Inicio > Sexualidad y amor

Prejuicios sobre parejas con relación abierta

¿Alguna vez te has sentado a pensar qué opinas sobre las parejas con relación abierta? Te hablamos sobre algunos prejuicios que existen sobre las relaciones abiertas.

Una relación abierta es una relación no monógama con una dinámica que admite ciertas experiencias y vínculos fuera de la pareja. Aunque se ha demostrado que para algunas personas este tipo de relaciones les funciona, la mayoría tiene muchos prejuicios sobre parejas con relación abierta.

Porque aunque una relación suele ser un asunto de dos, los terceros siempre tienen algo que opinar. De hecho, la mayor cantidad de estos prejuicios buscan desestimar este tipo de relaciones. Y entonces se empieza a opinar sobre lo que no se sabe.

O incluso, hasta juzgarlas de manera insensata. Por eso, queremos que conozcas los prejuicios pueden existir acerca de una pareja que haya decidido abrir su relación. ¡Sigue leyendo este artículo! 

Cuáles son los prejuicios más comunes

Esta es una lista muy larga y que puede ser, incluso, repetitiva. Algunos prejuicios pueden tener orígenes morales, justificaciones religiosas o hasta buscan ser un análisis del estado de la relación.

Si tú eres una de las personas que mira con malos ojos a las relaciones abiertas, prepárate para reflexionar sobre tu concepción del mundo. Pues te darás cuenta que poco o nada tiene sentido seguir pensando de esta manera.

Por otro lado, si tú eres una persona con una relación abierta estoy segura que te sentirás identificada con algunas de estas ideas. Incluso es probable que estés cansada de escuchar algunos de estos prejuicios sobre tu manera de llevar tus relaciones.

Solo es calentura

Lo primero que se le pasa por la mente a las personas cuando escuchan que alguien abrió su relación son diversos adjetivos para resaltar cómo de excitada está la persona

Y es que sí, una relación abierta muchas veces se trata de poder tener sexo fuera de la relación, pero ¿Qué malo tiene si te gusta el sexo?. De hecho, parece que no fuera tan malo si viniera de un hombre. En cambio, cuando esto pasa entre dos mujeres y lo expresan ¡Son una perversas y calientes!

Esta es una manera muy anticuada de ver las cosas. Recuerda que todos estas luchas sociales sobre la liberación femenina, nos da libertad y control sobre nuestro cuerpo.

Sin embargo, ya hemos hablado antes de que en una relación abierta no todo se basa en intimar sin ropa. Una relación o un encuentro puede implicar mucho más. Por ejemplo, una salida al cine o un bar a charlar.

Así que, aunque a veces pueda parecerlo, tener una relación abierta no significa que vas a llevar un cartel en la frente con: “Siempre hot, venid a mi”. Porque, eso, en definitiva, no se trata solo de estar caliente.

Hay problemas en la relación

Muchas veces la gente comenta: ¿Por qué no termináis? Si abrieron la relación es porque tenéis problemas que no tienen solución. Pero es que la monogamia no es la única fórmula que todas debemos seguir.

Así que, en una relación abierta no siempre tienen que existir inconvenientes.

Cuando abres tu relación no estás solventando incógnitas, ni tampoco las estás creando. Simplemente, lo que estás haciendo es creando nuevas dinámicas en la pareja.

Nadie debería suponer que tienes inconvenientes con tu novia o mujer porque habéis decidido dejar la monogamia.

Aquí un artículo que podría aclarar tus dudas sobre cómo tener una relación abierta. Y también donde puedes ver que estas dinámicas no tienen nada que ver con conflictos.

Siempre estáis hablando de los otros encuentros sexuales

En realidad no sé porqué, pero parece haber la idea que las parejas con relación abierta solo hablan de las personas con las que tuvieron encuentros. De hecho, parece que se percibe como una especie de ‘picante’ que se le añade al vínculo.

Pero la verdad es que estos detalles de la comunicación son parte del acuerdo que se tiene entre la pareja. Así que, cada pareja suele decidir cómo prefiere manejar los detalles de los otros encuentros ocasionales.

A algunas parejas les gusta la idea de compartirlo. Sin embargo, otras parejas prefieren reservarse este tipo de información

Por eso, como siempre, la comunicación es el centro y el éxito de todo vínculo amoroso. Mucho más en una relación abierta. Pues existen acuerdos y compromisos que se evitan romper.

Incluso es ilegal

“La poligamia es ilegal”. Sí, pero es que en las legislaciones del mundo cuando se refiere a poligamia, se trata de estar en estado de “casada” con varias personas a la vez. Así que en este caso, no aplica.

Así que por más que los prejuicios sobre parejas con relación abierta quieran mezclarlo con asuntos legales, estos no tienen cabida aquí. Sin embargo, sí son un asunto un poco más moral y ético. 

Pero jamás en la cultura occidental alguien rompió una regla por tener encuentros con más de una persona. Al contrario, cada vez existe más apertura a las nuevas dinámicas del amor libre.

Solo puedes entregarte a una persona

Esta idea de que el amor es algo que solo puedes entregarle a una persona es muy errónea. En realidad, el amor es un recurso infinito que sueles usar en diversos aspectos de tu vida. No estás hablando de manzanas, ni de medias limpias que tienes que gestionar.

Lesbosfera en Telegram

Únete al canal de Telegram para enterarte de las novedades y recibir contenidos exclusivos de Lesbosfera

Más bien, el ser humano está hecho para repartir amor. Por eso, es una mentira pensar que se te acabará más rápido el amor cuando lo impartes en múltiples personas.

A diferencia de la monogamia, cuando tienes una relación abierta puedes experimentar el amor y el placer en diversos grados. Y de diversas maneras.

Engañar es engañar

Otro de los prejuicios sobre parejas con relación abierta es que se considere que es un simple engaño. Y no, por lo general no importa que expliques a los demás una y otra vez que tu pareja sabe y acepta los términos de la relación.

Porque al parecer el solo hecho de que alguien no esté de acuerdo con la forma en que llevas las relación, le da el derecho de invalidarla. Pero bien hay que ser conscientes de que esto no es así. 

Entonces podemos hacer énfasis en que la comunicación entre las partes es clave en todo tipo de relación. Así que, en una relación donde ambas estén de acuerdo con tener una relación abierta, es más que suficiente para decir qué no es engaño y qué sí lo es. 

Un engaño ocurre cuando la realidad difiere de lo que dices o muestras. Y, en definitiva, este no es el caso de las relaciones abiertas.

No hay felicidad en la relación

Y aquí de nuevo, la gente opinando acerca de cuál es el estado de una relación. Porque, al parecer, parece imposible de entender que dos personas pueden compartir entre ellas mientras también comparten con otras personas

La felicidad… ¿Qué es la felicidad? Al parecer, es el propósito de la vida. Y está bien. Pero es que existen muchos caminos para llegar a Roma. Y así ocurre en lo que respecta a la felicidad en las relaciones

Se dice, incluso, que las personas que deciden abrir sus relaciones disfrutan más del placer y de la felicidad.

Hay muchas formas diversas de conseguir la felicidad plena. De hecho, una de ellas es liberarse de todos los prejuicios sobre parejas con relación abierta. ¿No crees? De esta manera, empiezas a ver las relaciones humanas desde una perspectiva más empática.

¿Y no estás celosa? 

La idea de que alguien no esté celosa porque su pareja pudiera estar con alguien más es inconcebible para los demás. Pues como dice la sabiduría popular, si no cela, no hay amor. Pero este es uno más de los prejuicios sobre parejas con relación abierta.

En definitiva, que el tema de la gestión de los celos es un asunto crucial para quienes deciden abrir su relación. Pero esto no es lo mismo que decir que es imposible llegar a un punto medio. 

NO, no significa que no existan los celos, es que cuando los hay, tienes las herramientas emocionales para lidiar con eso.

Aquí en este otro artículo ya hemos hablado sobre la lidiar con los celos en una relación poliamorosa entre lesbianas.

De nuevo, esto es una falta de comprensión sobre la relevancia de la comunicación en una relación abierta. Pues si una pareja con una relación abierta no logra hablar del asunto, es posible que esto las sobrepase.

Las parejas con relación abierta no funcionan

Hay muchos prejuicios que se reducen a un escepticismo acerca de la existencia de las relaciones abiertas. Cosas como que un matrimonio abierto no funciona, que todo es una mentira, e incluso se llega a pensar que el poliamor no es real.

Así, sin mayor justificación se niega la posibilidad de que algunas personas puedan tener éxito en estas dinámicas. 

Pero la verdad es que aunque algunos no lo logren ver, las relaciones abiertas sí son posibles. De hecho, esta es solo una posibilidad dentro de todo un abanico de las opciones que existen.

Si quieres saber más sobre la diferencia entre una relación abierta y un poliamor, te recomendamos leer esta publicación.

Te acuestas con todas

Este es uno de los prejuicios que más escuchamos sobre las relaciones abiertas. Pues, al parecer el prototipo de persona que se aleja de la monogamia, son fáciles y rápidas para el sexo. Entonces, no importa la situación, siempre estás dispuesta a decir que sí.

Y esto sí que es una idea ilógica. Pues por más que compartas con más de una persona aspectos de tu intimidad, no significa que vas a estar dispuesta a todo.

De hecho, es normal que una mujer que tenga una relación abierta, prefiera evitar a las personas que sean muy complicadas para relacionarse. Pues lo último que quiere es comprometer su grado de libertad.

Simplemente está mal

De hecho, hay quienes podrían atreverse a decir que simplemente todo está mal. Sin necesidad de querer anclar su pensamiento en algo. Algunos de los comentarios que puedes escuchar de otros son:

  • Es desagradable.
  • No estoy dispuesta a esto.
  • Mis principios no me lo admiten.
  • Es algo de lo que te debes avergonzar.
  • No puedo comprenderlo.

Entonces una relación abierta solo está mal y ya. Sin más ni menos. No hay nada que haga que estos pensamientos sean distintos.

Buscas sobrecompensar algo con sexo

Esta extraña idea de buscarle la vuelta a todos los actos desde las inseguridades y los traumas. Pero la verdad es que si hay algo que tienen las relaciones abiertas es la posibilidad de mejorar las experiencias del sexo, del amor y del compromiso.

Por lo tanto, vincular esta dinámica con la palabra “sobrecompensar” elimina del camino a la idea del gozar por gozar. O de sentir por sentir, o de amar por amar.

Y si bien todo puede relacionarse con el aspecto emocional, este no es el caso. Las personas no buscan experimentar solo por sobrecompensar.

¿Y tú qué piensas de los prejuicios sobre parejas con relación abierta?

Comparte con nosotras lo que conoces sobre estos prejuicios. Y más aún, si estás en una relación abierta ¿Añadirías algo más a esta lista de prejuicios sobre parejas con relación abierta? ¿Cuáles son las cosas que estás cansada de escuchar una y otra vez?

Deja una respuesta