Blog > Sexualidad y amor

Cómo evitar que los hijos maten vuestra vida sexual

¿Estás teniendo problemas para intimar con tu pareja y crees que es a causa de la maternidad? En este artículo te ofrecemos algunos consejos que serán muy útiles para evitar que los hijos maten vuestra vida sexual. ¡Sigue leyendo!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Si quieres evitar que tus hijos maten vuestra vida sexual tendrás que tomar cartas en el asunto. Todo suele empezar porque pasas dos meses sin tener sexo. Luego el tiempo a solas y de intimidad sexual es cada vez más escaso. Hay un problema que resolver.  

Es posible que esta situación no solo se deba a tus hijos. Sino al estrés, a la tensión de la vida diaria y a debilidades en vuestra relación. Mientras te preguntas “¿Cómo puedo salvar esta relación?”, también debes hacer cosas al respecto.

En este artículo te ofrecemos algunas ideas para que consigas llegar a un mejor momento de la sexualidad sin que tus hijos afecten.

¿Tuyos o vuestros?

Aunque no lo creas, este es un aspecto importante. Si tus hijos estaban antes de que tu pareja actual llegara a tu vida, es fundamental que construyas un ambiente de armonía entre vosotras.

Empezar una nueva relación podrá generar en algunos hijos un entorno turbio. 

La llegada de una nueva persona, los cambios en la casa y la obligación de compartirte ¡Puede ser mucho con lo que tengan que lidiar! Y unos niños tensos pueden complicar los asuntos. Aunque con cariño y comprensión verás magia.

Lo ideal es que vean a tu nueva pareja como una amiga, no como alguien ajena. Sin embargo, tu pareja deberá armarse de paciencia y tratar de ganarse el corazón de tus hijos.

Ahora bien, si son vuestros la situación puede ser un poco menos complicada. Ya que el afecto se comparte entre ambas. Así que juntas podréis luchar por vuestra vida sexual.

Los primeros años serán difíciles

Si la maternidad la asumiste junto a tu pareja mujer desde el primer momento, es normal que en los primeros años de tus hijos te cueste todo.

Está bien si no venís al mundo aprendida, os estáis acostumbrando a tener hijos. Así que encontrar el equilibrio entre ser pareja y madre puede llevarte un esfuerzo de más.

Pero con el paso del tiempo, vuestros hijos se volverán más independientes y tendrán más ocupaciones. La escuela, las clases de idioma o la universidad. 

Por otro lado, pasa lo mismo cuando empiezas a tener pareja luego. Los primeros años serán difíciles. Cuando los hijos ven llegar a una mujer nueva, pueden ponerse inquietos y a la defensiva.

Sin embargo, a medida que más logres compartir juntos, la guerra cesará. Ten paciencia.

Consejos para evitar que los hijos maten vuestra vida sexual

Aunque un noviazgo o matrimonio sea mucho más que sexo, es un aspecto importante que evita dañar la pareja. Por eso, será necesario que inviertas un poco de tu tiempo en cuidar de tu relación.

Te ofrecemos unos consejos que podrán ayudarte con tu vida íntima. Sigue leyendo para que los conozcas.

Considera lo que está sucediendo en tu vida

Mientras más cosas tengas a tu cargo, más difícil será mantener un trato saludable. Ya lo habrás vivido en alguna de tus relaciones lésbicas anteriores. 

En tiempos congestionados, todo se afectará. Bien sabrás cómo tu entorno actual contribuirá a que tú y tu novia no podáis conectar.

Si sumas las responsabilidades del trabajo, las del hogar, las de tu relación y las tuyas mismas ¿No es mucho ya? 

De hecho, tu salud mental y física también pueden estar afectando. Cuando te sientes mal, cuando estás deprimida o cuando tienes problemas pendientes por resolver, tu vida personal se altera. Todo esto puede estar ayudando a la muerte de tu vida sexual.

Además, no solo en lo que respecta a ti. Asimismo, es importante lo que corresponde a tu pareja. Ya que ella también puede estar pasando por una mala situación.

Controla el estrés

El trabajo, los estudios, los deberes del día a día, tus metas personales, hijos, y además, una pareja. Al parecer, la vida adulta viene con muchas dosis de estrés. Pero ¿Vas a dejar que eso te consuma?. No sería lo más ideal. 

Para reducir el impacto del estrés en tu placer e interés sexual, para tener un sexo más alegre y placentero, controla tu estrés.

Emily Nagoski en Come As You Are.

La tensión es un estado mental y físico que afecta en gran medida a tu vida. Sin importar la edad, tus hijos pueden exponerte a situaciones de mucha tensión. No obstante, ahora que te has decidido por la maternidad, debes encontrar herramientas para lidiar con el impacto que la maternidad tendrá en tu sexualidad.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

  • Acepta que hay cosas que no podrás cambiar.
  • Aférrate a tu familia.
  • Consigue diferentes formas de entrar en un estado de relajación.

No te lleves las cargas del trabajo a tu hogar. Ni tampoco traslades las de tus hijos a tu cama. En cambio, tómate el tiempo de compartir con tu chica maneras de solucionar los problemas. ¿Y si no hay opción? ¡Déjalo fluir! 

Por desgracia, el estrés puede ser uno de los causantes de la muerte de tu vida sexual. Así que es mejor que estés atenta a él.

Si lo necesitas, pide ayuda

No está mal de vez en cuando pedir ayuda a tu familia o a una niñera. Depende de la edad de tus hijos, podrás necesitar que alguien más te reemplace por un par de horas

Escoge alguien que te genere confianza. Tampoco querrás estar todo el tiempo pensando que algo va a salir mal con tus hijos. 

Si ellos son un poco más grandes, también podrás comunicarles que necesitas tiempo a solas con tu pareja. No te debes sentir mal por querer un poco de espacio. 

Busca calidad, en lugar de cantidad

Cuando tienes hijos no tiene sentido que te engañes pensando que vais a pasar horas a solas durante la semana. Sin embargo, trata de conseguir un momento donde junto a tu pareja puedas charlar

También es necesario que seais flexibles. Habrá días más difíciles que otros. Así que no os desaniméis cuando las cosas se pongan rudas.

Con solo una vez a la semana o dos veces al mes donde sí puedes disfrutar de vuestro matrimonio o noviazgo, puede ser suficiente. 

Busca calidad, no te desesperes si tienes poco tiempo para eso. A veces algunas parejas se dedican exclusivamente a sus hijos y olvidan disfrutar de la confianza mutua

Eres madre, pero también mujer

Una mujer que decide tener hijos no se quita el título de “esposa” o “novia” para ponerse el de madre. Sino que añade otro rol a su vida

Ser madre, trabajadora, estudiante, hija, novia o esposa no es excluyente. Puedes convivir con diversas labores sin que esto afecte en gran medida a lo demás.

Sois mamás, pero también tenéis necesidades que trascienden a la filiación. Entre vosotras habéis construido una relación muy bonita ¿No es injusto restarle importancia? 

Los hijos crecen, se van, pero tu pareja será alguien que te acompañe a despedirlos. Y que se queda contigo. No olvides que estáis juntas por elección ¡Vale la pena luchar por mantener lo que habéis logrado!

Menos otros, más vosotras

Por más complicada que sea la situación por la que estáis pasando, no culpes a tus hijos. Al contrario, deja de buscar la responsabilidad en los otros. Vuestra relación no pertenece a más nadie.

En general, la etapa por la que estás pasando no suele ser culpa de tus hijos. Así que es importante que cambies esa perspectiva.

Sois vosotras como mujeres lesbianas las que os estáis dejando superar por esta situación. La maternidad es una labor con altibajos. Sobre todo es importante que sepas que los primeros años serán una mega montaña rusa. Ten paciencia.

El amor todo lo puede. Por eso, aférrate a su poder. Confía que con el paso del tiempo lograrás volver a tomar el control de tus cosas. 

Busca a un experto

Hay situaciones con las que no podrás lidiar solas. Así que si sientes que esto ya está sobrepasando los límites que podéis contener, pide ayuda.

Existen expertos en terapia de parejas LGBT a los que podrás acudir. Un buen terapista conseguirá el mejor camino para que no dejes morir la cama en vuestra relación.

Las necesidades de cada pareja difieren. Así que si tenéis la oportunidad de compartir tu situación con un psicólogo, anímate a hacerlo.

Renueva la familiaridad entre vosotras

Más allá de coincidir en la cama por algún tiempo, lo que necesitáis es volver a sentiros vosotras. Será necesario que reconstruyas la familiaridad entre vuestros cuerpos.

Esa sensación de estar en una relación será muy gratificante y positiva

  • Viaja a la playa.
  • Planifica un fin de semana de camping. 
  • Haz un pícnic en el parque.

Consigue un espacio en medio del ajetreo en donde podáis intercambiar palabras. Volver a cortejarse, mensajes de texto inesperados os hará sentir presentes.

Debes lograr que tu pareja sepa que aún cuando no estáis juntas, piensas en ella. Permítete volver a enamorarte de la mujer con la que has decidido estar.

Reconstruye la intimidad 

En general, nos olvidamos de darle el tiempo y la importancia necesaria a la sexualidad. Solo queda reducida a “si tenemos tiempo”. 

Mucho más cuando hay tantas cosas de qué ocuparse. Pero no hay más responsable de vuestra intimidad que ambas

Así que debéis tomar acciones para recuperar vuestro momento. Si las dos mujeres se esfuerzan, lo lograrán.

Organiza tu tiempo

Bien es cierto que tantas cosas pueden agobiarte. Pero ¿No crees que alimentar vuestra relación es igual de importante que alimentar vuestros cuerpos? ¡Así es!

De manera que, así como sacas tiempo para hacer la comida o para comer, debes hacerlo para tu novia o esposa. Con un poco de esfuerzo podrás obtener un poco más de ti.

Sincroniza los tiempos que ambas tengáis libres. Trata de hacer que coincidan en algunos momentos a la semana

Para estar dispuesta, requieres de tener la mente despejada de las preocupaciones. También tener un poco de tiempo libre para las dos. 

Necesitarás tener un tiempo ¡Y energía! No te engañes, ya que no podrás cumplir con tus deseos en cinco minutos y luego de una jornada doble de trabajo.

Trata de romper la rutina

Cuando tienes hijos, siempre te dicen que es necesario tener una rutina. Si no, se te complicará la vida y no tendrás tiempo de nada. Pero lo que no te dicen es que también debes aprender a romper la rutina. Sí, cambiar las reglas de vez en cuando no está mal.

Las escuelas, los trabajos, las actividades extraescolares y tu familia suelen tener un número de horas limitadas. Ahora bien, no todo en la vida puede ser obligación y quehacer.

  • Trata de ir al cine de vez en cuando.
  • Prepara una comida especial para vosotras.
  • Reserva una mesa en vuestro restaurante favorito.

Si siempre haces lo mismo, jamás podrás obtener resultados diferentes. ¡Atrévete a cambiar y renovaros! Un poco de espacio para transmitir será un bonito regalo. Así tengas que posponer una que otra actividad.

Cuida de tu aspecto

A veces cuando tienes poco tiempo y estás atareada, puedes descuidar tu aspecto físico. Como madre, tus hijos se ven impecables y perfectos, pero no te queda tiempo para ti.

Si trabajas fuera, puedes verte superarreglada. Aunque el tiempo que pasas en casa, siempre tienes ropa holgada y deportiva

Aunque las mujeres somos muy auditivas para encendernos, daros un regalito de vez en cuando. Un poco de ropa ajustada, escotes o lencería pueden desatar la llama entre tú y ella.

Por eso, tómate tu tiempo de vez en cuando para arreglarte. Quítate el pijama los fines de semana y complace la vista de tu pareja.

Despacha a la muerte de la cama

No dejes que esta situación os lleve al fin de vuestra vida sexual. Ya que la muerte de la cama lésbica es muy común en estos casos. Es posible que esto no se deba solo a tus hijos, sino que haya también una serie de otras razones. 

No necesitamos evitar que hijos maten vuestra vida sexual, sino tenemos que esforzarnos en la relación.

Planificad juntas cómo revivir vuestra vida sexual

En lugar de pensar que tu vida sexual ha muerto, piensa en cómo revivirla. No hay nada más bonito que ambas luchen por lo vuestro. 

  • Usa el baile como un instrumento.
  • Compra lencería nueva.
  • Aprende un baile sensual o hazle un strip tease.

¡Hay millones de estrategias que puedes usar! Usa juguetes, lanza miradas de conquista. También comunícate. 

Nunca olvides que la comunicación es primordial en todas las relaciones. Comparte tus miedos, tus dificultades. ¡Atrévete a dar el primer paso!

Cuéntanos tu experiencia

Las experiencias de vosotras, agregan valor a nuestra comunidad. ¡Comparte con nosotras qué consejos te sirvieron para evitar que los hijos maten vuestra vida sexual!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta