fbpx

Outing en Marruecos. El miedo de que te saquen del armario a la fuerza

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
9 votos
Cargando…

Resumen: Una campaña por Instagram siembra el pánico entre la comunidad homosexual en Marruecos

¡Salir del armario! ¿No te parece curiosa la forma que tenemos de llamar a un acto tan valiente? ¿Por qué del armario? ¿Quién puede vivir en un armario?.

outing lgtb manos

Estoy segura de que sabes exactamente qué es. Si ya “saliste” lo recuerdas. Si no has salido, seguro que tienes un plan para hacerlo o que al menos lo has pensado.

Es ese momento donde después de mucho pretender ser otra cosa, decides que no puedes más y quitándote la máscara de “normalidad” que te has puesto te declaras tu misma. Completa. Libre.

¿Verdad que lo recuerdas?.

Ahora bien, imagina que has nacido en Marruecos, un país donde la ley penaliza desde el año 1962 las relaciones con las personas del mismo sexo.

En un lugar donde los derechos LGTB no existen, la ley puede perseguirte.

Entonces un buen día algo pasa en Internet. Alguien, una chica transexual que también ha nacido en Marruecos, que también ha crecido sufriendo bullying como tú, decide hacerte salir del armario de forma pública a la fuerza. Lo que se llama outing.

A ti y cientos de personas más.

Debido a esto miles de homosexuales están siendo perseguidos. Repudiados. Amenazados.

Esto es lo que está pasando ahora mismo en Marruecos. ¿Te lo cuento?.

Campaña en internet obliga a salir del armario a homosexuales en Marruecos

Hace unos días saltó la voz de alarma por parte de la ONG Human Rights Watch.

Una campaña de delaciones había cambiado el panorama marroquí para la comunidad LGTB. Otras asociaciones se sumaron a la denuncia pública.

Los homosexuales marroquíes están siendo perseguidos.

La culpable parece ser, por muy irónico que resulte, un miembro de la propia comunidad LGTB. Una mujer que buscando justicia solo ha conseguido que la ola imparable de homofobia que parecía dormida en el país no pare de crecer.

No es la primera vez que pasa en Marruecos, no será la última. Pero las redes sociales han convertido lo que ya es difícil, en una situación que se está volviendo imposible de controlar.

¿Cómo empezó todo? Sofia Talouni, su cuenta de Instagram y un acto de protesta

Sofía Talouni es una mujer transexual marroquí que vive en Turquía. Durante meses sufrió bullying cibernético por ser transexual. Una gran parte de las amenazas recibidas procedían de Marruecos.

Decidió vengarse por el daño sufrido.

La chica decidió promover desde su cuenta de Instagram, con 600.000 seguidores, la creación de perfiles falsos en las tres aplicaciones más famosas de citas en Marruecos: Grindr, Hornet y Planet Romeo.

Talouni ha declarado que su única intención era denunciar la hipocresia de la sociedad marroquí, enseñándole al mundo la cantidad de homosexuales que viven escondidos sin hacer pública su orientación sexual.

Después de su llamado más de 100.000 personas vieron el video. Y aunque Instagram suspendió la cuenta de Sofia, ya era demasiado tarde.

La llamada de la influencer había hecho efecto y los usuarios habían recopilado fotos y datos de muchos de los homosexuales que estaban registrados en las aplicaciones.

Otras fuentes dicen que Sofia se ha dedicado a publicar listas de nombres con fotos y que ha hecho amenazas personales, forzando a los usuarios de las aplicaciones a declarar su homosexualidad públicamente.

La caza de brujas había comenzado.

Repudiados en medio de una pandemia, salir del armario nunca fue tan dramático

Lo que viene después podemos imaginarlo. Chicos y chicas que han sido repudiados por sus familias, amenazas, violencia física y verbal, cambios de domicilios forzados para evitar problemas.

Toda la comunidad LGTB marroquí está siendo amenazada y con miedo a represalias por parte de la policía y de la sociedad gracias a la venganza de Talouni.

¿Por qué no denuncian este acoso?.

En Marruecos la única ley que habla de homosexualidad está recogida en el artículo 489 y desgraciadamente es para penalizarla.

No hay leyes de protección, ni de igualdad, ni de amparo.

Así que la mayoría de las veces, una persona que va a denunciar un abuso a alguien de la comunidad LGTB termina teniendo el mismo problemas legales.

Graeme Reid, director del departamento de la comunidad LGTB en HRW hizo esta declaración en la nota que publicó la ONG al denunciar el caso:

Las consecuencias de desvelar la orientación sexual de estas personas podría perjudicar los medios de subsistencia de la comunidad LGBT, su seguridad y su salud mental.

La situación actual de crisis sanitaria causada por el Coronavirus ha empeorado las cosas. El país lleva varias semanas en cuarentena como el resto del planeta.

La mayoría de los chicos que han sido echados de sus casas son jóvenes, sin recursos y sin mucha posibilidad de ser acogidos por nadie por temor a las represalias, los hoteles son escasos, salir de la ciudad o del país es imposible por la cuarentena.

Si no fuera por la ayuda que están prestando la ONG Human Rights Watch estos jóvenes se encontrarían absolutamente desamparados.

Un chico de 21 años se ha suicidado a consecuencia de las amenazas

HWR anunció que el día 17 de Abril un chico de 21 años, que habitualmente vivía en Francia pero que se había quedado atrapado en la cuarentena en casa de unos familiares en Rabat, se había suicidado, consecuencia de la campaña de outing.

Un amigo acaba de anunciarme la muerte de su novio. Sus fotos fueron compartidas y, por desesperación, se suicidó. Mi amigo tuvo que enterarse de la noticia de la boca de la madre del difunto. Ella no entendía por qué su hijo se suicidó

Declaró en su cuenta de Twitter el periodista Hicham Tahir.

POESIA HOMOERÓTICA EN MARRUECOS

“Abu Nawas” es el nombre que se le dan a los versos homoeróticos que surgieron en la sociedad medieval marroquí.

La homosexualidad femenina en Marruecos no está aceptada tampoco, pero porque en el Corán no está mencionada y ni penalizada es un tabú que simplemente se ignora. Si hubo poesia lésbica o no en esa época, no lo sabemos. No se conserva.

Sin embargo, ya contaban con una palabra para definir a las lesbianas,”musahiqa”.

 

Así está la situación. La policía parece haber tomado algunas medidas y las ONG están actuando con cautela pero con mano muy firme para frenar esta campaña y que el país vuelva a la normalidad.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

La “normalidad” de vivir en un país con leyes que penalizan el amor y a muchos de sus ciudadanos, por el simple hecho de ser quienes son. Mientras tanto, sigamos nosotros llegando más allá.

Te animo ahora a que compartas tu opinión en comentarios, sigamos siendo ejemplo, sigamos creciendo como comunidad y para que salir del armario, sea solo algo del pasado.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Palladia Soria

Nací en Andalucía (España) aunque me enamoré pronto de las tierras helenas, donde vivo desde hace unos años. Contarle al mundo lo que veo a través de mis letras es mi pasión y mi trabajo, por eso soy escritora.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.