Blog > Orientación sexual

Momentos incómodos por los que pasa una vegetariana

Momentos incómodos por los que pasa una mujer vegetariana en un mundo lleno de personas carnívoras. Y también recomendaciones para evitarlos.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Cada día más personas han adoptado el vegetarianismo como un estilo de vida. Pero aun así, sigue existiendo resistencia para aceptarte si eres una vegetariana lesbiana.

Las vegetarianas siempre son una minoría. Y como minoría, tendrás que aguantar cosas que ocurren por ser diferente. Ya de por sí sabrás de qué se trata y lo complejo que es lidiar con esto.

Por eso, en esta ocasión hemos decidido hablar de los momentos incómodos por los que pasa una vegetariana lésbica.

Situaciones que vives cuando eres vegetariana

Entre la mayoría de la gente no existe una cultura vegetariana, ni tampoco una política que la promocione. Sobre todo, si piensas que estamos en un mundo donde la mayor parte de la población es carnívora. Y de hecho, donde muchos no entienden cómo puedas escoger evitar las carnes en tu alimentación diaria.

Los chistes, las burlas y las suposiciones siempre estarán presentes en tu vida si eres vegetariana y lesbiana. Hablemos sobre algunas incomodidades con las que se puede enfrentar cualquier mujer vegetariana, sea lesbiana o no.

Se olvidan de que eres vegetariana

Al unirse vegetarianos y carnívoros, surge la posibilidad de que haya una serie de incomodidades en el quehacer diario. Así que este compartir puede tornarse difícil.

En una ocasión, una amiga vegetariana me contaba que recibió una invitación de unos amigos para cenar. El motivo de la reunión era reencontrarse. 

Cuál sería su sorpresa que llegado el momento de comer, sus anfitriones habían olvidado a la vegetariana del grupo. El plato principal era carne roja. Por fortuna, en ese caso hubo una rápida solución.

Te insisten en comer carne para tener una buena salud

También existe la creencia profunda y arraigada de que ser vegetariana es sinónimo de estar desnutrida.

Por eso, con frecuencia puede ocurrir que familiares y amigos insisten en decirte que una alimentación vegetariana no es suficiente para la salud. De hecho, la ausencia de proteína animal y de hierro es el argumento más común

Además, me han contado amigas haber sufrido situaciones donde las retan con constancia al poner un trozo de carne en su plato. 

En este caso tienes dos opciones: contrargumentas o los ignoras. Depende mucho de tu carácter. Así como también de la situación, del sitio o del humor que tengas.

Lo más fácil es pasar por alto los comentarios con una ligera sonrisa en tus labios.

Como dicen, a palabras necias, oídos sordos.

Se hacen burlas y chistes

Los chistes acerca del asunto son frecuentes. Sobre todo de amigos y familiares carnívoros que se creen muy graciosos. En general, lo que más

Para ellos, ser vegetariana es sinónimo de hippy, comeflores, desnutrido, pálido… Entre otras muchas afirmaciones que no son para nada graciosas. 

Las personas tienden a burlarse de lo que no conocen. Y ni siquiera se dan cuenta lo mal que pueden hacer sentir a alguien. De hecho, una de las bromas más comúnes es la de: “¿Y no comes DE NINGÚN TIPO DE CARNE?“. Entonces sí. Ser lesbiana y ser vegetariana, parece tener otro sentido.

Por eso, no te irrites por estas bromas. Ya que en muchas ocasiones incluso van acompañadas de un tono jocoso o hasta cariñoso.

No permitas que te afecten las palabras de gente ignorante. Al contrario, recuerda que es una manera que están usando para divertirse. Quizás ni siquiera tienen una intención en hacerte sentir mal, sino que les gusta hacerse los chistosos.

Se asume que solo comes ensalada

Entonces, es común que las personas piensen que tú solo comes ensalada y alimentos verdes. Al no tener un amplio conocimiento de las riquezas en la gastronomía, es fácil pensar que si quitas la carne, no queda nada.

Entonces esto es algo que te perseguirá a todos los lados a los que vayas. En reuniones, cuando solo tienen lechuga para ti. O en restaurantes, cuando tus amigas quieren escoger por ti. O peor, cuando tu novia se siente obligada a cocinar algo especial y diferente.

Lesbosfera en Telegram

Únete al canal de Telegram para enterarte de las novedades y recibir contenidos exclusivos de Lesbosfera

Incluso, se puede llegar a pensar que hay hasta un tabú sobre hablar de qué come en realidad una vegetariana lesbiana. Pero la verdad es que es mucho más fácil preguntarle o decirle que lleve algo a su gusto.

Sobre todo por, en la realidaad, tú no solo comes ensalada. Y hay muchísimas opciones mejores que solo lechuga y aderezo.

Un problema ético frente a ti

Muchas veces, ser vegetariana va mucho más allá de buscar ser más saludable. Ciertas mujeres lo toman como una decisión ética, de respeto animal, incluso como una posición ante su relación con la naturaleza.

Si tu elección de ser vegetariana tiene un componente ético, es normal que vivas una serie de incomodidades al compartir con carnívoros.

Estar en la misma mesa con alguien que devora un filete de ternera o un muslo de pollo, puede ser muy incómodo. Así como ver a otras personas consumir carnes llenas de sangre y disfrutar con eso, no es un espectáculo muy bonito.

Para eso es importante cultivar la tolerancia, y recordar que cada día aumenta el vegetarianismo. Es un proceso lento pero seguro.

En las fiestas familiares, prepárate

Las fiestas serán difíciles.

Por ejemplo, en la cena navideña, el día de acción de gracias y en otra gran cantidad de reuniones, se come mucha carne. En la navidad, la mayoría de las regiones tiene un plato carnívoro acompañado de varios acompañantes, postres y bebidas.

Esto siempre representa un momento incómodo para una vegetariana. De hecho, lo más desagradable es que ocurre todos los años. No obstante, ¡no te desanimes! Existen muchas familias que se vuelven vegetarianas.

Si tu familia está muy cerrada a ser vegetariana, tienes dos opciones.

  • Preparas tu propio plato sin carnes para esa noche. 
  • O participas de la fiesta navideña solo consumiendo ensaladas, pan y postres.

Terminan diciendo mentiras

También son frecuentes los engaños. Pues se le sirve una comida a la persona vegetariana diciéndole que no tiene carne, cuando en realidad sí la tiene. Si ya tienes tiempo de haber comenzado nuestra ruta vegetariana, te darás cuenta de inmediato. 

Creo que este es el momento más embarazoso de todos. Es más que incómodo. Puede ser motivo de consecuencias nefastas, porque algunas vegetarianas han desarrollado alergias a la carne. 

Para este tipo de situaciones no puedes guardar ningún tipo de tolerancia. Tienen que respetar tu decisión. Por eso si te ocurre alguna vez, es mejor dejar claro que no quieres que se vuelva a repetir.

Inconvenientes en los viajes

A veces puedes sentir una gran incomodidad al momento de desplazarte, pues no en todas las regiones encuentras opciones para comer.

Además, puedes llegar a un sitio y encontrar que no hay ninguna disposición para atender a una vegetariana.

Se dice de manera simple: “este no es un restaurante vegetariano”, pero no hay un poco de apertura para preparar algo en el momento. Aunque sea una comida muy sencilla. Por eso, los viajes pueden ser muy incómodos para lesbianas vegetarianas.

Por otra parte, en muchas regiones las comidas tradicionales son a base de carnes. Y la vegetariana se encuentra con una gran insistencia por parte de los nativos sobre la necesidad de probar los ricos platos tradicionales.

Recomendaciones para evitar momentos incómodos

Si eres vegetariana lesbiana, quizás hayas pasado por algunos de estos momentos incómodos en algún momento.

Así que es comprensible que ya estés cansada de una y otra vez tener que padecerlos. Este puede ser una oportunidad para crear herramientas que te permitan dejar de sufrir. Pues además de tu orientación sexual, hay otras cosas que sirven como motivo de discriminación.

Informate sobre el lugar donde vas

Si decides hacer un viaje debes tomar en cuenta las costumbres y tendencias en la alimentación del lugar a donde llegas. Y estar siempre preparada. Es decir, prepárate para ser flexible y creativa al elegir menú. 

Casi siempre encontrarás algo para comer, pero por desgracias no esperes que te atiendan como la reina del vegetarianismo cada vez que llegues a un lugar.

Aunque es cierto que en aquellos países en donde existe una tendencia más amigable con la cultura vegetariana, existirán más restaurantes vegetarianos. Debes considerar que no todos los países y regiones tienen tendencia al vegetarianismo.

Incluso esto aplica también para cuando vayas a visitar a alguien. Es mejor que preguntes el menú o que comentes acerca de tu preferencia de no comer carnes.

Crea un mapa de sitios seguros como vegetariana

En cualquier sitio donde estés, ubica los restaurantes vegetarianos. Por otro lado, también a lugares donde encuentres alimentos frescos que puedas preparar. 

Si vas de viaje y tienes planificado llegar a casa de unos amigos, puedes hacer planes. Y en algún momento sorprenderlos con una deliciosa receta vegetariana. De esta manera, compartes tu tendencia natural y ser tú la anfitriona de ellos. 

Comprende las posturas de los otros

Otro aspecto a tomar en cuenta es que, al inicio, familiares y amigos presentan una resistencia al cambio en la dieta.

En muchos casos los padres se oponen a esta decisión cuando somos jóvenes. Incluso hay una resistencia inicial pues consideran que estarán mal alimentados y temen a las consecuencias en salud. 

Hay muchos testimonios de experiencias en donde amigos y familiares van aceptando los nuevos cambios. 

Incluso hay personas que relatan cómo poco a poco muchos familiares siguieron la tendencia. O al menos cada día comen un mayor número de frutas y verduras y mantienen un estilo de vida más saludable. 

Por último, los familiares terminan respetando tus ideales y convicciones y, por lo tanto, tus decisiones. Así que debes comprender la forma de pensar de ellos

Lo peor que puedes hacer es enfadarte todo el tiempo. Es normal que no te sientas bien, pero no puedes dejar que la ira te afecte

Explica a tu familia de la mejor forma, sin discutir y ten mucha paciencia, ayuda en las compras y así podrás incluir los productos necesarios ¡Con el tiempo conseguirás progresos!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta

Para comentar sobre este artículo, o cualquier otro tema, regístrate en nuestra Comunidad Privada y participa en los foros y chats.

Importante: Comunidad para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo. NO para ligar.

Registrarme para participar

Deja una respuesta