fbpx

Matrimonio entre mujeres lesbianas

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…

Resumen: Todo sobre el matrimonio gay. Te contamos en qué países está permitido el matrimonio entre parejas del mismo sexo y qué opina la sociedad al respecto.

En el 2019, varios países ya han reconocido el derecho que tienen las personas del mismo sexo a contraer matrimonio, permitiendo por fin que las parejas lesbianas puedan casarse si así lo desean.

Deseosas de formalizar su relación y de que ésta sea vista como una unión tan legítima como aquellas de las que disfrutan las parejas heterosexuales, muchas lesbianas han pasado por el ayuntamiento o cualquier otra institución gubernamental con poder para casar a la gente para comprometerse la una con la otra formalmente en compañía de sus familiares y amigos.

¿Son los matrimonios del mismo sexo diferentes a los heterosexuales?

Matrimonio gay, matrimonio homosexual, matrimonio igualitario… llámalo como quieras, porque al final, es simplemente la unión entre dos personas que se quieren y quieren compartir su vida.

Como muchas personas heterosexuales, muchas mujeres lesbianas quieren disfrutar de relaciones estables y duraderas.

De hecho, muchas parejas lesbianas disfrutan de este tipo de compromisos, independientemente de si sus componentes están casadas o no.

Diferentes investigaciones han demostrado que la mayoría de las lesbianas tienen relaciones sentimentales estables y un número muy considerable de parejas llevan juntas más de diez años.

Los científicos defienden que los aspectos psicológicos y sociales vinculados a las relaciones sentimentales estables entre personas del mismo sexo tienen muchas similitudes con los que exhiben las parejas heterosexuales.

Tanto los homosexuales como los heterosexuales formamos vínculos y compromisos emocionales muy profundos, nos enfrentamos a los mismos problemas relacionados con la intimidad, el amor, la fidelidad y la estabilidad y damos los mismos pasos a la hora de tratar de hacer frente a esas cuestiones.

Diferentes investigaciones demuestran que las parejas lesbianas muestran niveles de satisfacción con su vida de pareja similares o incluso más altos que aquellos presentes en las parejas heterosexuales.

Las investigaciones también demuestran que no existe ninguna razón científica para negar a las parejas del mismo sexo su derecho a casarse. Aún más, han demostrado que hacerlo puede tener un efecto negativo en esas personas, así como en sus familiares y amigos.

¿Las lesbianas pueden ser buenas madres?

Muchos estudios recientes han comparado directamente a madres lesbianas con los padres heterosexuales. Estas investigaciones han demostrado de forma consistente que las parejas del mismo sexo son tan capaces y tan adecuadas para criar a un hijo como las heterosexuales.

Por ejemplo, un estudio reciente ha demostrado que los hijos de parejas del mismo sexo tienen la misma tasa de éxito escolar que aquellos criados por parejas heterosexuales, y que presentan una popularidad entre sus compañeros similar a la que gozan los niños procedentes de familias tradicionales.

¿Por qué es tan importante el matrimonio?

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

En el año 2013, una encuesta publicada por el Pew Research Center demostró que el 84% de los adultos de la comunidad LGTBI+ y el 88% del público en general consideraba que el amor es una de las razones principales para casarse y al menos siete de cada diez personas de ambos grupos citaron que el deseo de compañía es también un factor importante para dar ese paso.

Otra razón importante que se menciona en el caso de las parejas del mismo sexo se vincula a los derechos y beneficios legales que implica el matrimonio para los cónyuges.

Entre los beneficios que presenta el matrimonio se incluye una mejor salud física y mental y el hecho de que las lesbianas que tienen una vinculación legal tienen más posibilidades de permanecer en una relación estable que aquellas que no han tenido la oportunidad de casarse.

Además, con el reconocimiento gubernamental del matrimonio homosexual aparecen muchas otras ventajas que, aunque no se encuentran entre los principales motivos para contraer matrimonio, siempre son bienvenidos.

Entre ellas podemos citar:

  • Una potencial bajada de impuestos.
  • La posibilidad de tomar decisiones médicas importantes por la otra cónyuge.
  • Tener derecho a parte o la totalidad de su herencia.
  • Tener derecho a tomar todas las decisiones vinculadas a su enterramiento.
  • Tener ventajas en los seguros de vida.
  • Disfrutar de una mayor protección legal en caso de separación permanente.
  • Un largo etcétera.

Algunas personas que se oponen a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo afirman que estos beneficios existen para ayudar a las parejas tradicionales heterosexuales a que formen familias tradicionales y que con dichos beneficios los hijos resultantes tienen más posibilidades de crecer con sus padres biológicos.

Pero las personas que defienden el matrimonio entre personas del mismo sexo dicen que es una visión injusta y discriminatoria. Las parejas homosexuales también deberían tener acceso a dichos beneficios, especialmente teniendo en cuenta que muchos gays y lesbianas tienen hijos y se podrían beneficiar mucho de las ventajas financieras y culturales derivadas de una unión legalmente reconocida.

Hechos sobre los matrimonios del mismo sexo

Apoyo público al matrimonio homosexual

Ha crecido mucho durante la última década en todos los sectores de la sociedad.

En el año 2007, la mayoría de la gente se oponía a los matrimonios del mismo sexo en una proporción de 54% frente al 37%, pero una nueva encuesta realizada en 2017 por el Pew Research Center muestra que el 62% de la población ve ahora con buenos ojos que gays y lesbianas puedan casarse y sólo el 32% se muestra en contra.

Pero, aunque el apoyo ha aumentado en todos los ámbitos de la población, existen todavía grandes diferencias demográficas respecto al apoyo de los matrimonios del mismo sexo y que dichas diferencias son especialmente pronunciadas en los grupos religiosos.

Hoy en día, el 85% de las personas que se declaran ateas o agnósticas están a favor de los matrimonios del mismo sexo, así como el 68% de los protestantes blancos, el 44% de los protestantes de raza negra y el 67% de los católicos.

Las diferencias generacionales también son muy pronunciadas, aunque el matrimonio homosexual cada vez tiene más apoyos entre las generaciones más mayores.

En términos generales, los porcentajes de apoyo al matrimonio homosexual entre los diferentes segmentos de la población son los siguientes:

  • Presenta un 74% de apoyo entre la llamada generación milenial (que tienen entre 18 y 36 años).
  • Un 65% de los miembros de la Generación X (que tienen entre 37 y 52 años) también son favorables al matrimonio homosexual.
  • Sin embargo, solo un 56% de los miembros de la generación del “Baby Boom” (que tienen entre 53 y 71 años) se muestran a favor.
  • Por último, únicamente un 41% de la conocida como “Generación Silenciosa” (de entre 72 y 89 años de edad) ve con buenos ojos el matrimonio homosexual.

El matrimonio gay va en aumenta

Las encuestas realizadas por Gallup durante 2017 han demostrado que el 10.2% de los componentes de la comunidad LGBTI+ se casaron con personas de su mismo sexo en los meses que siguieron a la legalización del matrimonio gay lésbico.

Como consecuencia de estos resultados, Gallup estima que el 61% de las parejas del mismo sexo estables que existen están actualmente casadas, de las cuales un 38% lo hicieron antes de que las instituciones gubernamentales superiores finalmente aprobaran el matrimonio igualitario y un 49% lo hicieron menos de un año después de su aprobación.

En qué países es legal el matrimonio gay

En enero de 2019, Austria se convirtió en el 26º país en legalizar el matrimonio homosexual. Y parece que Taiwán y Costa Rica serán los siguientes en legalizar las uniones entre gays y lesbianas.

En ocasiones, los matrimonios igualitarios han sido legalizados por los parlamentos, mientras que en otros casos otro tipo de organismos constitucionales han tenido que forzar a los gobiernos a adoptar tal medida.

A continuación te presentamos las fechas en los que distintos países del mundo legalizaron el matrimonio homosexual.

2001: Países Bajos

Los Países Bajos fueron el primer país en legalizar los matrimonios entre gays y lesbianas.

Desde el año 2001, las parejas homosexuales se pueden casar, divorciar y adoptar hijos en este país con total libertad.

2003: Bélgica

El parlamento belga votó a favor de legalizar el matrimonio homosexual en el año 2003.

En 2006, se permitió legalmente a las parejas del mismo sexo casarse y adoptar niños.

2005: España y Canadá

En el año 2005, Canadá se convirtió en el primer país no europeo en legalizar el matrimonio homosexual.

Por otra parte, en ese mismo año, el parlamento español aprobó una de las leyes más liberales del mundo en materia de matrimonio igualitario, permitiendo que las parejas homosexuales casadas tuvieran absolutamente los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales.

2006: Sudáfrica

El parlamento de Sudáfrica legalizó el matrimonio homosexual en el año 2006.

A día de hoy, sigue siendo el único país del continente africano en el que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal.

2009: Noruega y Suecia

Noruega reemplazó la ley de unión civil que hasta entonces tenía vigente para crear una nueva ley que reconocía el derecho que tenían las parejas homosexuales a contraer matrimonio, teniendo los mismos derechos que las heterosexuales.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Asimismo, dicha ley también les permitía adoptar, al mismo tiempo que contemplaba otros detalles que les equiparaban totalmente a las parejas heterosexuales.

Esto ocurrió en 2009 y en el año 2017 la Iglesia Luterana de Noruega autorizó a sus pastores a oficiar bodas con contrayentes del mismo sexo.

Por otra parte, el parlamento de Suecia aprobó los matrimonios del mismo sexo en el año 2009 y la Iglesia de Suecia permite que sus clérigos oficien bodas con contrayentes del mismo sexo.

2010: Portugal, Islandia y Argentina.

Portugal legalizó los matrimonios homosexuales en el año 2010 a través del voto parlamentario.

El parlamento de Islandia aprobó de forma unánime el matrimonio homosexual en 2010, cuando las parejas del mismo sexo ya tenían la posibilidad de adoptar niños.

El parlamento argentino aprobó por un porcentaje pequeño de votos sus leyes de matrimonio igualitario en el mencionado año 2010.

2012: Dinamarca

En Dinamarca, gays y lesbianas ya tenían el derecho de registrarse como pareja de hecho y adoptar niños, pero el matrimonio homosexual como tal no se legalizó hasta 2012.

2013: Francia, Brasil, Uruguay y Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda se convirtió en el primer país de la zona de Asia-Pacífico en legalizar el matrimonio homosexual en 2013. Allí la ley también permite que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños.

Francia legalizó el matrimonio homosexual y la adopción de niños por parejas del mismo sexo en el año 2013.

Uruguay pasó una ley para aprobar el matrimonio igualitario en el año 2013, pues aunque allí las parejas homosexuales ya podían adoptar niños, todavía no podían contraer matrimonio legalmente.

Brasil se convirtió en el primer país en legalizar el matrimonio homosexual como consecuencia de una decisión judicial, en vez de hacerlo por la vía legislativa habitual.

2014: Reino Unido, a excepción de Irlanda del Norte.

En 2013, el parlamento británico aprobó una ley que legalizó el matrimonio homosexual en Inglaterra y en Gales.

Al año siguiente, el parlamento escocés aprobó una ley muy similar.

Por desgracia, la zona de Irlanda del Norte quedó excluida de esta legislación y todavía no reconoce el matrimonio homosexual.

2015: Irlanda, Estados Unidos y Luxemburgo.

En el año 2015, el Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró públicamente que la constitución amparaba los derechos que tenían los ciudadanos a casarse, independientemente del género del cónyuge que eligiesen.

Ese mismo año, Irlanda se convirtió en el primer país en legalizar el matrimonio homosexual a través de un referéndum popular, obteniendo el voto favorable del 62% de los votantes.

El parlamento de Luxemburgo apoyó mayoritariamente la aprobación del matrimonio homosexual y pasó una legislación que, además de instaurar el matrimonio igualitario, permitía a las parejas del mismo sexo adoptar niños.

Dicha ley se aprobó en 2014 y entró en vigor el 1 de enero de 2015

2016: Colombia y Groenlandia

En el año 2016, el tribunal supremo de Colombia decidió que la constitución del país garantizaba el derecho que tenían las parejas homosexuales a casarse si así lo deseaban.

En 2015, el parlamento de Groenlandia decidió adoptar la legislación que su país hermano, Dinamarca, ya había implantado en el pasado y que reconocía a las parejas homosexuales el derecho a casarse y a adoptar niños.

2017 – Finlandia, Eslovenia, Malta, Alemania y Australia.

Desde 2017, el matrimonio homosexual es legal en todos los países nórdicos, así como en Eslovenia, donde existía la posibilidad de que las parejas del mismo sexo se registraran como parejas de hecho con anterioridad.

Sin embargo, en este país, el matrimonio homosexual como tal no se legalizó hasta el mencionado año 2017.

Malta permite que las parejas del mismo sexo se casen desde julio de 2017. Por otra parte, los alemanes aprobaron el matrimonio homosexual en 2017, cuando votaron para legalizarlo en un referéndum nacional.

Australia descubrió el 15 de noviembre de 2017 que el 61,6% de su electorado estaba a favor de la legalización del matrimonio homosexual. Solo el 38,4 de los votantes se mostraron en contra. Como consecuencia de esta votación, el matrimonio igualitario se legalizó oficialmente en diciembre de 2017.

2018: Algunas zonas de Reino Unido

Los diferentes territorios de Reino Unido repartidos por el mundo tienen mucha autonomía a la hora de dictar leyes. Este año se produjeron avances en algunos de ellos, como Bermudas y Jersey.

2019: Austria, ¿Costa Rica y Taiwan?

Austria ha legalizado el matrimonio homosexual en enero de 2019.

Según ciertas noticias, Costa Rica y Taiwan serían los próximos en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo, esperemos que den el paso.

¿Te gusta este vídeo? tenemos en la sección de vídeos de bodas lésbicas un montón más, ¡no dejes de visitarla!.

Tasas de divorcio entre parejas lesbianas

Aparentemente, en lo que se refiere al divorcio, las tasas de separación legal entre las parejas de mujeres lesbianas es bastante alto.

Algunas estimaciones indican que las posibilidades de que una pareja de lesbianas se divorcie es un 160% mayor que en el caso de las parejas heterosexuales y aproximadamente un 50% superior que la media presente entre los matrimonios gays.

Pero, ¿por qué pasa esto? ¿Son las lesbianas más infelices que otro tipo de parejas?

Entre las teorías que se manejan, se encuentran las siguientes, muy cogidas con pinzas, ojo:

  • Una de ellas defiende que las lesbianas no saben todavía cómo estar casadas entre ellas y necesitarán algo de tiempo para que su psicología madure antes de que puedan mantener una relación estable durante un largo periodo de tiempo.
  • Otra indica que las parejas lesbianas no tienen el apoyo social que necesitan para mantener su relación y se sienten juzgadas e incómodas constantemente, tanto consigo mismas como en su relación, por lo que tienen más posibilidades de sucumbir a la presión y acabar separándose.
  • Otras teoría indica que las lesbianas son demasiado exigentes. Quieren un matrimonio “de calidad” y son menos proclives que otro tipo de parejas a aguantar problemas sentimentales, como a pasar por alto una aventura sentimental de su cónyuge.
  • Otra teoría es que las mujeres simplemente tienen muy mal carácter y que las lesbianas, cuando se pelean, de verdad dicen y hacen cosas que dañan irreparablemente su relación y provocan una ruptura.

Es difícil saber la razón por la que estas tasas de ruptura son tan altas, en realidad pueden existir muchas variables que influyan en la desestabilización de las uniones lésbicas.

¿Qué opinas sobre estas teorías? (Y, por favor, no mates al mensajero).

Fuentes de documentación:

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

También te podría gustar...

Sobre este artículo

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja un comentario

El email no se publica. Todos los campos obligatorios, salvo Web.