Blog > Orientación sexual

Cómo cuidar de ti misma y mimarte si vives sola

Empieza a ocuparte de la persona más importante de tu vida ¡Tú misma! Consigue cuidar de ti misma y mimarte cuando vives sola ¡Te enseñamos cómo!

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Hay momentos de la vida en donde nos toca adaptarnos a la soledad. Puede ser porque acabamos de mudarnos de ciudad o país, porque terminamos una relación o simplemente porque decidimos independizarnos de nuestra familia. Es necesario cuidar de ti misma y mimarte de vez en cuando. 

Es habitual no sentirte lista para estos períodos. Porque en realidad nadie nos enseña a lidiar con la soledad. Así que es necesario aprender cómo cuidar de ti misma y mimarte cuando vives sola. 

Llegar cansada del trabajo o de la universidad a seguir con las obligaciones puede ser agotador. Tantas cosas del día a día, tantas obligaciones y deberes pueden entorpecer el cuidado de ti misma. 

También el hecho de no estar en compañía nos puede hacer sentir melancólicas o tristes. Pero detente y recuerda: Tú misma eres tu prioridad

Tienes que aprender a estar en soledad y nunca olvidarte de cuidarte a ti misma. Tu eres una mujer capaz y decidida, por eso has decidido el camino de la independencia. 

Si lo haces con los demás ¿Por qué no dedicar un poco de tiempo para ti? Sigue leyendo este artículo y aprende con nosotras cómo hacerlo cuando vives sola

Que no te asuste mimarte si vives sola

¡No hay que tener miedo para enfrentar la soledad! Tienes que ver las ventajas que te puede dar la soledad como la independencia, tiempo para ti misma, tu decides sobre tu espacio. 

Este tiempo de vivir sola debes verlo como una etapa que te ayudará a crecer, un período para compartir contigo. La soledad te puede llevar a conocer experiencias magníficas.

Siguiendo un poco lo que ya mencionaron Rebecca Ratner y Rebecca Hamilton, las personas con tiempo de soledad son más productivas. Tener tiempo libre te hace ver el mundo a través de otros ojos. ¿Qué te parece si empezamos a ver la soledad como una amiga, en lugar de un monstruo al que debemos temer?

Hay que aportar valor a estar solas. Hay muchas cosas y actividades que puedes empezar a realizar y que harán de este momento, una oportunidad para crecer.

Estar bien sola para vivir con otras personas

La soledad te permite pensar mejor, hablar contigo misma, encontrarte, replantearte, amarte y conocerte mejor. Por eso, debes aprovechar al máximo esta oportunidad que te ha dado la vida. Ya sea que lo hayas hecho por decisión propia o por que las circunstancias te han llevado a esto

Es sabiduría popular que nadie puede ayudar a los demás sino se puede ayudar a sí misma. Así mismo, si no puedes estar bien en soledad, no puedes estar bien con los otros. Decía la escritora venezolana lo siguiente sobre la soledad. 

“Todos los problemas de este mundo provienen del hecho que las personas no pueden estar solas en un cuarto”.

Antonia Palacio.

Así mismo, la escritora Virginia Wolf explicaba que la emancipación femenina empezaba por tener “un cuarto propio”. No hay libertad sin independencia. Pero tampoco podemos ser independientes si no nos cuidamos a nosotras

Si no nos cuidamos a nosotras, no podremos cuidar de otras personas.

Dedica tiempo para cuidar de ti misma

Cuidar de ti misma si vives sola implica mimos espirituales, mentales y físicos. Se trata de invertir tiempo en tu bienestar. No para satisfacer algunos gustos momentáneos, sino para hacer cosas que logren beneficiar tu crecimiento a largo tiempo.

Aprende también cómo vivir sola siendo lesbiana y sentirte bien en este otro artículo previo.

Veamos algunas cosas que te recomendamos para atenderte, valorarte y hacerte algunos cariños debe ser parte de tu rutina. Eso no implica cambios tan grandes como los que crees, no tienes que sacar horas y horas, pero con pequeñas cosas podrás lograrlo. 

Prueba los automasajes

Regalarte un automasaje es algo que te lo vas a agradecer a la larga. Luego de una ardua jornada de trabajo, muchas veces queremos llegar a casa y que alguien nos ayude a relajarnos. Pero ¿No sería mejor que aprendieras tú misma a hacerlo?

Hay infinitos videos y recursos para adquirir los conocimientos necesarios. De hecho, también puedes optar por consultar a algún fisioterapista experto que te recomiende algunos masajes y ejercicios que puedes hacerte a ti misma.

Sobre todo, considerando el tipo de trabajo y la posición que debes mantener mientras laboras. Puedes aprender a hacerte masajes en el cuello, en las manos, en los pies e incluso en el área de la espalda.

Rituales de skincare

Al mimarte también estás poniendo atención a cada parte de tu cuerpo. ¿Cómo dejar por fuera a la piel? Hay cientos de tratamientos y rutinas de skincare que usan recursos naturales, que quizás tengas en tu casa.

Hacerte alguna mascarilla o incorporar algunas cremas a tu rutina. Por lo general, gran parte de sentirnos bien con nosotras mismas es gracias a la forma en cómo nos percibimos desde el espejo.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

  • Prueba alguna rutina de exfoliante.
  • Quizás te vendría bien alguna mascarilla refrescante.
  • Utiliza cremas y protectores solares.

La belleza no es un estereotipo ¡Son millones! Cada una de nosotras cultivamos una belleza que es única y, no debe seguir los moldes de la sociedad. No tienes que depilarte, ni maquillarte si no lo quieres. Es más, todo lo que hagas debe ser algo a beneficio tuyo y que te haga sentir maravillosa.

Mira una película o lee un buen libro

Puede que seas una persona aficionada a la lectura o a las películas, pero ¿Qué te parece si aprovechas que estás sola para disfrutarlo? Escoge tu película favorita, prepara palomitas de maíz y diviértete en un home cinema. 

Aunque también puedes intercalar con la lectura. Leer es un placer que no tiene comparación. Sobre todo cuando se tratan de libros de tu interés y que no están vinculados al trabajo ni a las clases

En nuestra sección de reseñas de libros o películas puedes encontrar una guía que puede ayudarte a escoger tu mejor opción. Quizás una historia de drama; como una mujer fantástica. También intenta con historias de amor como una noche de verano. Incluso, algo que sea más de erótico como 13 horas.

Desconecta 20 minutos

Es importante que puedas abrir un espacio de la rutina para ti misma. No tiene que ser durante mucho tiempo. Pero el tiempo que lo hagas te puede servir para cualquier actividad de tu agrado.

Intenta aprender a meditar o hacer ejercicios de relajación, para que puedas lidiar con el estrés diario. También puedes intentar escuchar música relajante o crear tu propio ritual para movilizar tus energías.

El tiempo que inviertes en ti, lo inviertes en tu futuro. Así que no te limites para brindar vivencias.

Ocúpate de tu bienestar 

¿Cuántas veces al día, al mes o al año te preocupas por verificar que estás bien? Ocuparte de tu bienestar la mayor cantidad de veces que puedas. Algunas de las cosas que tienes que verificar son las siguientes:

  • ¿Cómo estás?
  • ¿Hay algo que te está afectando más de lo normal?
  • ¿Qué situación en tu entorno está incurriendo en tu salud mental?
  • ¿Estás sintiendo algún dolor en el cuerpo?
  • ¿Algún síntoma físico que estés ignorando?

Cada vez que te encuentras en la calle a alguien o que hablas con algún amigo, familiar o conocido, le preguntas cómo está. Deberías hacerlo de la misma manera contigo.

Toma un baño para relajarte

El aseo personal es algo que haces todos los días, pero muy pocas veces tienes la disposición para regalarte el baño que mereces. No hay nada como comprar algunas sales especiales o algunas bombas para la tina. Añade tu playlist favorito y ¡Que nadie te interrumpa!

Debes ser consciente que dedicarle más tiempo que el habitual puede darle algunos beneficios. Disfruta del tiempo contigo. Aplica algún tratamiento para la hidratación de tu cabello o de tu piel.

Luego, sal y embadurnarte con cremas hidratantes. Seguir una rutina de estas cada cierto tiempo en un domingo, te ayudará en cuerpo y mente.

Aumenta los hábitos saludables

Para cuidar de ti misma y mimarte cuando vives sola es importante preservar la salud. Eso quiere decir que te ocupes cada vez más de buscar un mejor estilo de vida.

  • Tómate varios vasos de agua al día.
  • Disminuye la cantidad de comida rápida.
  • Prepara un desayuno saludable de vez en cuando.
  • Despiértate temprano para iniciar la jornada ligera.
  • Escucha algún podcast de crecimiento personal.
  • Toma vitaminas y complementos alimenticios.

Incrementa la cantidad de momentos al día que te ayuden a superar los males del cuerpo y del alma. Depende de cuáles sean las cosas que te gusten o necesites.

Puedes probar seguir consejos de tus amigas, de tu familia o de algún experto que consigas. Aunque lo más importante es que sigas haciendo cosas por tu bienestar. Nadie mejor que tú sabrá qué es lo bueno o lo mejor.

Ejercítate

Otra de las formas que tienes a tu alcance para cuidar de ti misma es hacer ejercicios. Puedes escoger si hacerlo antes de empezar tu día o antes de terminarlo.

Cualquier actividad de ejercicio va a permitirte fortalecer tu sistema respiratorio.

  • Empieza a hacer actividades de cardio.
  • Instruyete en yoga o taichi.
  • Haz ejercicios de fuerza.
  • Toma una caminata en algún sitio lleno de árboles.

El movimiento que puedas tener en tu cuerpo es fundamental. Ya que al alejarte del sedentarismo, te estás acercando a unos años avanzados más sanos.

Cocina rico para ti

No necesitas una ocasión especial para preparar una comida especial. Todos los días son un motivo de alegría. La vida y la salud son motivos suficientes.

Si te gusta comer lasaña o pan con mermelada ¡Prepáratela! De hecho, si te agrada más salir a comer afuera ¡No lo pienses dos veces! Encuentra un huequito en tu agenda para consentir tu paladar un poquito.

Y si sólo te provoca hornear un pastel y preparar un chocolate caliente ¡Hazlo! Cocinar rico para ti es una manera de mimarte que no tiene comparación.

Aventúrate entre la gente

Hacer actividades fuera cuando vives sola, puede dar un poco de ansiedad. Salir a la calle sin compañía puede suponer que los demás te miren como una persona triste, solitaria e incluso infeliz. Pero poco a poco lograrás conquistar la seguridad de aventurarte a las afueras.

En general, es positivo involucrarte en conciertos, cines o hasta museos estando sola. Aunque no lo creas, esto aumentará la cantidad de diversión que tendrás.

Ya que no te concentrarás tanto en tu compañía y en qué tal la está pasando, sino que pondrás más atención a la actividad. Es decir, prestarás más atención a la película o a la actividad.

Sola pero en compañía

¿Y no has pensado usar esto como oportunidad para encontrar a más personas que estén solas? Hacer actividades sola para encontrarte con otras como tú es una buena idea.

Esto puede ser una manera de interactuar con más personas. De hecho, personas con las que tienes algo en común y con las que has coincidido por algo.

Recuerda que no es lo mismo vivir sola que vivir aislada. Tu independencia te permite escoger mejor con quién y a dónde salir. O, en todo caso, a quién invitas a tu casa. 

Descansa cuando lo necesites

Hemos hablado de varias cosas que puedes hacer, pero también es válido descansar. Sí, y con eso me refiero tanto a dormir lo que necesites como a planificar unas buenas vacaciones.

El descanso es vital para poder volver a la actividad. Esto es parte del cuidado de sí misma. Al retomar cualquier trabajo, proyecto o asuntos, tendrás tus energías renovadas y estarás lista para dar lo mejor de ti.

Recuerda que tu cuerpo está en acción durante muchas horas todos los días, así que también es necesario el reposo

Por otra parte, vivir sola es una gran oportunidad para relajarte a tu antojo. Cuando vives sola no tienes que avisarle a nadie de cuándo y porqué vas a descansar.

¿Cuáles son tus rutinas de autocuidado?

Comparte con nosotras cuáles son tus rituales para mimarte. Aunque vivas o no sola, debes tener algunas formas de darte la atención que necesitas. 

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta