fbpx

Cómo vivir con tu novia lesbiana

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: Vivir con tu novia representa una gran aventura que no está libre de dificultades. Te hablamos de los aspectos más importantes, desde la decisión y la mudanza, hasta la convivencia diaria.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Vivir con tu novia lesbiana es un cambio definitivo para ambas. Implica el inicio de una nueva fase en vuestros hábitos. Esto afecta también la dinámica y el funcionamiento de la relación.

Irte a vivir con tu novia lesbiana representa una gran aventura que no está libre de obstáculos.

La convivencia no tiene por qué ser un problema. Así que lo mejor será tomártelo con calma.

Por eso aquí te doy los mejores consejos para que la relación continúe y se renueve en el día a día. Sobre todo luego de esos primeros tiempos de amor sin objeciones. 

Prepararte para irte a vivir con tu novia lesbiana

El primer paso para vivir con tu chica es realizar la mudanza.

Aunque puede parecer algo muy sencillo y fácil de hacer. Pero curiosamente este es el momento donde empiezan muchos de los problemas que arrastran las parejas.

No hay una sino varias razones que convierten la mudanza en un empresa que no se puede tomar a ligera. Algunas de las causas de que la mudanza sea una ocasión delicada e incluso problemática son:

  • En primer lugar, representa el inicio de una nueva etapa. Por lo tanto, se mezclan los nervios con las expectativas. 
  • En segundo lugar, este momento corresponde a una prueba de coordinación en pareja, ya que se asumen compromisos prácticos, más allá del amor. 
  •  En tercer lugar, la mudanza se nos muestra como la realización de responsabilidades fuera del ámbito familiar. 

Como vamos viendo la mudanza es un punto que define un antes y un después en la relación.

Es el inicio de todas las felicidades de vivir en pareja, aunque también de todos los conflictos de la convivencia. 

Por eso la mudanza debe comenzar de la mejor manera posible, con coordinación, armonía y amor. 

Esto definirá su relación: lo que empieza bien termina bien. Por eso aquí te hablo de las mejores recomendaciones para que la mudanza ocurra de forma óptima.

Planifica la mudanza con paciencia

El primer consejo para lograr una mudanza con éxito es tomarse el tiempo necesario. Recuerda que tienes que planificar la mudanza con paciencia.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Hacer las cosas de un día para otro siempre producirá estrés. Sobre todo si se refiere a un asunto tan importante y donde depositamos tantos sueños.

Además, dependiendo de algunos factores puede que se convierta en un empresa bastante ajetreada y complicada.

Por ejemplo, el sitio a donde te vas a mudar y las pertenencias que llevarás. Por eso tienes que empezar por planificar con detalle absolutamente todo.  

Distribuye el trabajo

Tienes que distribuir el trabajo de una forma equitativa entre ambas. Para evitar que una persona lleve a cuestas con todo el esfuerzo.

Para esto es bueno que decidas qué asuntos de la mudanza vais realizar cada una.

Lo mejor es que lo dividas en base a qué tareas puedas hacer por tu cuenta. O cuáles tienes que hacer con tu novia.

  • Decisiones sobre elegir del lugar, si vas a alquilar o la elección del tipo de vivienda son importantes. Estos asuntos casi obligatoriamente tienen que realizarse en conjunto.
  • En cambio, ordenar las pertenencias personales o contratar un camión de mudanza son acciones que puedes realizar por separado.

Haz una lista con todo

Las listas son muy útiles sobre todo en mudanzas donde abundan los objetos. La lista es un medio de organización y de memoria para que nada se nos olvide. Así tienes un control de todas las pertenencias

De este modo, cuando te mudes nada se te olvidará. Ni a ti, ni a tu novia. De esta manera, puedes comprobar si algo se ha perdido o caído en el camino.

Por otra parte las listas pueden ayudar para otras tareas donde necesites organizar o recordar en relación a la mudanza. 

La convivencia necesaria para vivir con tu pareja lesbiana

La primera etapa del noviazgo no implica grandes responsabilidades y esto es justamente el gran cambio cuando te mudas con tu pareja.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Nuevas responsabilidades y también nuevas alegrías.

Antes estar un viernes por la noche viendo Netflix era una especie de fracaso. Pero si estás viviendo con tu novia, esta opción puede representar un momento de intimidad para ambas.

Sobre todo porque el simple hecho de estar acompañada con tu pareja hace que las cosas sean más intensas. Al mismo tiempo, te puedes organizar y ocuparos de todos los quehaceres diarios. 

Concilia acuerdos

Parte de la convivencia entre dos mujeres es tomar decisiones sobre cómo llevar la vida juntas.

Ya desde el inicio tenéis que hacer declaraciones como las que planteamos a continuación. 

  • ¿Alquilar o comprar? 
  • ¿Nuevo o viejo?
  • ¿Casa o piso?
  • ¿Cuál será la ubicación?

Tenéis que llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes.

El presupuesto es uno de los temas más importantes, ya que ahora vas a compartir una economía como pareja.

No puede quedar ninguna insatisfecha. Tienes que lograr un equilibrio con respecto al tipo de vivienda, la ubicación y lo monetario. 

Comparte las responsabilidades de la casa

Vivir con tu novia siendo lesbianas implica la satisfacción constante de estar con esa persona que amas. Pero también se trata de compartir todos las ocupaciones y trabajos de la casa.

Aquí es donde muchas parejas empiezan a tener problemas. Lavar los platos, tirar la basura o hacer la comida son algunas de las cosas donde debéis poneros de acuerdo como pareja. 

En general las tareas cotidianas no se sienten como un problema en los primeros días, semanas o meses, ya que la alegría de poder estar con esa persona te hace ver todo de mediante la emoción.

Pero a medida que pasa el tiempo, las parejas empiezan a ver las cosas de forma más objetiva sin la embriaguez de la pasión

Manten claras las cuentas

El amor y el dinero son dos palabras que no suenan bien juntas.

Se supone que una no tiene que ver con otra. No obstante, a la hora de irte a vivir con tu novia lesbiana esto cobra relevancia. No es que el dinero se convierta en lo más importante, pero sí puede generar muchos disgustos. 

Por eso es muy importante que discutáis con objetividad los gastos. Y también lograr un equilibrio lo mejor posible en relación a lo económico. 

Esto no significa que tienes que dividir de forma exacta cada uno de los gastos. Ya que esto corresponderá a vuestros salarios y posibilidades personales.

Pero debes mantener una economía transparente, para que cada una se sienta bien con respecto a las cuentas y lo monetario. 

Trabaja como un equipo

Ahora que te fuiste a vivir con tu chica debes actuar en un buen equipo. Si logras crear un equipo no habrá nada ni nadie que pueda separaros.

También resolverás todos los problemas de la vida cotidiana. 

Funcionar como un equipo significa la posibilidad de actuar en pareja de forma recíproca y en correspondencia. Es decir, que las dos resuelvan los problemas y cumplan las metas y proyectos. 

Para lograr esto es necesario tener en cuenta algunos puntos importantes como los que mencionamos a continuación.

Fomenta la buena comunicación

 Hablar y escuchar con atención es una de las herramientas más importantes para una convivencia sana y a largo plazo. Sin comunicación no se funciona de forma coordinada.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Las metas, los proyectos, las emociones y las ideas… Todo esto es parte de la comunicación.

También resolver las tareas de casa es una cuestión que pasa por la comunicación. Por eso debes mantener cada día una mejor comunicación.

No ocultar secretos, no desconfiar y compartir lo expresado con respeto y amor. Recordad que no es lo mismo discutir con razones que pelear con insultos.

Proyectos personales y proyectos en pareja 

Una pareja sin proyectos es una pareja muerta a largo plazo.

Debéis tener aspiraciones y deseos a futuro para tener un sentido al quehacer habitual.

No obstante, tienes también que resguardar el espacio individual y cultivar los planes en conjunto. 

Si no tienes proyectos personales puedes caer en el aburrimiento por estar siempre con la otra persona. Y si no tienes proyectos en pareja simplemente vas a perder la conexión con tu chica.

Por eso hay que estar siempre entre los planes en conjunto y las aspiraciones personales.  

Proactividad y voluntad

Debemos tener mucha energía positiva y ganas de resolver los problemas. No podemos quedarnos de brazos cruzados, esperando que caigan las soluciones del cielo.

Por eso siempre hay que alimentar la buena voluntad y la proactividad

Esto hará que te sientas con ánimos de pasar cualquier obstáculo y solucionar cualquier vicisitud con tu novia.

Debes ser sincera y solicitar ayuda si lo sientes necesario. 

Distribuye los quehaceres de la casa

Así como en la mudanza repartiste el trabajo, también en la vida diaria debes dividir de forma equilibrada cómo vas a realizar todos las tareas del hogar.

Las relaciones actualmente son mucho más dinámicas y los roles se comparten, se intercambian y se establecen según la situación. Sobre todo en una relación entre lesbianas

Lo importante no es quién va a cocinar y quién va a tirar la basura, sino que estéis satisfechas con las responsabilidades así como con los derechos. 

Evitad el desequilibrio a toda costa. Una persona no puede tener más responsabilidades que otra. Las dos personas deben tener ocupaciones y deberes que sean complementarios y balanceados.

Por eso en este caso la comunicación es fundamental. Ya que permitirá establecer quién, cómo y cuándo se van realizar todos los quehaceres cotidianos.

Por otra parte, no tiene que haber un división estricta. Esta puede variar dependiendo del momento y las ocupaciones pueden distribuirse de forma diferente las actividades del hogar.

Renovarse todos los días

Todos los días debéis inventar, crear y renovar vuestra relación.

Con el tiempo la vida en pareja puede caer en el estancamiento y el aburrimiento. Este es uno de los mayores peligros que pueden surgir a largo plazo en la convivencia diaria.

No es algo que ocurra de manera repentina, sino que es un proceso paulatino que viven muchas parejas. 

El exceso de trabajo, la falta de comunicación o la distancia emocional son factores que van haciendo surgir la monotonía. Por eso no puedes dejar que la ausencia de sorpresas se apodere de tu relación. 

Cada día nuevo es un motivo para tener una experiencia emocionante con tu pareja.

Por supuesto tienes que tener en cuenta los horarios y actividades. Pero cada vez que tengas un espacio libre hay que aprovecharlo al máximo.

Puedes hacer nuevas actividades, inventar viajes emocionantes o salir a algún sitio a cenar o al teatro.

No importa lo que hagáis en sí mismo, sino que compartáis.

¿Cuál es tu historia?

Cuéntanos tu experiencia y consejos conviviendo con otra mujer. Nos encantará saber tu historia y ayudará mucho a las mujeres que estén en el proceso de irse a vivir con su novia.

¿Cuánto tiempo pasó hasta que te fuiste a vivir con tu pareja?

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Clío Uribe

Mujer, lingüista y fiel amante a las mujeres.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.