes que alegrarte de que a tus hijos les está yendo bien. Por eso, pudieron irse de casa. ¡Sus éxitos, también son tus éxitos! 

Aceptación 

Junto al reconocimiento de los logros de tus hijos, también debes cultivar la aceptación. La vida y el rumbo del tiempo tiene sus reglas, esto no lo puedes cambiar. Tú también fuiste niña, adolescente y adulta joven. 

El ciclo de la vida es inevitable o no puedes detenerlo, Ahora son tus hijos quienes van a hacer su vida y luego su familia.

Debes aceptar esta realidad, son grandes y son independientes. Están triunfando a su edad y están construyendo su propio futuro. 

Puede que se fueron de la casa para estudiar en una Universidad de otra ciudad. O puede que estén con su pareja invirtiendo en una empresa. O incluso se fueron de nómadas digitales. 

Por eso, tienes que aceptarlo. Es un hecho que no puedes volver atrás. Se han ido del hogar y no es un problema. Siempre que quieran pueden regresar. 

Sé amiga de tus hijos 

Superar el nido empieza por ver a tus hijos como adultos. Ya no tienes que cuidarlos a todo hora y en todo momento. Ya no tienes que regañarlos o castigarlos porque se portaron mal. Ahora tienes que tratarlos de manera más horizontal. 

En vez de cuidarlos, vas a apoyarlos. O en vez de regañarlos, vas a aconsejarlos. Por eso, tienes que fomentar la comunicación amistosa y cordial. Ser amiga de tus hijos es un gran síntoma de que estás superando el nido vacío. 

Esta es una nueva etapa entre tú y ellos. Por eso ya no debes ver a tus hijos como niños pequeños. Ahora ellos pueden ser padres. 

Aunque no se trata de que seas la mejor amiga de tus hijos. Porque esto es imposible, nunca dejarás de ser madre. Pero sí puedes estrechar lazos más cercanos y horizontales.

¡Aventúrate a descubrir todas las posibilidades de que tus hijos sean adultos! 

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta

Para comentar sobre este artículo, o cualquier otro tema, regístrate en nuestra Comunidad Privada y participa en los foros y chats.

Importante: Comunidad para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo. NO para ligar.

Registrarme para participar

Deja una respuesta