fbpx

Negación de la orientación sexual u homofobia interiorizada

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: La negación de la orientación sexual puede ser un problema que te afecte más de lo que quisieras. Tienes que intentar superar lo que implica que estés negando lo que tú misma sabes que eres.

La negación de la orientación sexual ocurre cuando una mujer no acepta que es lesbiana o bisexual. Sino que se esconde tras algo que puede también llamarse homofobia o lesbofobia interiorizada. Para algunas de nosotras es más difícil aceptarse que para otras. 

De hecho, esta actitud es mucho más común de lo que se cree.

Esto se convierte en uno de los problemas más difíciles de combatir respecto a la lesbofobia. Pero ¿por qué es tan difícil de luchar contra la negación de la orientación sexual? 

Al parecer, justo tiene que ver con la idea de que es un problema que generamos nosotras mismas.

Quizá surge de lo más profundo de nuestro interior. Es decir, es una homofobia adquirida y alimentada por el entorno que se ha sedimentado como parte de nuestros inconsciente.

¿Qué implica rechazarse a una misma por ser lesbiana? 

La negación de la orientación sexual se conoce también como homofobia internalizada u homonegatividad interna.

Esta condición se puede entender como un conflicto psicológico en donde la persona no logra aceptarse a sí misma

Las mujeres que experimentan esta negativa viven su vida como un espía de sí misma. Es un conflicto con la identidad de la mujer.

El engaño y la mentira es lo que más le afecta de esta situación. Aunque siente atracción por personas de su mismo sexo, nunca se atrevería a admitirlo. 

La lesbofobia interiorizada puede generar expresiones totalmente opuestas a lo que siente.

Una mujer que vive así vive en conflicto todo el tiempo. Se producen emociones de impotencia, frustración e incluso odio hacia lo que está pasando. 

¿Cómo se vive la homofobia interiorizada?

La negación de la orientación sexual también ocurre con lesbianas, bisexuales… y cualquier persona que no se acepte como es.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Existen mujeres que viven una lesbofobia interiorizada y mujeres que viven una bifobia interiorizada. 

En todos los casos ocurre un mismo patrón, la persona denigra y rechaza su orientación sexual; homosexual, lésbica o bisexual.

Pero en el fondo esa es su verdadera condición. Esta represión puede llegar a ser tan fuerte que produce a personas llenas de ira y rabia. 

Causas de la lesbofobia interiorizada

La lesbofobia interiorizada está estrechamente vinculada a los lugares y sitios donde nos hemos criado.

Puede ser en el hogar, en el colegio o en el trabajo. También está en relación de las creencias religiosas y formas de entender el mundo.

Muchas veces las personas que llevan un rechazo a sí mismas pueden verse por fuera como gente muy cerrada y poco tolerante. Pero precisamente son así porque en su interior son frágiles y tienen demasiadas cosas guardadas. 

Todas hemos sido en algún momento víctimas de la presión social. A veces hacemos cosas solo por ser aceptadas en nuestro entorno.

Esto es así sobre todo en la adolescencia que la aceptación social es una búsqueda constante. No obstante, algunas personas no logran superar tan fácilmente esta etapa.

Consecuencias de la lesbofobia interiorizada

Esta condición puede afectar en muchos aspectos de tu vida cotidiana, algunas pocas son:

  • Desconocimiento de sí misma.
  • Poca empatía con los homosexuales, lesbianas o bisexuales que conoces.
  • Bullying hacia personas por su orientación sexual.
  • Violencia de todos tipos contra los homosexuales, lesbianas o bisexuales. 
  • Insatisfacción constante y permanente en la vida.

Como vemos las consecuencias de la homofobia interiorizada son muy problemáticas.

Para la vida de una persona significan una mutilación de la libertad y de la satisfacción.

Además significa una duplicación negativa de la propia personalidad. Ya que nos convertimos en espías de nosotros mismos y vivimos la vida como si fuese de otra. O como si nuestra vida fuese vivida por otra. 

Veamos un caso

En la película Milk hay un caso que muestra las consecuencias de la homofobia interiorizada. Esta película cuenta la historia de Milk, un activista homosexual que lucha por los derechos LGBT. 

Al final, el senador White asesina a Milk porque no acepta todos los logros obtenidos en beneficio de la comunidad LGBT. White era un hombre que en secreto le gustaban los hombres, pero que no se aceptaba. 

La homofobia interiorizada creó un asesino. Él que prefirió matar a un héroe ya que no se lograba aceptar a sí mismo. 

Identifica la negación de la orientación sexual

Algunas lesbianas o bisexuales hacen cosas que nos hacen pensar que no se acepta a sí misma.

Patrones y comportamientos de rechazo a lo que son. Si los logras identificar, te ayudará a superarlo.

Su identificación es importante para estar más conscientes de nuestros círculo de amistades y familiares, así como de nosotros mismos.

Una persona que se niegue necesita mucho apoyo y entendimiento, aunque es difícil de adquirirlo ya que su actitud se lo impide. Por eso es fundamental identificar los patrones para luego saber cómo actuar.

Si quieres identificar esta actitud en ti o en alguien más, puedes observar algunos signos en el comportamiento. A

lgunos de ellos le afectarán sólo al foco, es decir, a quien esté pasando por esto. En cambio, otros podrán llegar a afectar directa o indirectamente a su entorno.

Signos de rechazo que solo te afectan a ti

La persona que pasa por una negación de la orientación sexual está destinada a pagar un precio alto por eso.

Observa muy bien si vinculas alguno de los siguientes signos contigo misma (o con la persona en la que quieres identificar la homofobia interiorizada):

  • Negar tu orientación sexual a los otros. 
  • Intentar cambiar de forma forzada y no espontánea tu orientación sexual.
  • Sentir que tú nunca eres suficiente.
  • Pensamientos compulsivos o actitudes y comportamientos compulsivos.
  • Intentar todo por un poco de aceptación.
  • Baja autoestima y una imagen negativa de tu cuerpo. 

Signos de homofobia que también afectan a tu entorno

Sin embargo, en todo este lío que traes también vas a afectar a las personas que te rodean.

Quizás sean personas que no conozcas, pero también pueden ser personas con las que estás muy vinculada:

  • Despreciar a los miembros de la comunidad LGTBIQ.
  • Despreciar a los que están empezando a salir del closet
  • Negar que la homofobia, la lesbofobia y la bifobia son un problema importante.
  • Negar que existe.
  • Desprecio por aquellos que son como nosotros. 
  • Distanciarse de los demás por comprometerse en actitudes o comportamientos homofóbicos

Grados de negación de la orientación sexual

La homofobia o lesbofobia internalizada varía dependiendo de las personas y sus entornos.

Existen entornos que son altamente cerrados con la orientación sexual, aunque también hay otros entornos que son totalmente abiertos. En el medio conseguimos un umbral muy amplio de niveles de aceptación y rechazo. 

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Del mismo modo, hay personas fanaticamente lesbofobicas y otras donde encontramos sólo rastros de esa lesbofobia.

Los individuos que niegan su orientación sexual, a veces lo hacen de un modo absoluto y total. A veces sólo de forma discursiva, en forma de chistes o frases estereotipadas. 

Bollofobia

Uno de los grados más conocidos de lesbofobiainteriorizada es la bollofobia o plumofobia.

Esta corresponde a personas homosexuales que les molesta cualquier tipo de actitud “bollera”. Es decir, a ellas les gustan otras mujeres pero mientras estas actúen como mujeres. 

Esto viene acompañado de que las mujeres con bollofobia se comportan, se visten y hablan como mujeres heterosexuales.

Esto no sería ningún problema sino lo llevaran a una actitud extrema de odio, ya que cualquier actitud lésbica los perturba y molesta.

Solo hombres

Para ocultar los gustos reales a veces fingimos ser quienes no somos. Por ejemplo, algunas mujeres lesbianas sólo se relacionan con hombres.

Esto es normal, a todas nos ha pasado. El miedo nos limita para hacer las cosas que queremos.

Cuando una persona lesbiana o bisexual no se abre a salir con una mujer es un signo. Esto ocurre porque no se abren a tener una relación pública. Esto significaría aceptar su orientación sexual. 

Actitudes homofóbicas 

Por último, conseguimos todos los pequeños gestos, huellas y residuos homofobicos, lesbofobicos o bifóbicos que encontramos en los discurso del día a día. Frase como “La lesbofobia no existe” o “en este país no hay homofobia” son un signo.

También chistes y cualquier tipo de comentario donde de forma no explícita se reprueba los comportamientos no-heterosexuales. 

¿Cómo superar el rechazo hacia una misma por ser lesbiana o bisexual?

Antes de salir del clóset siendo lesbiana con el mundo, es necesario que elimines todo rastro de lesbofobia o bifobia interiorizada.

Verás que si lo logras será mucho más sencillo seguir adelante con tu vida. 

Acepta que tienes un problema

Identificar la homofobia interiorizada es el primer paso para poder superarla.

En el apartado anterior, te expliqué cómo hacer para identificar los signos de la negación de la orientación sexual. Por eso, es posible que conozcas alguna persona que presente estos síntomas, o puede que seas tú mismo el que lo padeces.

No te preocupes si eres tú la persona que sufre de la negación de la orientación sexual, lo importante es que ya estás empezando a cambiar. Y lo primero es aceptar que algunos de tus comentarios, opiniones y actitudes tienen una carga homófoba. 

Al aceptar que niegas tu orientación sexual ya estás rompiendo con una barrera de fuerza para el cambio.

Al aceptar un problema, nos dedicamos a solucionarlo. 

Busca una red de apoyo 

Algunas veces no vamos a poder con todo el peso. Esta situación que estás viviendo es muy común.

Por eso quizá alguna de las personas LGBT que conoces ha pasado por ello. De hecho, la solidaridad de otras personas te ayudará a ver las cosas distintas.

Puedes buscar amigos con los que te identifiques, así no sean lesbianas ni gays.

Incluso, puedes también acercarte a algún grupo de apoyo LGBT en tu ciudad o en alguna página. La experiencia de otros te ayudará, hablar con alguien que esté en una etapa diferente del proceso de aceptación da valiosa perspectiva.

Practica la autoconciencia

La autoconciencia o self-consciousnesses es un proceso que te permitirá separarte de ti misma.

De esta manera, lograrás tomar conciencia de tu mundo interior. Esto te permitirá estrechar tu conocimiento sobre ti misma.

La autoconciencia es un medio para escuchar tus emociones. También te servirá para encontrar la fuente de tu rechazo. 

En primer lugar debes preguntarte el por qué estás actuando así. Luego encontrarás un proceso de reconocimiento.

Esto te permitirá aceptarte a ti misma. Debes ser crítica contigo misma y evaluar tu forma de actuar. 

Aléjate de las personas tóxicas

En este proceso lo mejor es que te alejes de ciertas personas tóxicas.

Sé que esto pueda parecerte extremo, pero debes limpiar tus energías y las energías que te puedan afectar deben ser las mejores. 

  • Quizá tus amigos son personas tóxicas que se burlan de las lesbianas.
  • Quizá es en tu propia casa que encuentras la desaprobación.

Debes tomarte un tiempo para ti, para reforzarte a ti misma. Esto no significa que los sacarás de tu vida, sólo que te tomarás un descanso.

Trabaja para superar el miedo al rechazo

Aunque esto sea algo que experimentas en tu interior.

Pero sobre todo es algo motivado por el mundo exterior:

  • Los prejuicios de los demás,
  • el rechazo de los demás,
  • y la incomprensión de la orientación sexual. 

Esto que estás pasando es motivado por la sociedad. Debes trabajar por eso.

Si te acusan de lesbiana o si tienes dudas, no te sientas culpable. Solo debes trabajar para poder superar este período, poco a poco.

Inspírate en otras mujeres

El mundo y la historia están llenos de personas que puedes ver como tus modelos.

Ser lesbiana no es una condición que te impide desarrollarte en tu profesión, ni en tu vida. Tú eres tú y siempre lo serás. Tu futuro y tu presente no giran en torno a si eres o no eres lesbiana.

Actualmente se han logrado conquistar muchas victorias en relación a la sexualidad. Ya no hay que esconderla ni negarla. Mujeres exitosas en sus profesiones como Ellen DeGeneres, Jóhanna Sigurðardóttir, Frida Khalo, Janis Joplin vivieron y han vivido sin temor.

Si encuentras modelos auténticos de inspiración LGBT te ayudará a aceptarte como lo que eres. La negación de la orientación sexual es un obstáculo que tú misma te estás poniendo.

Inicia el proceso de aceptación

El primer paso es aceptarte a ti misma. Luego de que dejas el miedo a lo que vendrá, puedes aventurarte. Intenta iniciar el proceso para aprender a aceptarte a ti misma como mujer lesbiana o bisexual.

Este proceso será el que logre eliminar por completo tu rechazo a ti misma. Cuando logres aceptarte a ti misma, con el tiempo todo lo demás te irá saliendo.

¿Cómo te sientes tú?

Consideras que has aceptado por completo tu orientación sexual? ¿o te quedan atisbos de homofobia interiorizada?. Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Clío Uribe

Mujer, lingüista y fiel amante a las mujeres.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.