fbpx

Consejos para romper con tu novia

--/5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Vota la primera!
Cargando...

Resumen: No es divertido que te dejen, pero tampoco dejar aunque a veces sea necesario. Así que tendrás que remangarte y hacerlo lo menos doloroso posible. Te damos algunas pautas.

Las rupturas son difíciles, dolorosas para quienes las viven.

Para muchas mujeres sobrellevar una ruptura es similar a la muerte, es perder a alguien que amas, a quien puede que pensaste tener por el resto de tu vida sin importar cuánto tiempo duró la relación.

No es nada divertido que rompan contigo, pero tampoco es divertido tener que romper con alguien, pero a veces es necesario terminar la relación, así que tendrás que remangarte y hacerlo lo menos doloroso posible.

Nadie es perfecto en terminar una relación, pero podríamos intentar hacerlo lo mejor posible para no herir a nuestra pareja.

¿Como saber cuando llega el momento de terminar la relación?

Las relaciones no siempre son fáciles, llevan trabajo, pero ¿cómo saber cuánto esfuerzo debes poner en ellas y cómo saber cuándo es mejor terminar una relación en vez de tratar de hacer que funcione?.

Tal vez todo lo que tenéis son recuerdos de los momentos felices, pero no estáis creando momentos nuevos.

A continuación te exponemos las señales que te indicarán si es momento de dejarla ir y seguir con tu vida.

Peleas constantes

La primera y la más obvia señal de que las cosas no marchan bien en tu relación es que actualmente discutís más de lo que os divertís.

Además las peleas solían ser por cosas pequeñas, como dejar los platos sucios, pero ahora ambas estáis sacando a la luz vuestros puntos débiles e inseguridades.

Sientes que no puedes complacerla y la estás decepcionando constantemente. Seguís teniendo la misma discusión una y otra vez y parece que no hay solución.

Si no puedes cambiar el ciclo, esta puede ser una señal de que es tiempo de poner fin a la relación.

Querer más y más tiempo lejos de ella

Al principio todo lo que querías era estar a su lado, pasabas por su trabajo a la hora de comer solo para ver su sonrisa, os pasábais todo el fin de semana juntas teniendo sexo, de compras y viendo películas en la cama.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Pero ahora sientes que quieres estar más y más tiempo con tus amigas o sola en tu casa, haciendo ejercicio en el gimnasio o trabajando turnos extras.

Aunque tomar algún tiempo para ti misma es sano para cualquier relación, si estás disfrutando el tiempo lejos de ella más que el tiempo con ella, probablemente es hora de seguir adelante con tu vida.

Evocar relaciones pasadas y ex-novias

Si pasas mucho tiempo pensando en tu ex-novia, o si incluso la contactaste o tuviste una cita con ella para comer o estás mirando a tu actual novia y deseando que fuera como tu ex, no es una buena señal.

Si la estás comparando con alguien más y no está a la altura, es momento de dejarla ir y hacer algo respecto a los sentimientos que aún tienes por tu ex.

Ya no te sientes atraída por tu pareja

Al principio de la relación, no podías quitarle las manos de encima, cuando la veías llegar te quitaba la respiración por un momento y te pellizcabas porque no podías creer que eras tan afortunada de tener una mujer así como tu novia.

Pero ahora, cuando miras su cuerpo ya no tienes esos sentimientos de amor.

No planeáis vuestro futuro juntas

Solíais hablar de mudaros juntas, viajar a París y del hermoso cachorro que queríais tener juntas un día.

Pero ahora cuando intentas hablar del futuro, ella evade el tema o no se compromete, aunque puede que seas tú quien se muestra evasiva cada vez que ella pregunta o comenta algo sobre vuestro futuro juntas.

Falta de comunicación

Cuando empezásteis a estar juntas, os pasabais horas y horas hablando, faltaba tiempo.  Y cuando no estabais juntas, constantemente os escribías textos, mensajes o hablabais por teléfono.

En lugar de eso, ahora notas que pasan las horas y no sientes ninguna necesidad de hablar con ella.

Por otro lado, una buena conversación puede ayudar a que se resuelvan los problemas existentes en vuestra relación, pero si has dedicado mucho tiempo y esfuerzo en cambiar las cosas que os molestan en una relación pero a tu pareja parece no importarle, entonces debes tratar de plantear una última conversación con ella sobre vuestra relación.

Ya no tenéis apenas sexo

Cuando empezó la relación, solíais tener sexo dia y noche.

Aunque no puedes esperar que este tipo de intensidad sexual continúe por siempre, deberías seguir teniendo deseos sexuales hacia ella, planear tener sexo con ella, excitarte cuando te besa o te toca de una manera muy íntima.

Si ya no tenéis sexo, esta puede ser una señal de que se terminó.

No sientes deseos de esforzarte por la relación

Si ella constantemente te dice que no estás esforzándote, que no haces lo suficiente para que la relación se mantenga y tú estás de acuerdo en que es así y te disculpas por tu falta de atención, sin embargo no haces nada para cambiar tu comportamiento, entonces deja de arrastrarla a una relación sin futuro y déjala ir.

Por otro lado, si has agotado todas las alternativas para que la relación funcione pero no da resultado, tal vez quieras consultar con un consejero, ya sea de forma individual o con tu pareja para intentar que la relación funcione antes de decidir terminarla. En especial si es una relación de mucho tiempo.

Así que consulta un profesional y mira si te puede ayudar a solucionar los inconvenientes, si tampoco se logra de esta forma, termina la relación de una manera que sea sana para vosotras.

Asegúrate de qué es lo que realmente quieres

Pregúntate nuevamente:

  • ¿Es esto lo que quiero?.
  • ¿Estoy segura de que terminar la relación es la única solución para la situación por la que estamos pasando?.

Asegúrate de no decidir demasiado rápido y toma tu tiempo para analizar la situación. Evita tomar decisiones cuando estés molesta porque tu cerebro no funcionará de manera racional.

Por esa razón deberías respirar profundo y asegurarte de que tu decisión no es producto de la ira o de algo similar.

Como romper con tu novia

Si has considerado todas las alternativas posibles y decides dejar a tu pareja, es probable que sea difícil encontrar la manera ideal de hacerlo.

A continuación te damos unos consejos para tomar esta decisión tan difícil.

Cuando ella no es culpable

Te sientes fatal cuando recuerdas que debes terminar con ella. Tu chica es increíble, pero tú estás buscando algo diferente y por eso quieres terminar la relación que al parecer está bien.

Si este es tu caso, es mejor terminar una relación si el amor no es mutuo, que herir a tu pareja y atormentarte con falsas esperanzas.

Explícale que ella no es culpable, ofrécele tu amistad pero prepárate para cualquier reacción que ella vaya a tener.

No hables acerca de tu decisión con otras personas

Lo peor que puedes hacer es hablar de tu decisión con amigos que tenéis en común.

Si lo haces, ella puede descubrir lo que harás y simplemente te hará sentir miserable, por eso si necesitas hablar con alguien, elige una persona que no tenga contacto con ella.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Pero más conveniente aún es que simplemente establezcas una conversación abierta y sincera con tu novia. Manifiéstale los aspectos negativos de vuestra relación y tu decisión de terminar.

Práctica lo que vas a decir

Mientras más preparada estés, más fácil se desarrollará la ruptura.

Piensa en tu decisión de terminar y ten claro el porqué es necesario, antes de hacerlo, además prepárate para explicar tus razones y contestar a las preguntas que ella te vaya a hacer.

Debes poner en práctica tus razones y la explicación de estas, dilo en voz alta para ti misma y prepara físicamente tus labios para decir las palabras.

Además, intenta pensar cuáles serán las reacciones o argumentos de tu pareja y prepara las respuestas.

Se honesta y directa

Honestidad es la mejor manera de lograr “minimizar la herida, el dolor y el drama” que surge al terminar una relación.

Tal vez no sea fácil mirarla a los ojos y decir verdades incómodas, pero a largo plazo es lo mejor. Ser honesta puede ser incómodo y doloroso en el momento, pero a largo plazo también es mucho más bondadoso de tu parte.

Sin importar que te sientas tentada a cortar la comunicación de manera abrupta y permanente, no desaparezcas, porque aunque parecer ser más fácil, es un método más doloroso y el menos recomendable para terminar una relación.

Aumenta la ansiedad, no permite cerrar el ciclo y en general apesta, por eso no lo hagas de esta forma, es la salida de las cobardes.

Si eres lo suficientemente madura para tener una relación sexual y emocional, eres lo suficientemente madura para terminar una relación de la manera apropiada.

Muestra respeto por ella siendo honesta y abierta sobre tus razones.

Debes escucharla

Trata de permanecer calmada porque no sabes como va a reaccionar tu chica ante tu decisión.

Expón todos tus argumentos y se sincera, pero prepárate para las lágrimas, la confusión, y muchas preguntas, escucha a tu pareja y lo que tiene para decirte.

Después de eso si no hay ningún compromiso, es tiempo de irte.

Pero si tu pareja dice que ella puede ofrecerte lo que buscas, es tu decisión darle otra oportunidad o no, en especial si no hay una razón sólida para romper.

Sin embargo, si quieres alejarte a toda costa,  explícale que no tenéis intereses en común.

Mantén un tono positivo

A veces en una mala ruptura, te sientes tentada a caer en los ataques personales, incluso si la otra persona está siendo grosera no sigas el juego y no empieces una pelea, no vayas por ese camino.

Mantente positiva y di algo agradable al comienzo, expón tus preocupaciones y termina con algo positivo.

Si fuistes pareja, probablemente disfrutasteis algo de vosotras en cierto punto. Enfócate en eso, recuerda los buenos momentos, recuerdos preciados, las cosas que aprendiste sobre ti misma o sobre las relaciones y no dejes que los actuales problemas lo manchen.

Todo lo que hacemos, decimos o vemos en la vida aporta cosas a lo que somos como seres humanos, por eso deja que la ruptura sea una oportunidad para aprender y reflexionar.

Entonces si puedes manejar el final de una relación de una manera positiva, esos recuerdos permanecerán por siempre como recuerdos felices.

Se firme

Claro, algunas relaciones terminan por consenso mutuo, pero muchas otras no, así que tu novia probablemente va a estar un poco cegada por la ruptura.

Tal vez se resista a terminar la relación al principio hablando de viejos recuerdos o trate de disuadirte con contacto físico o argumentos emocionales.

Por eso si ya lo tienes claro, debes permanecer enfocada y hacer lo que viniste a hacer.

Las promesas y falsas esperanzas no son útiles

Sin importar las palabras delicadas, llenas de amor y pasión, promesas de que será mejor, pedir una nueva oportunidad… debes permanecer enfocada.

Las personas se vuelven muy emocionales y sensibles cuando ven lágrimas, sentimientos y pasión, por eso es fácil posponer y desistir en ese momento.

Cuando tu chica no puede aceptar la ruptura

Debes ser muy cuidadosa si tu pareja se pone muy ansiosa.

En este caso, ella no puede aceptar el hecho de que ha sido abandonada, y tal vez por esa razón, te haga las mismas preguntas una y otra vez y cuente las mismas historias una y otra vez.

Está bien dejar que desahogue sus sentimientos por un día o dos, pero si continúa molestándote, pide ayuda.

En caso de que tu ex pareja empiece con amenazas diciéndote que no puede vivir sin ti, intenta no ceder pero sé respetuosa, eso es exactamente lo que busca.

No seas necia al respecto

Algunas personas con el fin de evitar ser quien termina una relación, intentan provocar a su pareja para que sea ella quien termine la relación.

Esto no solo es miserable y cruel, también es débil e inseguro.

Aún si sientes que tu comportamiento es justificado, toma el camino difícil y no seas necia al respecto.

Intentar herir a otro ser humano a propósito nunca termina bien, y años después, estarás atormentada por la culpa y la vergüenza.

Evita las tácticas manipulativas o indirectas

No puedes ganar durante una ruptura, ambas estáis perdiendo una conexión personal con alguien que en algún momento os importó, por eso se respetuosa.

No manipules la situación o los sentimientos de ella, es una manera muy inmadura de manejar la ruptura, y de seguro va a molestarla.

Tampoco rompas con ella vía texto, este tipo de rompimientos son insultantes e irrespetuosos. Nada, además de una conversación privada en persona es la forma de actuar.

El punto aquí no es humillarla, castigarla o evitarla. El punto es terminar con ella, por eso hazlo de la forma más directa que puedas.

Empezar de nuevo

Cuando terminas con tu novia, tu primer interrogante es si encontrarás el amor otra vez y tal vez descubras que todas tienen novia.

Así que sientes que es imposible encontrar esa mujer especial con quien establecerte, pero eso no es verdad. Estos sentimientos se desvanecerán tarde o temprano y tendrás un nuevo comienzo.

Cada chica es una ex de una ex de una ex

El mundo de las lesbianas parece más pequeño que el mundo hetero, no es raro el hecho de que, dependiendo de cómo sea tu círculo, cada chica es la ex de una ex de una ex.

Si finalmente reúnes el coraje de reanimar tu vida amorosa y encontrar una mujer buena, atractiva, con la cual tener una cita, no te inquietes si ella sabe de tu ex o si solía salir con tu ex ex, intenta conocerla mejor antes de sacar conclusiones o emitir juicios.

Estás fuera de juego

Solías tener un un muy buen juego, en especial recuerdas tener chicas (alguna que otra) que se sentían atraídas por ti, pero sientes que ahora estás fuera de juego.

Ni siquiera ves chicas atractivas o no recuerdas qué era lo que hacías o lo que te hacía ligar de vez en cuando.

No te preocupes, puedes hacerlo de nuevo.

Ponte guapa y ve a conocer chicas otra vez. Solo empieza por salir al mundo otra vez, todo se arreglará con el tiempo.

Tus padres se preguntan si realmente eres lesbiana

Cuando una chica sale del armario ante sus padres, pueden pasar mil cosas, algunos padres son increíblemente abiertos y te aceptan, pero una cosa siempre está presente, todos ellos quieren nietos.

Por lo que cada lesbiana que está pasando por una ruptura debe lidiar con sus padres preguntando si seguiran saliendo con mujeres, porque en sus mentes, tal vez crean que sería más fácil para ellos tener nietos si fueras heterosexual.

Por eso si te sientes devastada por el amor y tus padres siguen diciendo cosas como estas, el momento será muy confuso. Intenta hablar con ellos y explicarles que por ahora solo necesitas su apoyo y comprensión.

Conocer a tu nuevo amor

Si encuentras una nueva mujer de la cual enamorarte y quien crees que es más compatible contigo que tu ex pareja, no debes revelar información personal de esa persona y razones por la que la has elegido.

Tu ex no necesita saber lo genial que es tu nuevo romance. No tienes porque restregárselo en la cara, puede sentirse muy herida y no es necesario.

Reflexiones finales

Básicamente, la mejor respuesta a cualquier problema en una relación es la comunicación directa.

Aunque ser honesta puede doler, las mentiras y evasivas siempre hieren más profundo.

Las personas quieren y merecen cerrar el ciclo, aún si lo que se dice no es lo que esperaban oír.

No seas la inmadura que continúa hiriendo al evitar el asunto, confronta la ruptura con la cabeza en alto, con entereza y comprensión. De esa forma ambas podeis seguir adelante, sanareis más rápido y os sentiréis mejor al respecto.

¿Eres amiga de tus ex parejas?

Tenemos un artículo completo dedicado a esto, puedes leerlo en cómo ser amiga de una ex novia lesbiana.

Pero me gustaría saber tu experiencia.

¿Eres amiga de tu/s ex?

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Avatar

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

2 Respuestas

  1. Avatar Carlota

    Después de casi dos años de relación y un año viviendo juntas ella sigue ocultándome de sus amigos y familia.

    No reconoce su orientación.

    Ya me separé de ella pero seguimos en contacto, me prometió que iba a dar el paso pero no lo hace. Nuestras discusiones son siempre porque me siento apartada y cero en su vida ya que no existo, tan solo para mi entorno somos una pareja.

    Estoy totalmente fuera de lugar porque la quiero. Ninguna de las dos somos niñas, hablo de 34 para arriba.

    Sería el momento de dejarlo ya que estamos separadas pero me machaca con su infelicidad si no está conmigo y que la he dejado sola.

    Salíamos solas o con mis amigos, ella pasa mucho tiempo con su familia sin mi y con sus amigos va menos por no dejarme a mí, pero cuando no estoy pasa su tiempo con amigos y familia.

    • Avatar Vero

      Hola Carlota,

      No hay nada que reprochar a tu decisión. Cada persona decide cuando es suficiente, y es evidente que no podías mantener una relación así eternamente en el armario.

      Ella tiene que valorar si se arriesga a vivir una vida pública contigo o no, es su decisión y no puedes hacer mucho en ese punto. Si la presionas, puede ser peor, pero como bien has hecho no tienes por qué aguantar que te invisibilice.

      En realidad su infelicidad no tiene que ver contigo, sino con el hecho de que no es capaz de aceptarse tal y como es. Ese es el problema, no que tu hayas decidido decir “basta”.

      Por desgracia es un tema que afecta mucho a las parejas de lesbianas, porque cuando las dos mujeres no están en el mismo punto de aceptación, pasa lo que os ha pasado a vosotras. Es un tira y afloja constante.

      Este tiempo separadas puede sentaros bien a ambas. A ti para valorarte y salir un poco de la vida en clandestinidad. A ella para reflexionar sobre lo que merece la pena, el qué dirán o su relación de pareja.

      Un abrazo,
      Vero.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.