fbpx

Muerte de la cama lésbica: falta de sexo en parejas lesbianas

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: En este artículo te hablamos sobre la disminución del sexo en las relaciones lésbicas. Te ofrecemos algunas recomendaciones para superarlo.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

La muerte de la cama lésbica es algo en lo que puede caer cualquier pareja.

¿Has sentido que tu relación es buena pero monótona en la intimidad sexual? ¿Junto a tu novia has logrado muchos objetivos y metas pero ahora se ha perdido el ardor erótico?.

Si es así, significa que estás pasando por la famosa fase de la “muerte de la cama lésbica”. No obstante, la disminución de la actividad sexual no significa que una relación esté arruinada. 

Muchas veces la pasión disminuye con el tiempo. Esto no es un proceso exclusivo de las parejas lesbianas, aunque es muy conocida la frase “muerte de la cama lésbica”. 

De hecho, está comprobado que la tendencia predominante en las parejas con más de 5 años juntas es a reducir la actividad sexual, sean heteros o lesbianas. La efervescencia erótica en general baja de un 30% a un 80% con respecto a los primeros meses o años.

“La muerte de la cama” es un asunto muy común por el cual muchas mujeres pasan, tanto con novias como con novios. Por eso, no hay que sentirse culpable, resignada o impotente.

Existen muchas formas de seguir adelante esta fase fría de la relación. ¡Lo lograrás superar!.

Origen del término “muerte de la cama lésbica”

La expresión “muerte de la cama lésbica” es un término muy frecuente para designar la falta de relaciones sexuales en las parejas lesbianas estables

Este término viene de una investigación que realizó el estudioso Peper Schwartz en 1983. Peper Schwartz hizo una serie de entrevistas, experimentos y observaciones sobre las parejas lesbianas. 

A partir de sus investigación llegó a la conclusión de que las parejas lesbianas, con el tiempo, dejan de tener relaciones sexuales.  

Esto es un enfriamiento de los encuentros corporales, es decir la “muerte de la cama lésbica”. 

Discusión 

Nuevos estudios e investigadores demuestran lo apresuradas de las conclusiones de Peper Schwartz. 

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Las estadísticas se manejaron a su antojo y los resultados no estaban libres de prejuicios. Es un hecho que “La muerte de la cama lésbica” es un mito de mentalidades heteronormativas. 

¿Mito o realidad?

No obstante, ¿La muerte de la cama lésbica es una simple fantasía producto de los prejuicios de Schwartz?

Investigadores recientes explican que la “muerte de la cama” es un fenómeno de las parejas a largo plazo en general. 

Es decir, no es algo exclusivo de las parejas lesbianas. Aquí es el gran error de Peper.

No obstante, es una realidad que muchas parejas, con el tiempo, dejan de tener una sexualidad activa y regular. 

muerte de la cama lésbica

Dejando de lado el mito de que sólo las parejas lesbianas pierden la fogosidad sexual, en este artículo nos centramos sobre el fenómeno de “la muerte de la cama” como una posibilidad para cualquier pareja.

¿Cuándo hay muerte de la cama lésbica?

La ausencia de la actividad sexual no significa el fin del mundo.

Es verdad que puede afectar de forma muy grande a una pareja, pero también se puede superar de distintas formas.

Lo mejor es evitar este fenómeno, para evitarlo lo más indicado es permanecer alerta a sus indicios.

La muerte de la cama lésbica, a excepción de algunos casos, no ocurre de golpe ni de forma absoluta. Este es un proceso que se va manifestando poco a poco. 

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Existen indicios y síntomas así como acciones y costumbres. Por eso, se pueden detectar e impedir antes de que se llegue al punto donde la sexualidad se encuentre en cero.

Veamos los puntos más importantes para detectar cuándo estamos ante la muerte de la cama lésbica.

Niveles

Es importante diferenciar entre una disminución leve del deseo sexual a un cambio profundo en el ansia de estar juntas en la cama.

Cuando dos lesbianas se van a vivir juntas, tienen hijos o trabajos demandantes es normal que disminuya la frecuencia. 

La cuestión es ¿Cuándo empieza a perjudicar a una pareja la falta de sexo?.

La muerte de la cama lésbica empieza cuando existe una ausencia de placer y de ánimos para hacerlo. Esto con el tiempo puede llegar a una disminución total de los encuentros. 

Tenéis sexo una vez a la semana

Esto no necesariamente implica que haya un problema en las relaciones sexuales. Como decíamos, pueden existir muchos motivos que nos impiden tener encuentros sexuales con frecuencia

Para saber si es un comienzo de la muerte de la cama, se debe evaluar los motivos. Por eso, se observa aquello que evita que el sexo esté presente más seguido.

¿Ha disminuido el placer y las ganas? Si este es el caso, se debe estar alerta porque puede ser el inicio de un debilitamiento de la pasión. 

En cambio, puede que lo hagan una vez a la semana pero lo disfrutan con intensidad y al máximo. En este caso no hay por qué preocuparse.  

Tenéis sexo una o dos veces al mes 

Hacerlo una vez al mes implica un peldaño más cerca para llegar a una muerte total del sexo. Tener relaciones sexuales una vez al mes es un hecho del que debéis preocuparos. 

Aquí las excusas de tiempo y trabajo no valen. De hecho, lo más probable es que haya algún inconveniente de fondo que perturba la relación.

Existe la posibilidad que por alguna enfermedad o un embarazo las relaciones sexuales se vean reducidas a una vez al mes.

Si este es el caso, esta frecuencia va a durar sólo unos meses. Cuando pase la condición se volverá a tener regularidad.

No tenéis sexo

Este es el punto crítico de la disminución de la sexualidad en una pareja. Cuando ya no se tiene sexo significa que se ha llegado a la verdadera muerte de la cama lésbica

  • ¿Cuánto tiempo lleváis así? 
  • ¿Varios meses, un año o varios años?

A veces los conflictos de pareja como peleas, discusiones o desacuerdos pueden llevar a una época de cero sexualidad. Esto ocurre con frecuencia con parejas que están a punto de separarse.  Aquí la solución empieza por resolver los conflictos de parejas. 

En cambio, si la relación va bien en cuanto a la cotidianidad y los proyectos conjuntos, se deben tomar otras medidas. 

Causas de la falta de sexo entre lesbianas

Pueden haber muchas razones y causas que lleven a la ausencia de relaciones sexuales. El estrés, las ocupaciones y los trabajos demandantes. También tener hijos o la falta de tiempo pueden ser algunas de las razones prácticas que desbordan la relación

Por otro lado, pueden haber elementos más íntimos como la monotonía en la cama, el incumplimiento de fantasías o la falta de comunicación. Estas debilitan profundamente el ardor de una pareja. 

También pueden ocurrir eventos traumáticos que afectan a una de las personas y le quiten su deseo. Así como algún tipo de enfermedad que rebaje la libido.

Falta de tiempo

No tener tiempo suficiente es una de las razones más comunes que afecta a la frecuencia de las relaciones sexuales. 

Si no tenemos tiempo, no tenemos espacio para estar con la otra persona en calma. Quizás optemos por no tener relaciones.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

El trabajo o los hijos pueden llenarnos de una gran cantidad de quehaceres que nos mantienen ocupadas. Tener muchas ocupaciones se relaciona directamente con el hecho de no tener tiempo.

Monotonía en la cama

La monotonía es uno de los elementos más desgastante para una relación. No sólo enfría la sensualidad y sexualidad, sino también la vida cotidiana. 

Hacer siempre lo mismo nos puede conducir al aburrimiento. De aquí se pasa muy fácil a la disminución de lo sexual, y por último a su ausencia.

Falta de comunicación

Este es uno de los mayores enemigos que puedes tener en tu relación. La falta de comunicación en general lleva a la monotonía, a los desacuerdos en la cama y desconocer qué quiere la otra persona. 

La falta de comunicación afecta profundamente la sexualidad. Ya que nos lleva a ocultar nuestros gustos y fantasías.

Detecta los signos de la muerte de la cama lésbica

El primer paso para superar la muerte de la cama es que detectes los signos de que estás entrando a una disminución del deseo. Acepta que tu relación no es exitosa en lo sexual. 

Por eso, debes ser sincera contigo misma para saber si es tu caso.  Al mismo tiempo estar muy alerta a los signos y señales de que empieza a morir nuestra vida sexual.

Aquí te cuento algunos de los síntomas más comunes que se pueden ver en ti o tu novia:

  • Buscas excusas para no tener relaciones.
  • Tienes sexo como una rutina o como si fuese una tarea.
  • No hablas nunca sobre lo sexual.
  • Había muchas cosas que antes te calentaban, ya no. 
  • Estás fuera de forma y te cansas con facilidad.
  • Buscas tener tiempo libre de la otra y quieres tener más espacio personal. 
  • Peleáis y discutís con mucha frecuencia.
  • Ya no la mimas con cariños, besos o abrazos. 
  • Piensas en otras personas con mucha intensidad.

Si te sientes identificada con alguno de estos síntomas es posible que tu relación esté entrando en una fase de disminución del ardor. 

¿Cómo superar la escasez de sexo en la pareja?

Las relaciones de parejas pueden seguir por mucho tiempo a pesar del enfriamiento sexual. No obstante, la muerte sexual afecta al bienestar de la pareja. Y en algunos casos puede llevar a la muerte de la relación.

Superar la muerte de la cama para cualquier tipo de relación empieza por solventar los desacuerdos entre las dos mujeres.

Muchas veces, la muerte de la cama es un reflejo de la relación. Por eso si tienes problemas en el día a día es casi automático que eso se va a reflejar en vuestra intimidad.

Por otra parte, debes buscar todas las herramientas para avivar la chispa y retraer la antigua pasión de la relación. 

El sexo no puede ser una tarea ni un compromiso sino una emoción y una aventura.

Propicia la buena comunicación

La comunicación es imprescindible para superar la muerte de la cama lésbica.

Sin comunicación no puede existir una pareja duradera. 

Del mismo modo, para superar la muerte de la cama lésbica es necesario reconstruir la comunicación.

Tienes que hablar sobre cómo te sientes con respecto a la sexualidad. Mutuamente saber qué os gusta a cada una, qué posibilidades nuevas queréis experimentar, qué no os gusta mientras tenéis relaciones.

Debes dejar tabúes o miedos atrás y atreverte a hablar sobre este tema.

También investigar, informarte y, en algunos casos, buscar a alguien especializado que os ayude a mejorar la comunicación.

Organizarte

Tener una buena organización es la mejor forma de esquivar los problemas asociados al trabajo, los hijos, los quehaceres y responsabilidades.

La buena organización permite que tengáis un tiempo (por lo menos una vez a la semana) para vosotras dos.

Haced horarios y planificar en conjunto la semana y los meses. Esto va ayudar a encontrar tiempo libre para poder descansar de los quehaceres y ocupaciones.  

También planificar una cena juntas o una salida que os divierta y relaje. A veces cosas tan sencillas como la planificación nos cambian la vida.

Escoged un día a la semana para las dos. Ese día nadie ni nada os interrumpirá y os dedicaréis todo el tiempo que sea necesario. Así, habrá tiempo para toda la pasión y deseo sin interrupción.

Toma tu espacio

Las relaciones estables que llevan mucho tiempo tienden a asfixiarse por el hecho de dos personas que están siempre juntas. 

Esto puede llevar a un proceso psicológico donde el cuerpo de nuestra pareja pierde atracción erótica. Por eso, es bastante importante que hagas actividades o tengas momentos de soledad.

Toma tu espacio, eso ayudará a despejar los pensamientos y a extrañar a la otra persona. Esto funciona mucho para el momento del reencuentro donde los deseos renacerán de las cenizas. 

Un poco de espacio lejos de tu pareja no caerá mal a nadie y permitirá volver estar juntas con energías renovadas.

Rompe la monotonía

No hay que hacer siempre lo mismo cuando se hace el amor. Esto sólo llevará al aburrimiento. Por eso hay que reinventarse en la cama cada día para no caer en la monotonía.  

Cualquier forma de dejar la monotonía es válida, siempre y cuando las dos partes estén de acuerdo.

Pero no debes tener miedo cuando se trate de cambiar, renovarte o descubrir nuevas formas de tener sexo.

Experimenta con tu novia cosas que antes no habéis probado. Compra ropa nueva y sexy, busca disfraces, intenta juegos de roles y todo lo que le pueda dar chispa a vuestras citas en la cama.

No dejes de inventar y ser creativa.

Busca cumplir tus fantasías y las de tu novia. Para esto, es necesario un gran comunicación, pero es una de las formas de romper con la monotonía.

¿Cuáles son las fantasías de tu pareja, las conoces? Empieza por saber cuáles son y luego podéis intentar cumplirlas. Practica nuevas posiciones y nuevas técnicas. 

Algunas ideas para evitar la muerte en la cama lésbica

Aquí te menciono algunas formas prácticas de renovar el deseo y la excitación sexual.

Con mucha seguridad algunos de estos harán que aumente la emoción y el calor en la cama:

  • Tener sexo en un hotel. El cambio de ambiente os hará sentir como si fuera la primera vez o que hay algo de clandestino. 
  • Haz ejercicios como trotar, yoga, caminar o ir al gimnasio. La actividad física activa todo el cuerpo y también la sexualidad.
  • Tener sexo en la bañera con una botella de vino. Esta es una buena forma de romper con la monotonía.
  • Deja de verla por uno o dos días y luego aparece con la vestimenta más sexy. En esos días, evita la masturbación. Esto renacerá las ganas cuando se encuentren.
  • Compra nueva ropa íntima y juguetes. 
  • Tener sexo en un sitio público. El peligro con lo clandestino ayuda a aumentar el fuego. 
  • Tener sexo con otra persona más. Los tríos son una práctica que a algunas personas las excita mucho. La otra persona se puede unir de manera puntual o de forma más estable a la relación (poliamor lésbico).

Cuéntanos tu experiencia

¿Alguna vez has tenido que pasar por la muerte de la cama lésbica? ¿lograste superarlo? Con tu experiencia puedes ayudar a otras mujeres que se encuentren en la misma situación que tú.

¿Qué te gusta más en la cama?

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Clío Uribe

Mujer, lingüista y fiel amante a las mujeres.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.