Blog > Familia

Problemas legales de ser madres lesbianas

Depende de las legislaciones de tu país, ser madre y ser lesbiana puede venir con un conjunto de asuntos legales que debéis resolver. Sigue leyendo para que puedas ver un panorama completo de los problemas legales de ser madres lesbianas.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Los problemas legales de ser madres lesbianas implican una serie de asuntos que varían dependiendo de las leyes en cada país.

Por ejemplo, en países donde el matrimonio igualitario es aceptado los asuntos legales suelen venir con soluciones provistas por las leyes.

Mientras más tiempo pasa, es más normal ver a dos mujeres criando a un hijo juntas. En países como España o Argentina, el sistema de salud y las legislaciones proveen el apoyo requerido para quienes se aventuran en este camino.

Un estudio realizado en este marco en la población australiana mostró que aunque hay un marco legal que protege a las uniones entre dos mujeres.

Asimismo, las madres lesbianas, suelen verse igualmente afectadas por algunos de los problemas legales de ser madres lesbianas. Quizás por ambigüedad en las leyes o por inexistencia de las mismas.

Por otro lado, en aquellos países donde ni siquiera hay posibilidad de consumar una unión entre dos mujeres lesbianas, hacer una familia homoparental viene con más problemas. 

Por eso, en este artículo presente te ofreceremos un panorama general de algunos asuntos que tendrás que precisar a lo largo del proceso en tu país

Una de las cosas más importantes que debéis tener en cuenta es que no estáis solas. Vosotras, como muchas otras mujeres solo estáis buscando ser felices. No desfallezcáis ante los vacíos legislativos.

No todos los tratamientos de reproducción asistida son cubiertos por la seguridad social 

La lista de los tratamientos de reproducción asistida es larga. Entre los más conocidos está la fecundación in vitro y la inseminación artificial. Ambos cubiertos por la seguridad social de España.

En cambio, uno de los más prometedores procesos el tratamiento ROPA no es cubierto en España. 

En España estos tratamientos se rigen, de manera general, por la Ley 14/2006 de Técnicas de Reproducción Humana Asistida (LTRHA). No obstante, cada comunidad autónoma define la gestión de la asistencia de la seguridad social.

Algunas cosas que puedes tener en cuenta son:

  • En algunos casos para que estos tratamientos puedan ser cubiertos por la seguridad social es necesario que la mujer sea incapaz de embarazarse. Así que las mujeres lesbianas suelen tener dificultad para ser admitidas. 
  • En España para iniciar estos tratamientos la edad límite es 55 años para los hombres y 40 para las mujeres. Por lo tanto, las madres lesbianas deben tomar previsiones de su edad, considerando el tiempo de espera que pasarán.

Las madres lesbianas entran en largas listas de espera, ya que la seguridad social no cuenta con los recursos suficientes. Por lo tanto, esto puede significar que las mujeres tengan que esperar mucho tiempo. 

Cabe acotar que estos tratamientos suelen ser bastante costosos en cualquier parte del mundo. Así que el hecho de que no todos los tipos sean cubiertos por la seguridad social, es un problema. Ya que eso significa que debéis ahorrar y costear largos tratamientos de fertilidad.

Orden de apellidos en el registro 

El orden de apellidos en el registro en las familias homoparentales se escoge en el registro del primer hijo que se tenga

De esta manera, es imposible que los hermanos miembros de una familia homoparental presenten el orden de los apellidos de manera diferente

Otro asunto importante es que para el registro del hijo por dos madres es necesario que estén casadas para el momento del nacimiento del niño. Asimismo, el tratamiento de reproducción debió haberse hecho a través de una clínica de fertilidad. 

Este orden suele escogerse por un acuerdo entre las madres. Sin embargo, si no se llega a un acuerdo será el encargado del registro quien tomará la decisión final. Lo que significa un problema, ya que alguien más decidirá sobre el futuro apellido de tus hijos.

Este asunto es mucho más complicado en lugares donde las leyes no permiten el registro de dos mujeres como madres de un niño. Por ejemplo, podemos observar el siguiente caso.

En el caso del video anterior, aunque esta familia esté constituida formalmente como una unión civil, ha sido difícil conseguir que ambas mujeres sean reconocidas como mamás.

Ellas pensaron que sería más fácil apelar si la técnica de reproducción asistida ha sido ROPA. Pero en el registro no lo permitieron.

Bajas de maternidad para madres gestantes y no gestantes

Afortunadamente en España se protege el bienestar y la integridad de ambas madres. La legislación española permite que si ambas mujeres figuran como madres legales del niño no hay problemas en solicitar bajas de maternidad o paternidad. 

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Sin embargo, se le denomina baja de paternidad a la solicitud que hace la madre no gestante.

Como vemos en el testimonio anterior, aún en países receptores del matrimonio igualitario, algunas veces obtener la baja de maternidad implica iniciar una pelea. En este caso, se necesitó el apoyo y las fuerzas de abogados.

A veces, lo más importante es luchar por defender nuestros derechos.

Reclamo de la paternidad por parte del donante

Uno de los problemas legales de ser madres lesbianas es el temor al donadonte de semen. Ya que podéis pensar que este puede venir a ti en el futuro y exigir ser parte de la vida de tu hijo

Sin embargo, la realidad es que esto depende mucho de la manera en que la donación de semén ha sido llevada a cabo. Por eso, esta es una de las decisiones que mas debéis pensar.

Si el donante ha sido anónimo 

Cuando el tratamiento de fecundación se lleva a cabo en una clínica especializada, esto es lo que sucede. Todos los procedimientos son llevados a cabo con donante anónimo. En este caso, al momento de la donación, el padre se compromete anónimamente

Esta anonimidad evita que el donante conozca los datos de las personas donde se ha usado su semen. En este sentido, el donante renuncia a toda filiación.

Si el donando no ha sido anónimo

Por otro lado, los casos donde se ha usado un donante conocido (amigo o familiar). Estos casos la donación se hace sin participación de ningún centro de reproducción el donante sí podrá reclamar la paternidad.

En juicios empezados por donantes conocidos no tiene validez ningún documento donde el padre renuncie a la paternidad del niño. 

De esta manera, se puede convertir en un problema legal para las madres. Y que también puede traer consigo derechos y deberes sobre el niño o la niña.

Problemas legales de ser madres lesbianas divorciadas

Otro de los problemas legales de ser madres lesbianas son aquellos asuntos que toda pareja, heterosexual u homosexual, pasa con la separación.

Como sabemos, toda pareja que tiene hijos y se separa tiene que pasar por un proceso no solo emocional sino también legal.

El acuerdo de divorcio suele incluir detalles importantes para los hijos y para las madres. Sin embargo, la separación representa un problema mayor cuando solo una de las madres figura como madre legal de los hijos

Esta situación es muy común en países y jurisdicciones donde las uniones entre mujeres lesbianas no están protegidas por un marco legal sólido

Si las dos madres son reconocidas por el Registro Civil

Sin embargo, la situación será diferente según la condición legal del registro de vuestros hijos. Por ejemplo, si ambas madres aparecen registradas en el Registro Civil. Si ese es tu caso, ambas debéis tomar algunas decisiones.

  • Elegir la madre que va a tener la custodia de los hijos.
  • Régimen de visitas con la madre que no obtenga la custodia.
  • Detalles sobre la pensión alimenticia.

Estas decisiones suelen representar un problema, aunque no legal, pero sí emocional cuando ir en el acuerdo de divorcio. Este proceso suele tener complicaciones sobre todo en relación a la madre biológica y la madre no biológica.

Si solo una de las madres es reconocida en el Registro Civil 

En lo que respecta a las parejas de dos madres lesbianas donde solo una de ellas es la madre legal de los hijos. Esto se traspone a que solo una de ellas tiene deberes y derechos sobre los hijos luego de la separación.

Es una situación que se complica mucho más, ya que la responsabilidad cae solo sobre una persona. La madre no biológica pierde la posibilidad de obtener la potestad del niño. Tampoco está obligada a pasar ninguna pensión alimenticia.

Sin embargo, esta sí puede solicitar un régimen para mantener la comunicación y visitas para mantener contacto con el o los hijos. Este régimen lo solicitas como “allegado”. Y en caso de que no tengáis problemas en el acuerdo, escogereis vosotras mismas el tiempo y la frecuencias.

Tenéis que saber qué te permiten en tu país si tienes esta condición. Pero lo que sí es seguro, es que suelen ser mucho más restringidos que los regímenes de visita que obtienes como madre. Por ejemplo, si no hay acuerdo, se suelen establecer uno o dos fines de semana cada mes.

El amor siempre vence

Como has podido ver, muchos de estos problemas suelen ser ajenos a nosotras. Sobre todo, depende de las políticas actuales que tu país tenga en relación a varios asuntos.

  • El matrimonio igualitario o la posibilidad de establecer una unión civil entre mujeres lesbianas.
  • La posibilidad desde el Registro Civil de registrar a un niño por dos mujeres.
  • Las legislaciones de separación en una unión de dos mujeres.

Como veis, todo esto será más o menos problemático en relación a donde estéis o a la manera en la que decidáis tener a vuestro hijo o hija. 

Pero el amor siempre vence. Como cada vez más las mujeres lesbianas ganamos más y más terreno en el ámbito jurídico alrededor del mundo. Cada vez más países están discutiendo la legalidad del matrimonio igualitario. Así que lo que más te recomendamos que no te desanimes.

Algunas cosas en la vida serán más difíciles que otras. Como has podido ver a lo largo de este artículo hay cosas que podrían significar un problema en tu país y otros que ya habrán sido resueltos. Lo importante es que si queréis ser madres lesbianas sepáis cómo resolver estos detalles legales.

Siempre existirán los recursos de amparo y las apelaciones. Así que ánimo que cada una de las victorias que tengáis será significativa para las futuras madres lesbianas.

¿Cómo ha sido tu experiencia como madre lesbiana en tu país?

Como hemos visto las legislaciones suelen ser muy distintas en todos los sitios. Cuéntanos si has pasado por alguno de estos problemas y cómo habéis logrado salir victoriosa.

Recuerda que compartiendo tu experiencia puedes ayudar a las demás.

Si pudieras elegir...

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta