fbpx

La soledad de las mujeres LGBT – como combatirla

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando...

Resumen: Conoce las mejores formas para dejar de sentirte sola si eres una mujer LGBT, un problema más común de lo que crees.

La soledad es uno de los grandes inconvenientes en nuestro mundo moderno, en el cual en lugar de acercarnos más, nos alejamos a nivel personal.

Esto es aún más intenso para las lesbianas y cualquier integrante de la comunidad LGBT, que además debe enfrentar rechazos, alejamientos familiares y dificultades para formar una familia.

Las sociedades, adicionalmente, tienden a aislar a quienes consideran diferentes a ellos y por mucho que se haya avanzado en leyes y derechos para la comunidad LGBT, no se ha conseguido disminuir lo que nos gustaría los niveles de soledad.

¿Las mujeres lesbianas nos sentimos más solas?

Aunque la soledad es uno de las grandes consecuencias de nuestra sociedad moderna y la sentimos todos en mayor o menor medida, en el caso de las lesbianas es aún mayor y se hace cada vez más grande con el paso del tiempo.

Sí es cierto, hemos avanzado en gran medida en la lucha en pro a los derechos de las lesbianas y de toda la comunidad LGBT, además de ir ocupando espacios en los ámbitos legales y políticos, pero esto no siempre se traduce en mayor integración con la comunidad o ampliar el contacto humano.

Sonaría muy sencillo simplemente decir, sal conéctate, pero esto no es siempre una opción.

Aún hay un gran rechazo en muchas comunidades a quienes eligen vivir abiertamente como lesbianas.

Además de ello, los lugares para hacer conexiones se han vuelto electrónicos. Todo es manejado de forma virtual, lo cual como parte positiva multiplica las opciones de conocer gente sin riesgos, pero como contra implica un menor contacto humano.

Por otro lado, a medida que vamos envejeciendo, este mundo en línea se va haciendo un poco menos accesible o comprensible, sin contar con que los lugares de encuentro para la comunidad generalmente son bares algo ruidosos, que parecieran solo disponibles para las chicas jóvenes.

Muchas cosas han cambiado, pero lamentablemente las personas de cierta edad que forman parte de la comunidad LGBT, enfrentan muchos desafíos y rechazos que los inclinan a tener vidas más solitarias.

Pero esto tampoco es un factor determinante y no significa que las personas jóvenes no se sientan solas o padezcan de depresión, en muchos casos hasta aquellos que parecieran sociables y rodeados de conocidos, pueden sentirse afectados por la soledad.

Cuando sumas a ello las interacciones poco saludables que pueden darse en las escuelas, el maltrato o aislamiento por rechazos, la soledad en adolescentes puede ser alarmante.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Por otro lado, en la población lésbica de edad media, al enfrentar rechazos a la hora de querer entablar una familia o solicitar una adopción, separaciones de pareja o la muerte de tu otra naranja, se contempla un panorama de soledad importante.

A pesar de todo esto, lo mejor que podemos hacer es intentar conectar utilizando los medios que tengamos disponibles, así ir venciendo la soledad.

Aunque muchas veces por todo el tiempo que pasamos dentro del armario, esto pareciera ser imposible, ten en cuenta que la otra persona puede sentirse más sola que tú y podrías estar haciendo un gran cambio en su vida.

Existen algunos estudios desarrollados para poder conocer los impactos de la soledad en las personas que pertenecen a la comunidad LGBT.

En uno de ellos, llevado a cabo por PubMed Central® (PMC), se intenta buscar la relación entre el tipo de vida y la soledad entre adultos mayores lesbianas, gays y bisexuales.

Los resultados en este caso, reflejaron que los adultos que viven solos o con personas en relaciones no románticas, presentan mayores niveles de soledad y depresión que aquellos que viven con sus parejas.

Otro estudio, publicado por la Universidad de Cambridge revela que la mayoría de los encuestados que vivían solos o no tenían pareja, presentaban mayores niveles de ansiedad, angustia y menor salud mental, aunque comentaron en su mayoría tener el apoyo de sus familiares y amigos.

Del aislamiento a la soledad queer

Cuando hablamos de aislamiento en la comunidad queer, no sólo nos referimos a aquellas personas de la comunidad que viven en lugares remotos o inaccesibles. Tiene más que ver con el aislamiento social y no el físico.

La sociedad, dependiendo del caso, juega un papel fundamental en este aspecto, ya que mientras menos inclusiva sea, mayor será el aislamiento de los miembros de la comunidad LGBT.

Cómo es de esperarse, este tipo de aislamiento es aún mayor para las personas de la tercera edad, que pueden vivir solas, apartadas de sus familias por no aceptarlas y con limitado acceso a conocer personas que pertenezcan a la comunidad LGBT.

Un estudio publicado en el Diario de Estudios Lésbicos revisa el papel que juegan los grupos sociales dentro de la comunidad, en la soledad de las lesbianas mayores.

En este caso fue creado un grupo quincenal para la interacción de lesbianas mayores, generando resultados positivos en ellas. Aunque no alivió por completo su soledad, les proporcionó un lugar seguro en el que podían hacer nuevas amistades.

No importa la edad que tengas, si dentro de tu comunidad existe algún grupo de apoyo o distracción para la comunidad LGBT, te convendría asistir. De este modo podrías tener contacto con nuevas personas que te entenderán mejor.

Por otro lado, es beneficioso que al menos busques un poco de contacto humano, así sea a través de internet, o buscar lugares de esparcimiento donde se reúnen otras lesbianas, y de este modo, aliviar un poco la soledad.

Sentirse sola empieza a convertirse en una epidemia

La soledad puede ser considerada una epidemia.

En primer lugar, porque tal vez de este modo se le dé la importancia que debería dársele. Por otro lado, porque afecta a una gran cantidad de personas y porque la soledad de una persona puede tener impacto en otras.

Generalmente la salud mental no es considerada realmente importante y en muchos casos consideramos que las personas pueden salir por sí mismas de estados depresivos, trastornos de ansiedad o que sencillamente eligen caer en adicciones.

Lo que no consideramos es que la soledad puede llegar a ser un detonante primordial del deterioro de la salud mental, al igual que del abuso de sustancias.

En el ámbito laboral, las empresas han estado durante años inclinadas a revisar y ayudar a sus trabajadores a mejorar su salud física, sin tomar en cuenta su salud mental, sin considerar que esto podría incluso mejorar la efectividad de los trabajadores.

Tal como se comenta en el estudio publicado por el Harvard Business Review llamado “El trabajo y la epidemia de la soledad”, en el que se contempla cómo al reducir el aislamiento en el entorno laboral se puede ser más productivo.

En este caso, es muy importante conocer la importancia que tiene el entorno laboral y el trabajo que desempeñas en tu soledad, ya que es allí donde pasas la mayor parte de tu tiempo.

Por un lado, si te encuentras dentro de una organización en la cual no se incentivan las relaciones interpersonales o te hacen trabajar 24/7, estaría influenciando enormemente tu soledad, ya que no solo hacen difícil el contacto con tus compañeros de trabajo, sino que también afecta a tu vida personal.

¿Qué hace que nos sintamos más solas a la larga?

Misoginia

Aunque se han cubierto muchas áreas en la comunidad LGBT, en muchas ocasiones los espacios parecen estar designados exclusivamente para los chicos gays.

En algunos casos, hasta ellos son despectivos acerca de las lesbianas o poco sensibles, sin notar que todos pasamos por cosas similares.

Aislamiento social

Tiene mucho que ver con la falta de identificación con la comunidad LGBT a la cual perteneces o quieres pertenecer.

Tal vez no es lo que esperabas. Es posible, que sea un poco misógina, tal como comentamos en el punto previo, pero simplemente no te sientes integrada.

Esto hará que cada vez quieras participar menos y te irás aislando cada vez más.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Pero, aunque te sientas de este modo, intenta participar o busca otros grupos cercanos que tal vez se parezcan más a ti.

Bloqueo emocional

Además del aislamiento social, tanto autoinfligido como no, las lesbianas y bisexuales en muchas oportunidades nos aislamos emocionalmente.

Y quien nos culparía, a veces hasta tu misma familia te trata de forma diferente desde que se enteraron que eres lesbiana, sin contar el sinnúmero de amistades que perdiste.

Todo esto genera que te sientas emocionalmente apartada del resto y generalmente tiene mucho que ver con tu propia autoestima y cómo te ves a ti misma.

En este aspecto, debes empezar por mejorar cómo te ves a ti misma y desde allí dejarás de sentirte aislada emocionalmente, ya que no necesitarás que otros te aprueben.

Falta de información

En muchos casos, sobre todo si eres nueva o acabas de salir del armario, no es tan fácil conseguir información relacionada con tu nuevo estilo de vida.

Mucho menos pensar en conseguir lugares o agrupaciones de lesbianas cerca de tu área, donde puedas expresarte libremente.

Sin contar con la gran cantidad de información irrelevante, poco certera y hasta negativa que llegas a ver.

Pero no te preocupes, todo esto está cambiando positivamente, y cada vez se alcanzan más espacios, sobre todo en el mundo digital, así que no exasperes y busca un poco más a fondo.

Eres diferente

Aunque esto podría verse de manera más bien positiva, ya que todos somos diferentes, en muchos casos sentirse diferente es igual a no encajar.

Esto puede llegar a sentirse como algo abrumador, sobre todo si en tu entorno cercano crees no tener a nadie que pueda comprender lo que sientes o por lo que estás pasando.

Aunque en realidad te sorprendería saber que, sin importar la orientación sexual, todos nos llegamos a sentir de este modo.

Ocultar tu identidad sexual

Puede ser una de las razones que más te aíslen del mundo, sobre todo si sientes que no puedes ser libre en tu entorno, ya sea que lo hagas voluntariamente o no quieras aceptarte como lesbiana.

No poder o querer aceptar tu identidad sexual te hará vivir en una soledad constante, además de tener que mantener una imagen que realmente no es.

Aunque no siempre será fácil y depende mucho de tu entorno, ser tú misma siempre será gratificante. Si no puedes hacerlo sola o sientes que sería peligroso, busca ayuda.

Consecuencias del aislamiento social en mujeres LGBT

El aislamiento tiene importantes consecuencias en la salud de las personas, tanto físicas como mentales.

El ser humano es un ser social, nuestra naturaleza es vivir en comunidad o en conjunto con otros.

Por esta razón la soledad se traduce en grandes problemas que pueden llevar a padecimientos de todo tipo.

Estrés

Al sentir soledad, la hormona del estrés o cortisol se produce en mayores cantidades, ya que en general siente que estás en un estado físico y mental poco positivo, y como su función es protegerte de ello, segrega mayores proporciones de esta hormona.

El exceso de cortisol, puede conllevar a una gran variedad de enfermedades crónicas, físicas o psicológicas como la depresión, inflamación, aumento de peso excesivo, resistencia a la insulina, problemas para concentrarse, entre otros.

Depresión

Uno de las consecuencias más graves del aislamiento es caer en un estado depresivo crónico o severo. Esto puede llevar a muchas personas hasta a pensar en quitarse la vida.

Dentro de la comunidad lésbica el aislamiento no es nada fuera de lo común, ya que sumado a la soledad que puede experimentar cualquier persona, se agregan el rechazo familiar, acoso y violencia que sufrimos en algunos lugares.

Todo esto produce sentimientos negativos en las personas y puede hasta empujarlas a quitarse la vida, según lo que viven, su entorno y muchas otras variables.

Otras consecuencias

 Además de las que te mencionamos anteriormente, otras consecuencias que la soledad puede tener en tu salud son:

  • Abuso de sustancias
  • Trastornos del sueño
  • Trastorno de ansiedad
  • Diabetes o resistencia a la insulina
  • Hipertensión
  • Cardiopatía
  • Problemas emocionales

Qué hacer para dejar de sentirte sola si eres lesbiana

Vale, el panorama no pinta bien, pero siempre hay algo que podemos hacer para mejorar la situación.

Hay esperanza al final del túnel, tienes que sacar fuerzas de donde no las tengas para cubrir ese vacío que sientes y volver a sentirte bien.

Ser consciente de tus sentimientos

El primer paso para avanzar y buscar soluciones a la soledad, tal como cualquier otro problema que tengas, es admitirlo, aceptarlo y entenderlo.

Cuando nos hacemos conscientes de lo que sentimos, es más probable que seamos abiertos al respecto con familiares y amigos, además de que procuraremos buscar ayuda para salir de esa situación.

Por ello, no sientas vergüenza de lo que estás pasando o de tus sentimientos.

Muchas personas pueden haberse sentido igual que tú, pueden, al igual, apoyarte y darte palabras de aliento, o hasta contactarte con profesionales que puedan ayudarte y mejorar.

Reconstruir la autoestima

Otro paso importante y que te ayudará no solo a sentirte menos sola, sino también a crear vínculos más significativos y saludables con otros, es aceptarte como eres.

Todo el rechazo, abuso, así como el tener que guardar tu secreto, salir del closet a expensas de los comentarios de otros, son razones más que lógicas de que tu autoestima se haya debilitado.

Por ello, trabaja en recuperarla, en no buscar la aceptación de nadie más que tu misma.

Obviamente es más fácil de decir que hacer, así que no dudes en buscar ayuda profesional para mejorar tu visión de ti misma.

Reforzar las amistades recíprocas

Puede haberte pasado que algunos de tus amigos, una vez saliste del armario se alejen o actúen diferente.

No todos son igual de abiertos, muchas personas temen mucho a lo que desconocen o lo que sale de su zona de confort, aquello que les inculcaron.

No te preocupes, no solo con esto verás quiénes realmente merecen tu amistad de las personas que ya te rodean, también es una excelente oportunidad para que conozcas nuevas personas.

Puedes buscar amistades dentro de la comunidad lésbica, por internet, a través de aplicaciones.

En esta era digital tienes incontables opciones para ello, eso sí, asegúrate de que son recíprocas y saludables.

Voluntariado y otras actividades sociales

Cuando te sientes sola, una de las cosas que más te ayudarán es salir de casa, buscar actividades en las cuales ocupar tu tiempo, pasatiempos, clases, cursos, actividades deportivas, formar cuerpos de voluntarios, o cualquiera que desees hacer.

Si seleccionas ser voluntaria en organizaciones benéficas, no solo tendrás una actividad que te aleje de la soledad, conocerás nuevas personas y ayudarás a otros que lo necesitan.

Algunos ejemplos de voluntariados:

  • Trabajar en un comedor social
  • Colaborar en hogares de ancianos
  • Ser voluntario en un hospital infantil
  • Leer a niños en escuelas u hospitales
  • Colaborar en refugios de animales
  • Ayudar en una asociación LGBT
  • Servicios de ayuda a adolescentes en tu comunidad
  • Centros de apoyo
  • Construcción comunal

Volver a crear una comunidad a tu alrededor

No tengas miedo a volver a empezar. Sé que suena difícil, pero será enaltecedor y te hará sentir que perteneces, además de que no estarás sola.

Es muy común que cuando estés apenas comenzando a interactuar dentro de la comunidad lésbica, te sientas extraña, ya no encajas con tu vida pasada y aún no sabes cómo adaptarte a la nueva.

Por esta razón, comienza poco a poco formando tu propia comunidad, nuevas amistades, tu espacio seguro y cuando menos lo esperes tendrás el apoyo que necesitas y las interacciones apropiadas que te hagan salir de la soledad.

Únete a un grupo con un interés afín

Retoma las actividades que te gustan, tus aficiones, aquellas que te apasionan y que, en algún punto, por el trabajo, inconvenientes o simplemente excusas, has dejado a un lado.

Al participar en este tipo de grupos, clubs, o asociaciones donde puedas ampliar y mejorar tus aficiones, tendrás la oportunidad de conocer personas que tienen intereses afines contigo, y tal vez hagas nuevas amistades sinceras en el camino.

Es de las formas más relajadas y sin presiones que hay para conocer nuevas amigas.

Hacer amigas lesbianas por Internet

La era digital en la que nos movemos hoy en día tiene algunas ventajas a la hora de conocer personas.

Anteriormente, si querías salir o conocer amistades, tener citas o conectar, tenías que salir y hablarle a un desconocido. Y vamos a dejarlo claro, esto es aterrador.

Pero en la actualidad, con buscar grupos en línea, comunidades o foros de personas que tienen cosas en común contigo, puedes crear un grupo de amistades que no solo te entiendan, sino de las cuales puedes aprender mucho.

Buscar grupos lésbicos en Internet, te da la oportunidad de conocer mujeres como tú, no solo en tu ciudad o país, sino en el mundo. Aprender sus culturas, ir a eventos, formas de pensar y muchas cosas interesantes, sin tener que salir de la comodidad de tu casa.

Autocuidado

Cuidar de una misma es sinónimo de amor propio, por eso busca practicar el autocuidado.

Esto significa que mejores tu estilo de vida y busques llenarla de actividades que mejoren tu salud y amor propio.

Algunas de estas formas de autocuidado, pueden ser:

  • Hacer actividades físicas, con ello además de estar más saludable, tu cuerpo produce endorfinas que mejoran tu ánimo y por ende tu bienestar mental.
  • Mejorar tu alimentación, con ello te sentirás física y mentalmente más saludable y conectada con tu cuerpo.
  • Dormir las horas necesarias para que tu cuerpo y mente estén lo suficientemente descansados y evitarás también trastornos de ansiedad, falta de energía y muchos otros padecimientos que se producen por no dormir adecuadamente.
  • Tomar un poco el sol, sin olvidar tu protector solar claro está, esto incrementará los niveles de vitamina D en tu cuerpo, además de que desencadena la producción de endorfinas y serotonina.

Maneja el estrés de tener que exponerte

Aprende a manejar el estrés que sientes cuando vas a interactuar con otros, puedes optar por practicar antes de salir, por visualizar algunas situaciones según el lugar al que asistas.

Controla un poco tu ansiedad a la hora de socializar buscando técnicas que te calmen, como puede ser el yoga o la meditación.

Además de no tratar de pensar tanto en ello, no te quedes en tu cabeza y consigue algún amigo que te acompañe si eso te hace sentir mejor.

Finalmente, si no consigues bajar tu nivel de estrés o ya consideras que has pasado un límite de pánico racional, asiste a un especialista que seguro te ayudará a mejorar la situación y te dará tips o herramientas para controlar el estrés.

Conclusiones

La soledad puede llegar a ser un gran peligro para las personas, más aún en la comunidad lésbica y LGBT+, que experimenta mucho más rechazo, violencia y acoso.

Muchas veces además, sin contar el escaso apoyo que en ocasiones puedes conseguir de tus familiares y amigos cercanos.

Pero, aunque esto suene poco alentador, también es importante que entiendas que no estás sola en esto. Hay un sinnúmero de comunidades, grupos de apoyo para lesbianas, a los que puedes acceder, más aún en nuestra era digital.

No te imaginarías la cantidad de personas que sienten y experimentan cosas similares a las que tú vives, pudiendo ser un gran apoyo y en ocasiones salvar tu vida.

Por otro lado, si sientes que las consecuencias de tu soledad han llegado a extremos severos que pudiesen atentar con tu vida o salud, busca ayuda especializada que te proporcione las herramientas adecuadas según tu problema.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Avatar

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.