fbpx

Como ser amiga de una ex novia

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando...

Resumen: Cuando una relación se termina puede ser difícil, sobre todo porque a veces estamos tan ocupadas tratando de ser amigas de nuestra ex que no seguimos adelante con nuestras vidas.

Para quienes acaban de terminar una relación, surge la siguiente pregunta: ¿puedes realmente ser amiga de tu ex?

En ocasiones el rol de una ex es claro; por ejemplo, para una pareja que tiene hijos, a veces la amistad es una bendición, a veces una maldición, pero en definitiva no es imposible.

Con frecuencia las ex pueden tener roles disfuncionales que afectan sus vidas mutuamente, como cuando es una “amiga” que representa una carga muy pesada, o es una salida sexual fácil.

Así que el decidir cómo superarlo, si juntas o separadas, cuando una relación se termina puede ser difícil, sobre todo porque a veces estamos tan ocupadas tratando de ser amigas de nuestra ex que no seguimos adelante con nuestras vidas.

Nos encanta ser amigas de nuestras ex novias

Por muchas razones, la amistad después de romper una relación es particularmente complicada para las lesbianas.

La razón es muy sencilla, las mujeres tendemos a forjar vínculos muy profundos entre nosotras, por lo que es común que las amistades entre lesbianas se transformen en algo más íntimo por un periodo de tiempo, cambiando los patrones interpersonales dentro del grupo social de amigas.

Si la relación romántica termina, es natural que la antes pareja intente que la relación sea “solo de amigas”.

Muchas mujeres evitan separarse completamente de su ex en un intento por minimizar el dolor que causa la ruptura.

Sin embargo, esto puede llegar a ser contraproducente ya que para lograr la ruptura total del vínculo íntimo que se tiene en una relación romántica, es necesario que haya distancia física y emocional.

Depurar los aspectos negativos con tu ex pareja y perdonar, son objetivos que no podrás conseguir si justo después del rompimiento estás continuamente en contacto con ella.

Así que aún si las primeras palabras que quieres pronunciar después de romper con tu novia son “Quiero que seamos amigas”, guarda silencio y espera unos meses, porque una de las principales razones por las que te cuesta seguir adelante con tu vida es que no la dejas ir.

¿Puede una amistad funcionar después de una ruptura?

Toda amistad verdadera o contacto continuo sano, es posible entre las ex solo después de que el vínculo de intimidad está completamente roto.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Por lo que después de un periodo de separación y curación emocional, tu ex tal vez pueda lograr ocupar un espacio en tu vida.

Esto no aplica para alguien con quien solo saliste unas veces, estamos hablando de una mujer que ha sido tu novia, amante o pareja por largo tiempo.

Por lo que, si una relación termina de manera sana y ha pasado tiempo suficiente para que las secuelas emocionales se cicatricen, mantener el contacto con tu ex puede llegar a ser útil y ayudarte a sostener una relación amistosa si vuestros caminos se cruzan, o también puede ser un apoyo en momentos de necesidad.

Consejos para ser amiga de tu ex

Aunque lo veas como el cliché de una relación de lesbianas o parte necesaria de la vida, ser amiga de tu ex, es una idea que tarde o temprano pasa por la mente de todas.

Tal vez aún tenéis mucho en común, los mismos amigos y no queréis que la situación se vuelva incómoda.

Quizá la única amiga verdadera con la que cuentas es tu ex pareja, lleváis juntas un negocio, queréis seguir compartiendo vuestras mascotas o tenéis hijos en común.

Sea cual sea la razón, aquí hay algunos consejos sobre cómo ser amiga de tu ex.

Primera parte: Pasar página antes de plantearte nada

Dale tiempo a la ruptura

Si aún estás en medio de la ruptura o ya se terminó pero pasó esta mañana, puedes sentirte tentada a intentar acordar ser amigas inmediatamente.

Pero no intentes precipitar la amistad, primero date tiempo a ti misma y a tu ex para sanar y empezar a olvidar.

Durante este periodo de tiempo, desvincúlate completamente de la vida de tu ex.

La cantidad de tiempo separadas es diferente para cada una, pero un periodo de enfriamiento de tres meses es lo mínimo recomendado para dejar que la amargura que deja el rompimiento amaine un poco y entonces ver cómo se siente cada una.

La regla de “la mitad del tiempo”

Dicen que lleva la mitad del tiempo de una relación olvidar a tu ex, así que no trates de ahorrar tiempo en esta regla.

Según esto, si por ejemplo, estuvisteis juntas por lo menos un año, te llevará al menos seis meses considerar el hablar con ella otra vez, suficiente tiempo y espacio para poner las cosas en perspectiva.

Incluso aunque en tu mente sabes que no sois la una para la otra, tus emociones pueden engañarte, por eso solo para asegurarte, marca un tiempo prudente en el que consideres que estás lista para seguir con tu vida.

Pero recuerda, si necesitas extender ese periodo de tiempo, está bien, superar a una ex no es fácil, no te precipites, en especial si quieres una amistad.

Se directa con tus sentimientos

Si sigues enamorada de tu ex en secreto o la odias en secreto, o es ella la que tiene esos sentimientos, intentar ser amigas no va a ser una muy buena idea y no va a ser agradable.

Si tienes sentimientos, positivos o negativos, estos van a afectar a tu amistad con ella, por lo que compartirlos es tu responsabilidad.

Esto puede significar que necesites dar un paso atrás en tu intento por ser amigas mientras logras aclarar tus sentimientos.

Determina el porqué

Es muy importante determinar las razones por las que quieres salvar la amistad:

  • ¿Es para cerrar un capítulo?
  • ¿Esperas volver con ella?
  • ¿Necesitas apoyo emocional?
  • ¿Es solo porque disfrutas mucho de su compañía?

Debes aclarar tus motivos detrás de la amistad, esto determinará si ser amiga de tu ex es algo bueno y sano para ti.

Si no lo es, deja mucho espacio entre vosotras, aunque esto sea doloroso.

Deja que sanes primero

Si tienes mucha amargura o sentimientos negativos sobre tu ex novia, es demasiado pronto para intentar ser amigas.

Primero deja que tus heridas sanen, desházte de los recuerdos de tu relación y evita lugares o situaciones que te recuerden a ella para que puedas seguir adelante.

Lo siguiente que debes saber es si realmente ya la superaste o no:

  • Si no lo has hecho, entonces una amistad no es posible.
  • Si dudas o no estás segura, esto puede ser una señal de que aún tienes sentimientos románticos.

Cuando una de las dos aún está enamorada, es muy difícil ser amigas, y entrar en ese juego de fingir es brutal y no es bueno para el corazón.

Entonces, una vez que te sientas firme y segura de tus sentimientos por ella, puedes volver a contactarla.

El perdón es clave

Ahora que ya lo has superado por completo, pregúntate, si la has perdonado.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Sin importar quien rompió con quien, es probable que haya resentimiento de ambas partes, por lo tanto, antes de que podáis ser amigas, cualquier emoción volátil entre vosotras, buena o mala, necesita ser resuelta.

Para mantenerte en contacto con esa persona, después de que ambas lo hayáis superado, trata de hablar brevemente sobre todas las cosas que te molestaban o sobre las que solíais discutir y pelear para aclarar vuestras diferencias o definir si aun no os habéis perdonado mutuamente.

El perdón es la clave número uno para continuar siendo amiga de tu ex, así que perdónala y perdónate a ti misma, trata de decir “te perdono” y/o “lo siento”, de manera que podáis superarlo.

Asegurate de que estáis en sintonía

Si una de vosotras tiene sentimientos sin resolver hacia la otra, ya sea resentimiento, ira o amor, va a ser muy difícil tener una amistad, y va a ser una experiencia desagradable para quien tenga estos sentimientos.

Si tu y tu ex estáis de acuerdo en que debéis averiguar si podeis re-conectaros o ser amigas, puedes hacer planes para reunirte con ella.

Por otro lado si estáis de acuerdo en que estáis enamoradas, pero las razones por las que terminó vuestra relación siguen ahí, daros más tiempo y espacio.

Pero si ambas estáis de acuerdo en que os odiais para siempre, probablemente no hay ninguna razón para que seáis amigas.

Segunda parte: Si lo tienes todo superado

Contacta con ella

Ha pasado tiempo suficiente, has examinado tus razones para la amistad y has descubierto que solo quieres estar en buenos términos con tu ex, sin segundas intenciones y definitivamente no tienes sentimientos residuales.

Ahora es seguro contactar a tu ex via correo electronico, no la llames, no le envíes textos y por ningún motivo envíes un DM de Instagram.

Empieza por tantear el terreno con una nota rápida, dile lo mucho que te gustaría tener una amistad con ella y pregúntale si ella siente lo mismo.

Finalmente prepárate para cualquier respuesta, trata de ser muy clara con tu mensaje, pero si ella malinterpreta el email, o está leyendo entre líneas, es definitivamente una mala señal para la amistad porque tal vez tenga sentimientos no resueltos.

Que el primer encuentro sea tranquilo

Si ambas queréis ser amigas, entonces la primera vez que os reunáis debe ser lo más parecido posible a un encuentro con una amiga.

Empieza con el plan más sano que puedas encontrar y que sea en un lugar público, evita tomar alcohol.

Cuando empiezas a reconstruir tu amistad, puedes empezar por pasar más tiempo juntas, o hacer actividades que compartiais en vuestra relación, pero evita hacer cosas que te vayan a causar tristeza o nostalgia.

Reúnete con tu ex solamente durante el día

Si tu ex está lista para que seáis amigas, lo mejor es establecer algunas reglas básicas.

Una de ellas es que os reunáis solamente durante el día, de esta manera es más probable que podáis participar en actividades platónicas como salir a tomar café.

Y lo dicho, no debéis permitiros tomar bebidas alcohólicas, ya que esto podría conducir a otra cosa.

Establece límites

Ser amiga de tu ex no significa que vayáis a hacer todo juntas, por eso establece nuevos límites: físicos, emocionales y sexuales.

Esto significa convertir la relación en algo enteramente platónico.

Encuentra la manera de mantener una amistad sana con tu ex, trata esta relación como una totalmente nueva y crea nuevos recuerdos de amistad con distancia entre vosotras, de manera que no queden líneas borrosas.

El contacto físico es otro tema al que debes prestar atención, discute tus niveles de comodidad y coloca límites para establecer una relación que sea totalmente diferente a tu anterior relación romántica.

Se amable

Trata a tu ex igual que tratas a tus amigas y compañeras de trabajo, no tengas un trato tan íntimo como lo solías tener, un poco menos de confianza puede generar un poco mas de respeto.

A veces no puedes simplemente distanciarte por completo de ella por unos cuantos meses, tal vez la veas a diario, pero cualquiera que sea el caso, se amable incluso cuando sea difícil.

Tercera parte: Evita viejos patrones de comportamiento

Una vez empiezas a llevarte bien con tu ex, es muy fácil caer en los viejos patrones de comportamiento, como haceros llamadas o enviaros textos a diario.

Aunque se sienta bien el estar cerca de tu ex novia otra vez, no te crees falsas esperanzas de volver a estar con ella, trátala con respeto y comunícate con ella únicamente cuando sea necesario.

Además, el sexo con una ex hace que ser amigas sea más difícil porque hay una tendencia a distorsionar la línea entre una relación romántica y una amistad.

Además puede hacer que cuando una de las dos quiera poner fin al vínculo sexual de la relación, la otra se sienta herida.

Mantén las cosas simples

Empieza despacio y mantén las cosas de forma simple cuando se trate de ser amiga de tu ex pareja.

Ve a tomar café, en lugar de algo que lleve más tiempo, poco a poco.

Es mejor evitar lugares en los que tengáis historia, porque estos pueden desencadenar una ola de viejos sentimientos que pueden ser difíciles de manejar.

No revivas vuestros problemas del pasado

Aunque en cada encuentro os veais tentadas a abrir viejas heridas, no debéis hacerlo, debéis dejar el pasado en el pasado y empezar a concentraros en vuestra amistad.

Tampoco deberíais jugar a culparos mutuamente.

Si quieres una amistad con la persona que una vez amaste, culpa a la relación, no a la persona.

Nuevas parejas

Será difícil, pero si tu ex tiene una nueva novia, sé amable, sé cortés y apoyala como lo harías con cualquiera de tus amigas.

No compares las relaciones, no comentes cómo era el sexo frente a su nueva pareja, y no seas resentida o mezquina, solo apoya la intención de tu ex de superarlo y seguir adelante.

Si por el contrario, eres tú quien tiene una nueva relación, trata de encontrar el equilibrio sin hacer daño a nadie.

Deberías considerar dejar que tu amistad con tu ex se enfríe un poco si realmente te importa tu nuevo amor, pero por otro lado si tu ex es tu mejor amiga y estará en tu vida de forma indefinida, entonces encuentra una pareja que esté de acuerdo con ello.

Se una amiga, no una ex

Tal vez vosotras compartís una historia romántica, pero si estás determinada a tener una amistad legítima con tu ex, entonces debes tratarla como tratas a tus verdaderas amigas.

No menciones viejas discusiones o cualquier problema de tu relación que puedas tener reprimido, tampoco coquetees ni te vistas provocativamente, evita hacer alusión a las relaciones sexuales que solíais tener.

Pero sobre todo, diviértete, disfruta y sé agradecida por la conexión que vosotras dos compartís.

Respeta a tu ex como la otra madre de tu hijo/a

Respeta a tu ex como persona y como la madre de tu hija o hijo.

Una vez la amaste lo suficiente para adquirir un compromiso con ella y sin importar cuán equivocadas pudisteis estar , en algún momento compartiste tus sueños y esperanzas con ella.

Aunque los sueños murieron y fueron reemplazados por nuevas ideas, la mujer con la que una vez soñaste merece tu respeto.

Cuando ambas sois madres, es importante que planifiqueis los momentos en los que desempeñareis por separado las responsabilidades que solíais compartir, reforzar los límites evitando que vuestras vidas estén tan entrelazadas como cuando estabais juntas.

No tienes que ser amiga de tu ex

Si intentas ser amiga de tu ex novia y descubres que es como tener una astilla en el ojo, recuerda que no tienes porqué hacerlo.

La amistad sólo tiene sentido si ambas podeis aportar energía positiva, esto hará que os sintais bien. Si es todo lo contrario, entonces desiste.

Apropiate de la razón por la que no estás dispuesta a tener una amistad y no proyectes nada a tu ex, tal vez sea demasiado pronto para que sientas simpatía por la mujer que fue tu pareja durante mucho tiempo.

Tal vez vas a sentir celos cuando ella hable sobre su nueva novia, o no vas a decirle si estás saliendo con alguien (lo que es parecido a mentir), o cualquier otra situación o circunstancia parecida, hará que vuestra amistad no funcione.

Y finalmente, recuerda que no tienes por qué ser amiga de tu ex, si ella rompió tu corazón, te engañó, abusó de ti, te manipuló o te hirió de forma que arruinó tu vida. No estás obligada a mantener una amistad, ni siquiera tienes por qué mantenerte en contacto con ella.

¿Cuál es tu experiencia?

¿Eres amiga de tus ex? ¿te resultó fácil? Anímate a compartir tu experiencia en los comentarios.

¿Eres amiga de tu/s ex?

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Avatar

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.