Blog > Noticias lésbicas

Niño de 11 años hospitalizado tras paliza por ser “gay”

Un niño de 11 años sufre una paliza homofóbica y acaba hospitalizado.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Niño de 11 años recibe paliza homofóbica en la puerta de su Instituto”. Rezaba el titular esta mañana en un periódico electrónico. Menuda noticia ¿no? .

Hiela la sangre de cualquiera. Son cosas que simplemente no deberían pasar.

Estaba tomándome el café mientras veía a mi mujer y a mi hijo desayunar, preparándose para ir al colegio. Y tuve que tragar saliva al recordar los meses de infierno que Alexandros vivió gracias al bullying escolar.

En primera persona

Cuando tenía diez años, la profesora me llamo una vez. Según ella tenía que hablar conmigo. Alexandros había leído un poema en clase y se había emocionado hasta las lágrimas.

 El bullying comenzó  pronto. El “maricón” de la clase ya había salido del armario.

 La reacción de los niños no fue muy normal pero la de la profesora fue peor aún. La culpa era mía por no enseñarle que los chicos no lloran. No se cortó en insinuarme que un niño que llora, era gay.

La mujer no lo hacía a mala fe. Era una profesora mayor, que criada en este país (Grecia) creía de verdad lo que estaba diciendo. Además me lo dijo delante del niño, dándole ánimos para ser mas “duro”.

Alex sufrió meses de buylling hasta que lo cambiamos de colegio. Esto sigue pasando en todos los rincones de Europa. Claro que esto es un país cristiano ortodoxo y hasta hace poco era ilegal ser gay. Que siga pasando en España, es preocupante...

Hay que seguir por los niños

Me viene a la mente la de veces que se nos dice, que el Orgullo LGTB está de más. Que ya no necesitamos etiquetas, que la homofobia no existe y que tenemos todos los derechos ganados. ¡Mentira!

¡No es cierto que no necesitemos Orgullo LGTB! Necesitaremos Orgullo hasta que no haya nadie discriminado en el mundo por a quién decide amar o con quien decide acostarse.

Solo porque no haya otro niño en el hospital por este motivo, hay que seguir agitando la bandera del Arcoíris hasta que no nos queden más fuerzas. Hasta que salga el sol para siempre.

Si esto ha pasado en Murcia (España), que es cabeza y ejemplo en materia LGTB en todo el mundo ¿Podéis imaginaros como son las cosas en otros países?

Como siempre, si te quedas conmigo, te lo cuento más abajo…

La ilusión de un niño que empieza el Instituto

El pequeño protagonista de este artículo estaba muy contento de empezar el Instituto. Vive en Murcia, Cartagena y su Instituto iba a ser el Isaac Peral.

Ya era definitivamente un chico mayor. Esta en la edad en la que los niños dejan de ser niños y se convierten en pequeños adultos con opinión propia y eso siempre se empieza a notar.

¡Y que miedo nos da a las madres la misma edad! Lo digo por experiencia.

Había preparado todo a conciencia. Y estaba dando saltos de alegría. Seguro que tu también te acuerdas de esa sensación de haber dejado el colegio, la primaria y pasar al otro lado de la cancha, al sitio de los mayores.

La ilusión le duró tres días. Solo tres. Muy pronto las sonrisas y las ganas se convirtieron en caras largas y tristeza. Los padres lo achacaron a que eran problemas para adaptarse…

¿Y que pasó?.

Bullying escolar, por “gay”

El chico tuvo un cambio dramático y muy drástico, empezó a tener respuestas violentas en casa, a estar cabizbajo y a no querer ir al colegio. De tener buenas notas empezó a bloquearse en algunas materias.

Preocupados por la salud mental del casi adolescente los padres fueron a hablar con el Instituto, a ver que sucedía.

Pronto descubrieron que tres chicos mayores, del último curso lo habían convertido en el blanco de sus ataques verbales.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Los padres comenzaron a indagar.

Le preguntaron al pequeño que al final confió en ellos contándole que estos chicos le llamaban maricón, le decían que lo iban a esperar en la salida y se burlaban de él en los recreos y cambios de clase.

Imagínate, tener 11 años y que tres chicos de 15 y 16 años te empiecen a insultar con palabras que probablemente tu estás terminando de entender.

Los padres se quejaron, pero nadie les prestó atención.

Primero se achacó a que son cosas de muchachos y que se les llamaría la atención verbalmente. Parece que no hicieron mucho caso.

Y entonces, pasó algo que debía de haberse evitado, el niño fue apaleado….

A uno de esos chicos, que tenía 15 años y hago hincapié en la edad porque la diferencia entre un niño de 11 años y un adolescente de quince es enorme, le pareció que no era suficiente con el acoso verbal.

¡Y pasó a las manos! ¡Solo porque pensó que su victima era homosexual, decidió apalearlo!

Y encontrando al niño desprevenido le propinó una serie de puñetazos hasta dejarlo inconsciente. Otra madre tuvo que intervenir para que esta barbarie terminara. La única excusa que dio el agresor fue que el pequeño era gay.

Y que tenía que castigarle como tal.

El pequeño tuvo que ser ingresado con todo lo que ello supone para su salud física y mental.

Consecuencias

La madre ha denunciado que su hijo tiene ahora problemas de sueño, no quiere volver al colegio y muestra síntomas de estrés pos-traumático, como querer dormir con ella y pedir constantemente atención.

Estoy completamente rota. Después de la agresión, mi hijo ha vuelto a dormir conmigo porque tiene pesadillas y se despierta asustado: me pide que lo abrace.

Madre de la víctima

El Instituto ha expulsado por dos semanas al agresor, pero la familia del niño hospitalizado y algunos padres, se están movilizando para que nunca más pueda regresar al instituto.

Culpar al chico de quince años de su actitud tampoco es la solución. Es evidente que él mismo no ha nacido así y que ha ido aprendiendo poco a poco esa conducta.

Por eso hay que seguir defendiendo la educación sexual en material LGTB y los valores de igualdad en los colegios e institutos de todas las partes del mundo. Porque la mejor forma que tenemos de vencer a la homofobia…

Es educando a las generaciones futuras para que entiendan, que no es un camino. Que no ha sido camino nunca, que no lo será.

Hay que tener mano firme, algunos niños han llegado incluso al suicidio por ser victimas de acoso escolar tras declararse homosexuales.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te imaginas en la posición de esa madre? ¿Qué harías tu en un caso así?

Compartamos nuestra opinión y creemos comunidad todas juntas. Empujando hacia un futuro libre de violencia y discriminación.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta