fbpx

Tener una relación poliamorosa entre mujeres lesbianas y bisexuales

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando...

Resumen: El poliamor es una forma no monógama de tener una relación. Acompáñanos a saber qué es el poliamor entre lesbianas y cómo puedes experimentarlo.

Mantener un poliamor entre lesbianas y bisexuales es cada vez más común entre mujeres y hombres. La palabra poliamor está compuesta por el prefijo “poli” que viene del griego y significa varios, mucho o múltiple.

Por lo tanto esta palabra designa a una relación sin límites de dos; por eso se opone a la monogamia. Es decir, es el amor entre más de dos personas. 

Cada día es más común hablar sobre el poliamor. Así como cada vez es más común saber de personas que lo practican en sus relaciones amorosas. No obstante, sigue habiendo mucha desinformación. También existe mucha desconfianza sobre su término y su real connotación. Por ejemplo, algunas personas se preguntan:

  • ¿De verdad existe el poliamor?
  • ¿De qué trata?
  • ¿Es sólo libertinaje sexual? 

En primer lugar, en este artículo te hablamos de todo lo que tienes que saber sobre qué es el poliamor entre lesbianas. El propósito es informarte sobre el tema, así como guiarte si eres una entusiasta de este tipo de relaciones. 

¿Qué es el poliamor entre mujeres?

El poliamor es una nueva forma de llevar las relaciones no monógamas. Por lo tanto se basa en la idea de que no todos estamos hechos para vivir en pareja.

El gusto por diversas personas al mismo tiempo (sobre todo si tienes una relación estable) no significa traición o falta de amor. En cambio, esto es algo que nos ocurre a menudo a todas.

Para resumir, la idea de una relación poliamorosa es dejar libre nuestro instinto primario. De esa manera, disfrutar de nuestra afectividad y sexualidad sin necesidad de ser infiel. 

Por lo tanto el poliamor no significa traición, promiscuidad, infidelidad o poca seriedad en las relaciones. Al contrario, este tipo de consideración hacia al poliamor muestra un desconocimiento del tema. A veces puede mostrar miedo o prejuicio. 

El poliamor no es una forma ni peor ni mejor, simplemente es una forma distinta.

Sobre todo, el poliamor entre lesbianas es amar a varias personas de forma consensuada, responsable y honesta. Por eso en ella hay confianza, honestidad y libertad

Relaciones no monogámicas diferentes a las poliamorosas

El poliamor se puede asociar con otros términos como swinger o trío, pero no es igual. Se asocian porque son formas de llevar una relación sin exclusividad estricta entre dos personas

Pero hay muchas diferencias, el swinger implica disfrutar del sexo con tu pareja al mismo tiempo que con que otras personas. El swinger se vincula mucho más a lo que podemos llamar el polisexo.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Se refiere a una relación sexualmente abierta donde la pareja puede permitirse tener sexo con un tercero. 

Igualmente en el swinger como en el polisexo todo se queda en la relación sexual. En cambio, el poliamor implica vínculos afectivos. Particularmente todos están de acuerdo, lo conocen y lo aceptan.

Tipos de poliamor

El poliamor puede darse de muchas formas. Ya que no existe una fórmula exacta de cómo se conforman las parejas en un poliamor entre lesbianas. También influye mucho cómo se vive el poliamor. 

Por ejemplo, si la relación comienza siendo poliamorosa o si se pasa de una relación monógama a una relación de poliamor. Así que todos estos factores van a influir en cómo se constituye la relación. 

Por eso, cada poliamor varía según las personas, las circunstancias y los acuerdos. No hay fórmulas precisas para esto. Puede conformarse por una pareja de principal y varias secundarias. O puede ser una convivencia de tres personas. Por ejemplo, tres mujeres o dos mujeres y un hombre

Poliamor jerárquico

El poliamor jerárquico es un tipo de relación que consiste en mantener una jerarquía con respecto a las relaciones. Por lo tanto hay una relación principal que tiene el mayor peso en el compromiso, tiempo o dedicación. 

Por lo general, la relación principal tiene “derecho a veto” en las secundarias. Así que tu pareja principal podría decidir por ti. ¿Cómo se desarrollan los vínculos sexuales y amorosos?.

Como resultado, no se involucran al mismo grado con las secundarias. Así que estas tienen una jerarquía menor.

Poliamor no jerárquico

En el poliamor no jerárquicas ninguna tiene mayor jerarquía que la otra. En este sentido, no hay una pareja principal y otras secundarias. 

Por lo tanto, esto significa que no hay ningún tipo de exclusividad afectiva. Ninguna pareja está por encima de la otra.

Polifidelidad

Una polifidelidad o trieja implica una relación estable entre varias personas. Aquí los tres individuos mantienen una relación tanto afectiva como sexual. 

La polifidelidad es una relación que se maneja como la monogamia.

Es una relación con alto grado de exclusividad. Si quieres agregar a alguien más al grupo, todos deberán aceptarlo.

Mono-poliamor

Este tipo de poliamor es el más atípico. Ya que uno de los miembros es exclusivo, pero acepta que su pareja mantenga también relaciones externas. 

¿Es posible el poliamor entre lesbianas?

Un poliamor entre lesbianas y bisexuales es tan posible como en otros. Investigadores cada vez más han incluido al poliamor en sus estudios. En razón de fundamentar su desarrollo entre las parejas. 

La regla número del poliamor es que ocurre de manera consensuada. Por eso se implica un acuerdo entre todos los individuos que lo practican. Un poliamor no se considera poliamor si alguno de los miembros desconocen sus términos. 

El desconocimiento de la misma significa engaño o ignorancia de las circunstancias. 

Por lo tanto, el poliamor es regulado por un acuerdo. Donde cada uno de los individuos son conscientes de los límites de la relación. 

¿Cómo llevar un poliamor entre lesbianas?

Aunque hayan muchos avances en nuestra sociedad, de fondo siempre prevalece la monogamia. Lo hemos visto en películas, series, canciones y en nuestro día a día. 

Por ejemplo, son pocas los hijos que crecen en una familia poliamorosa, la mayoría de nosotras hemos sido educadas con monogamia.

Desde esta perspectiva, es normal que no sepamos cómo iniciar el poliamor, así esa sea nuestra intención. Veamos algunas cosas importantes.

Establecer límites y reglas 

Para tener un poliamor exitoso es muy importante establecer un acuerdo consensuado. Para que todos lo respeten y acepten conscientemente y con compromiso.

En primer lugar, hacemos nuestras relaciones de forma espontánea.

Nos conocemos, nos escribimos, empezamos a salir y poco a poco vamos construyendo una relación. Muchas veces no delimitamos cómo queremos que sea la relación, tampoco cuales son las reglas, esto se da por entendido. 

Ya que un poliamor no es cualquier relación. Debes establecer muy bien lo que está permitido y lo que no está permitido. Debes tener reglas y límites claros.

El acuerdo debe ser aceptado por todos

No puede ser una sola persona la que imponga el acuerdo. Esto pasa muchas veces y no es poliamor. 

  • ¿Qué tipo de poliamor seguirá vuestra relación?  
  • ¿Va a tener exclusividad afectiva o no? 
  • ¿En qué circunstancias podemos tener sexo con otras personas?
  • ¿Implica salir con una persona más y hacer una relación de tres, o cada uno va a mantener poliamores separadas?

Con estas preguntas en mente, se puede llegar a un acuerdo. A través de la discusión se puede llegar a un acuerdo que sea aceptado por todos.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Delimitar qué se puede y que no se puede hacer

Como decíamos antes poliamor no significa que todo está permitido. Es más, en el poliamor todo debe estar más establecido y claro.

  • ¿Qué puede hacer cada persona?
  • ¿Qué no puede hacer cada persona?

Puede que no te importe que tu pareja tenga encuentros sexuales. Pero sí te afecta que vaya a dedicarle más tiempo a otra persona.

Todas estos detalles se discutirán y se llegaran una delimitación precisa. 

Redactar un documento con las reglas 

Algunas prefieren escribir todas las reglas en un papel o documento word e incluso firmarlas.

Esto ayuda a tener una certeza absoluta de las reglas. Además, se consigue que todos estén de acuerdo. 

Mientras que los otros dos puntos son fundamentales y necesarios, este depende de que tan delimitado queréis que sean las reglas de vuestra relación.

Es una opción que puede ser muy útil, pero que no es totalmente necesaria. 

Sinceridad y confianza

El poliamor exige a personas muy sinceras que puedan comunicarse muy bien. La sinceridad no es posible sin la confianza. Es necesario que la confianza comprenda un núcleo dentro de cada individuo y con respecto a los otros. 

En primer lugar debemos confiar en nosotras mismas y luego en los otros. Tener seguridad de que en un poliamor puedes contar con tu novia/o. Además, que por encima de todo estará vuestro bienestar. 

Tanto la sinceridad como la confianza son valores que todos deben tener. Se debe poner su todo su esfuerzo para cultivarlo al 100%. 

Comunícate

En segundo lugar, el poliamor entre lesbianas implican mucha confianza. La transparencia es importante sobre las otras relaciones: 

  • ¿Qué tienes permitido hacer en tu(s) otra(s) relación(es)? 
  • ¿Con qué frecuencia? 
  • ¿Entra dentro del consenso? 

Todos vais a estar satisfechas con el poliamor. Ya que eres feliz si tu pareja es feliz con otra. También si tú eres feliz con otra. 

No dejes nada oculto entre los participantes del poliamor. 

Tampoco te guardes secretos ni ocultes cosas. Esto es muy importante para que haya una buena comunicación. Al mismo tiempo es importante escuchar a la otra persona con interés. Es un vaivén recíproco donde compartís vuestras experiencias. 

Respeto por encima de todo

El respeto debe estar presente en cada una de las palabras, actos y sucesos entre vosotros.

En el amor libre, todo debe hacerse bajo el respeto y la responsabilidad. De esta manera, podéis confiar en que hagáis lo que hagáis siempre os respetaréis entre todos. 

El respeto es fundamental para que haya una buena comunicación. 

A veces tendrán que hablar de temas difíciles o de sentimientos complicados. El respeto es principal para tocar estos asuntos álgidos de una buena manera.

Siempre que se hable con términos adecuados y sin agredir al otro. Además podréis hablar de cualquier asunto y problema.

Sé comprensiva y empática

Así como tienes que decir las cosas de manera respetuosa., también debes escuchar a las otras personas de forma empática.

Tienes que ponerte en el lugar de ella/s para entenderla. Saber cómo son sus sentimientos y opiniones. 

No descartes las emociones de otra persona solo porque no las entiendes. 

La comprensión y la empatía harán que ella se sienta bien. Para lograr que cada vez comparta más su mundo interior. Como no se pueden guardar nada, tienes que saber que no todo lo que escucharás te va a encantar. 

No obstante, siempre podrás comprender las razones y motivos en tu poliamor entre lesbianas y bisexuales, y ver las cosas desde su perspectiva. De esa manera podrán confiar en cada una para tener una gran comunicación. Pero eso es parte de la sinceridad.

Gestionar los celos

Los celos siempre están ahí. Solo basta con una palabra caída al azar, un gesto voluble en el rostro o una insinuación del viento. Esto puede conseguir que salte a relucir los celos. 

Los celos son una emoción normal e incluso saludable, significa que esa persona nos importa y la queremos. Sin embargo, no podemos dejar que nos controle. No podemos dejar que se desborden. Justamente, quizá la pregunta más frecuente a la hora de introducirse en el poliamor es:

¿Cómo hacer para no tener celos?

Sin embargo, la pregunta real debe ser:

¿Cómo aprender a gestionar los celos? 

Por eso en el poliamor es totalmente fundamental poder controlarlos, gestionarlos y manejarlos de buena manera.

El hecho de que no haya una relación de absoluta exclusividad puede ser un factor decisivo para multiplicar los celos.

Recuerda las reglas 

Cuando sientas celos tienes que recordar el acuerdo que vosotras/os habéis hecho. Recuerda las reglas y límites que habéis establecido.

  • ¿Alguna de tus polinovias está sobrepasando los límites?
  • ¿Está rompiendo las reglas? 

Si no es así tu misma entrarás en razón y dejarás los celos a un lado. 

No pienses en exceso

Marcel Proust decía sobre los celos “son un exceso de imaginación”. A veces los celos son parte del exceso de pensamiento. Estos surgen por cosas que no podemos comprobar. 

No podemos estar conjeturando cosas que escapan de nuestro alcance objetivo. 

Por eso no sobrepienses, debes confiar en que tu poliamor entre lesbianas puede ser exitoso. 

Disfruta con la felicidad de tus parejas

Este es uno de los principios del poliamor, aunque no siempre es fácil. Nos han enseñado que si otra persona le gusta a tu pareja es una tragedia, traición y dolor profundo. 

Pero ¿Porqué no disfrutar con la felicidad de tu pareja?.

Si tu pareja está empezando a conocer a alguien y le gusta ¿no es motivo de alegría para todos?.

Este principio del poliamor es una forma efectiva de anular los celos

Distribución del afecto

Una de las dificultades del poliamor tiene que ver con la dedicación compartida. Cómo manejamos el tiempo y las energías hacia cada persona.

Una relación monógama implica dedicarle mucho tiempo y energías a una sola persona. En cambio, en un poliamor entre lesbianas debemos distribuirlos entre más de una persona. 

Debemos evitar quedar agotados y sin energías para nosotros mismas así como debemos evitar gastar todo nuestro tiempo y no realizar nuestras cosas. 

Uno de los problemas más frecuentes del poliamor es que una de las personas se siente desplazada y decide retirarse.

No obstante, la distribución afectiva está determinada por el acuerdo y las necesidades de la vida. Depende cuál sea el tipo del poliamor que se lleve y cuáles sean las reglas. 

También recuerda que todo lo que pasa tiene que ser consensuado. En algunos momentos habrá alguien que necesite más apoyo y en ese caso se le tendrá que prestar más atención. Pero siempre comunicándolo con tus parejas.

No tiene que haber una división estricta del cariño, eso es algo imposible. Pero sí tienes que estar atenta para no desplazar a una de las personas. 

No hagas comparaciones

Tú misma debes saber lo terrible que es que te comparen. No hay nada peor que una comparación para un poliamor. Te recomendamos que no lo hagas entre tus poliparejas. Evita decirlo en voz alta y pensarlo en silencio. 

Tienes que degustar las cosas positivas de cada persona. Puedes saber que cada quién es único en sus virtudes y aptitudes.

Reparte el tiempo 

Recuerda que depende del tipo de poliamor que se lleve, esto tiene diversos valores. Tienes que repartir tu tiempo de manera inteligente y en relación a la jerarquía acordada. 

Hay que intentar ser equitativo en relación a los días, las actividades y las cosas que hacen juntas.

Como decíamos antes, no puede ser una división exacta y perfecta. Pero se tiene que hacer lo posible por no dedicarle todo el tiempo a una sola persona.  

Mantener una polisexualidad saludable

Uno de los prejuicios más comunes que acompaña al poliamor es tildarlo de promiscuidad. Esto no es más que una idea errónea. Ya que en el poliamor se establecen vínculos afectivos duraderos con cada pareja. 

No obstante, la vida sexual de un poliamoroso puede llegar a ser mucho más activa e intensa. Por esta razón no deben dejar de mantener una sexualidad sana y saludable. 

Toma tus precauciones

Por eso es necesario que cumplan con todas las protecciones necesarias. Preservativos femeninos y masculinos, guantes de latex, lubricantes y toda lo que se necesite para protegerse y tener sexo con seguridad. 

Todos deben tener garantía de que pueden disfrutar del sexo sin tener ninguna enfermedad o infección posterior. 

Otra cosa que no pueden evitar nunca es hacerse los exámenes correspondientes y asistir periódicamente a tu médico de preferencia. Ninguno de los participantes puede negarse a hacerse los exámenes de ETS.

¿Tienes alguna experiencia poliamorosa?

Nos encantaría saber tu experiencia sobre el poliamor, escribe tu historia en los comentarios a ayuda a mujeres con dudas a definir su situación.

¿Estarías dispuesta a tener una relación poliamorosa?

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Clío Uribe

Mujer, lingüista y fiel amante a las mujeres.

2 Respuestas

  1. Avatar alexandra

    Muy interesante, el tema me gustó mucho.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.