fbpx

Cómo olvidar a una ex novia lesbiana

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
9 votos
Cargando…

Resumen: No estás sola en este viaje, no eres la única que ha sentido ese dolor. En este artículo te doy los mejores consejos para superarlo cuanto antes.

Siempre es difícil cuando una relación se termina, ya sea que tú dejes a tu pareja o ella a ti, incluso si perdiste el interés en ella o ya no te sientes enamorada, dejarla atrás nunca es fácil.

Realmente no importa cuáles fueron las circunstancias, o quién tenía razón y quién estaba equivocada, el punto es que duele, y ese dolor no te deja seguir adelante.

Las rupturas son lo peor, sientes como si tu vida entera se hubiera terminado, como si volvieras a una existencia sin amor y nunca jamás pudieras volver a encontrarlo.

Pero no te preocupes, date cuenta de que todo va a estar bien, despertarás una mañana y ya lo habrás superado, incluso si eso parece imposible en este momento.

Ayuda para parejas de lesbianas que rompen

Acepta lo que pasó

La sorpresa y la negación son etapas normales cuando te estás recuperando de una ruptura, sigues pensando que despertarás de este mal sueño y tu amada volverá.

Este es el primer paso en una etapa de duelo, y una vez que empiezas a creer que verdaderamente ha terminado, estás lista para seguir adelante.

Consigue ayuda

Llama a tus amigos, reúne a tu equipo, tu escuadrón de positividad contra dramas. Aquellas personas que dejarán lo que sea que estén haciendo porque saben exactamente por lo que estás pasando.

Necesitas a alguien que se ponga de tu lado.

Si confías en una de tus mejores amigas para llevarte de la mano mientras caminas por el torbellino emocional que es un corazón roto, genial.

Por otro lado, si no estás segura sobre involucrar a una amiga, piensas que podrían no entenderlo apropiadamente, o a pesar de su ayuda y la increíble cantidad de tiempo que ha pasado sigues llenándote de lágrimas con solo pensar en ella, puede que sea mejor que busques a alguien que tenga experiencia con esto.

Y, a veces, no hay nada mejor que un poco de orientación o terapia para mejorar masivamente tu estado emocional.

Mírate a ti misma y déjalo salir

Es normal que te sientas triste, está bien llorar, gritar, y sentir lástima de ti misma, pero no permitas que la situación te convierta en una amargura.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Saca tus emociones de manera saludable, puedes escribirlas, hacer un dibujo, escribir una fantástica canción sobre tu ex, escuchar canciones de desamor, salir a correr, o cualquier otra cosa que te haga sentir bien.

Adicionalmente, mírate a ti misma e intenta identificar qué hizo ella y qué hiciste tú.

Si haces lo que te toca, todas las relaciones son dinámicas de dos personas, así que será menos probable que cometas los mismos errores en tu próxima relación.

Rompe el contacto

Incluso si tú y tu ex decidís seguir siendo amigas, puedes romper el contacto con ella por un tiempo para aclarar tu cabeza.

Si vivís juntas, múdate o quédate en casa de algún amigo, mientras tanto trabaja en encontrar un cierre, y asegurate de que cuando hables nuevamente con ella no te quede el residuo de algún sentimiento.

No necesitas ser su amiga, cuida de ti misma y tu bien emocional, no intentes utilizar una amistad inventada porque la idea de dejarla ir completamente parece abrumadora.

Aunque es posible que todavía exista una amistad, no puede suceder de manera genuina hasta que hayas sanado todo tu dolor. Hasta entonces, busca el espacio para sentirte cómoda en tu nueva vida sin ella.

Así que si te contacta, no le contestes sus mensajes preguntando cómo está, ni citas para tomar café o para gritarse una a la otra por los cabos sueltos.

Educadamente dile a tu ex que necesitas espacio y preferirías no tener contacto por un tiempo.

Si debes seguir en contacto porque hay niños involucrados u obligaciones compartidas, debes saber que hay una diferencia importante entre ser amigable y ser amigas.

Deshazte de los recuerdos

Toma todo lo que te recuerda a esta persona, tal como fotografías, regalos, su número telefónico, y ponlo en una caja, ponlo en algún lugar al que sea difícil acceder, o tiralo si quieres.

No necesariamente necesitas destruir cosas, a menos que la persona en cuestión tenga un impacto negativo en tu vida, guarda estas cosas en algún lugar seguro.

Entiende el por qué

Medita sobre por qué pasó esto, por qué lo habéis dejado. Reflexiona las circunstancias de vuestra ruptura.

Piensa profundamente si ella te trató bien, si te hizo llorar más veces de las que te hizo reír.

Por otro lado, examínate a ti misma de cerca para descubrir tu rol en esto, puedes hacer una lista de todas las cosas que te molestaba que tu ex hiciera, por dos motivos:

  • Para buscar un cierre.
  • Como un recordatorio de las cosas que no quieres en una nueva pareja.

Reconoce también lo que tú hiciste mal en la relación, pero no sientas lástima por ti misma, y cree que puedes superar a esta persona, porque lo harás.

Se trata de que reconozcas lo que hiciste y lo que te gusta para que la próxima vez seas consciente de ello.

Lo importante es que reconozcas la disolución de la relación y lo que suceda después, porque así es como se forman los patrones. No quieres experimentar la misma situación una y otra vez, así que este es el momento de evitarlo.

Déjalo salir, encuentra un balance entre la reflexión y la distracción, y sigue avanzando.

Olvídate de la fantasía

Mucha gente no se da cuenta de que una gran parte del dolor que experimentan cuando una relación llega a su fin, no tiene nada que ver con la relación que tuvieron.

Las relaciones siempre se terminan por una razón y la mayoría de las personas no quieren volver a la relación que realmente tenían, lo que anhelan es la relación que pensaron que podrían tener si las cosas hubieran sido diferentes.

Pero la verdad es que esa relación nunca existió.

Dado que tu mente está intentando sanar tu corazón roto, las memorias dolorosas suelen ser empujadas hacia el fondo de tu cabeza y solo recuerdas los buenos tiempos.

Te olvidas de cómo era verdaderamente esa persona y comienzas a idolatrarla. Y algo más sutil y profundo, te olvidas de cómo eras tú en esa relación.

Para superar esto puedes escribir cada cosa dolorosa que recuerdes que haya ocurrido durante la relación y leerlo en voz alta para ti misma.

El punto no es que te enfades, sino que recuerdes toda la verdad del por qué se terminó la relación.

Reconciliate con el pasado

Cuando alguien te trata mal o hace algo doloroso, es natural y saludable el sentirse enfadada.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Te ayuda a reconocer situaciones que no son lo mejor para ti y puede facilitar el proceso de separación de una relación poco saludable.

Pero cuando nos aferramos a la ira y el resentimiento de experiencias pasadas, nos las llevamos hacia el futuro.

Dejar que lo que alguien hizo limite tu capacidad para seguir adelante significa que esa persona sigue controlando tu vida.

Así que, aprende a perdonar y sentirte en paz con las cosas que ocurrieron en el pasado.

El perdonar no se trata de dejar que alguien salga ileso sus malas acciones, se trata de tu libertad emocional.

Recuerda que la mayoría de las personas no actúan con la intención directa de herir a los demás, y si te encuentras ardiendo en rabia por algo que ella hizo o no hizo, intenta controlarte y recordar las buenas cualidades que viste en ella cuando la conociste, y reconoce que todos cometemos errores.

Habla con tu familia

Aún cuando no siempre son capaces de ayudar, habla con tu familia, siempre estarán ahí para ti y definitivamente pueden mantener tu mente lejos de esta situación.

Puedes hablar con ellos sobre más cosas de las que piensas.

Si te sientes avergonzada, piensa en cuando tus padres fueron jóvenes, quizás ellos experimentaron situaciones similares, lo cual significa que pueden entenderte y puede que ganes algo de sabiduría de su parte.

Pasa tiempo sola

Puede ser tentador iniciar una nueva relación para ayudarte a olvidar la anterior, pero si no te das a ti misma el tiempo para sanar y reflexionar en lo que sucedió en la última, estás destinada a repetir los mismos patrones o herir a alguien más.

Puedes crear un nuevo vínculo más tarde, pero por ahora, concentrate en una relación contigo misma.

Quedarte en casa durante una noche de viernes no significa que estés acabada. En su lugar piensa que estás sintiéndote cómoda con estar sola, realmente no has tenido esa oportunidad por algún tiempo y es agradable reconectar contigo misma.

Pero más que buscar que las cosas salgan a tu manera, estás superando el miedo penetrante de estar sola, porque si le temes a eso, ¿cómo podrás saber si tu próxima relación será alimentada por el amor o el miedo?.

Quiérete más a ti misma

Dejar atrás una relación que no estaba funcionando se trata de quererte a ti misma, creer que te mereces estar en una relación amorosa con alguien que comparte tus valores y te trata bien.

Esto requiere que te veas de manera positiva, pero si tu diálogo interno está lleno de dudas negativas, criticismo, o auto desprecio, no puedes esperar que alguien más te trate mejor de como te tratas tú.

Perdonarte es una parte importante de amarte a ti misma. Puede que sientas que hay cosas que pudiste haber hecho de manera diferente, pero es imposible saber qué resultados diferentes hubieras podido obtener.

Así que culparte y auto reprocharte son una manera segura de desperdiciar tu energía. Así solo consigues emociones negativas y retrasas el proceso de sanación.

En su lugar, escoge transformar tu dolor en aprendizaje: aprende algo sobre ti misma y haz una lista de todas las razones por las que te mereces ser feliz.

También puedes sentirte mejor encontrando maneras simples de recompensarte por tu actitud positiva, haz algo que cuantifique el amor que tienes por ti misma.

Diviertete

Más que estar ahí para darte consejos, tus amigas más cercanas pueden estar ahí para distraerte, devolver algo de diversión a tu vida, y alejar tu mente de tu ex novia.

Así que ve a los bolos, mira una película, patina en hielo, sal con ellas, ten un maratón de películas, forma un equipo de deporte, o continua con alguno de tus hobbies favoritos.

También puedes irte de vacaciones, no tiene que ser a algún lugar lejano o exótico; puede ser tan cerca como la ciudad vecina.

Un poco de tiempo para ti misma (o con tus amigas) realmente puede darte una perspectiva completamente nueva.

Haz nuevos amigos

Es mejor mantener tu distancia de los amigos de tu ex novia, incluso si son buenas personas.

La razón es que estás construyendo tu vida desde los cimientos, para que no tengas que sentirte absorbida en el vórtice de tu vida anterior.

Quizás solo tengas amigos mutuos y puede que ellos no entiendan exactamente por lo que estás pasando en este momento, así que no los abandones completamente.

Sal a buscar algunos amigos nuevos, que puedan entenderte y en quienes puedas creer.

Ellos pueden apoyarte durante la separación, llevarte a fiestas y mostrarte que hay un amplio mar de lesbianas solteras y atractivas listas para salir contigo.

Trabaja en algunos proyectos

Cuando estás en una relación sacas tiempo para otra persona, y a veces esto significa sacrificar las cosas que quieres hacer o que tenías planeadas.

Así que ahora puedes seguir con esas actividades que has dejado y hacer aquello que se suponía que hicieras.

Intenta mantenerte ocupada, para que el fin de la relación no parezca tan horrible.

Consejos para superar tu primer amor lesbiano

La mayoría de las lesbianas crecen sintiéndose solas, como si estuvieran mirando desde un lado, observando a sus amigos salir, enamorarse y desenamorarse sin poder participar.

Todo esto te hace sentir rara, diferente y desconectada, así que cuando finalmente conoces a alguien que puede patear estas emociones muertas en tu interior, es un momento importante y esencial.

Pero cuando ese amor se termina, nos desconectamos nuevamente. Soñamos con sentirnos de esta manera durante toda nuestra vida, y ahora ya se terminó, y se siente como si nunca jamás lo fueras a recuperar.

Pero lo harás, y aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte.

No glorifiques lo que tenías

Algunas relaciones son tan increíblemente intensas que no son realmente mantenibles, y probablemente nunca funcionarán a largo plazo.

Así que no glorifiques lo que tenías ahora que se terminó, recuerda, probablemente terminaste por una razón, y probablemente soportaste mucho más de lo que normalmente hubieras aceptado porque tus sentimientos te cegaron.

Fue hermoso porque despertó algo poderoso y sorprendente en tu interior, pero ya cumplió con su propósito.

No la acoses en las redes sociales

Las mujeres saben cómo molestarse entre ellas de una manera que los hombres jamás conocerán y jamás podrán ejecutar, que no podría hacerse más evidente que en las redes sociales después de que dos lesbianas terminan su relación.

Ella se va a hacer selfies donde salga divina y provocativa, con frases elusivas, y publicará fotos con chicas ardientes, porque sabe que te volverá loca.

Te va a enredar con fuerza, y tú te encuentras en un lugar muy vulnerable en este momento, así que cada vez que des click en su Instagram, vas a dar un enorme paso atrás.

Solo bloqueala, y evita acosarla.

Recuerda que te volverás a sentir de esta manera

Aprecia lo que ella representó, pero recuerda que te volverás a sentir de esta manera. Ella no es la única chica capaz de despertar tus sentimientos.

Siente el dolor, pero confía en que es temporal.

Recuerda que son tiempos difíciles, pero los superarás. Mira esto como una oportunidad para crecer y poner a prueba tu fuerza, y cuando se sienta como que es demasiado, asegúrate de llamar a esos sistemas de apoyo.

Todas hemos pasado por esa sensación de que el mundo se acaba, y todas hemos salido.

Mantente lejos del alcohol

Evita refugiarte en las drogas, alcohol, y otros estimulantes, solo empeorará la situación.

Estamos acostumbradas a ver en las películas a la protagonista buscando un trago de whiskey después de una ruptura, pero eso son solo películas, en la realidad no funciona nada bien.

Por cierto, si te sientes sola, echa un vistazo a las mejores películas lésbicas. Harán esas noches de sofá y manta mucho más gratificantes.

Escribe tus sentimientos

Están pasando muchas cosas en tu cabeza en este momento, preguntas y escenarios hipotéticos que probablemente nunca sucederán y que sigues pensando una y otra vez, y es abrumador, así que escríbelo, escríbelo para tu ex.

Escríbele una carta sobre cómo te sientes, qué estás pensando, cómo has estado, y cualquier pregunta que puedas estar intentando contestar.

Pero no te preocupes, esta carta es solo para ti, es tu momento para sacar todo lo que has estado llevando contigo y dejarlo en un solo lugar, y cuando termines, puedes tirarla o quemarla.

Mantén la esperanza

Es fácil caer en tendencias pesimistas cuando se acaba una relación lesbiana amorosa, pero no dejes que tu ex pareja se lleve tu luz con ella.

Algo es seguro: conocerás a alguien nuevo, recuperarás tu vida y confiarás de nuevo.

Este desamor no cambió tu esencia como persona, sigues siendo la misma, así que las cosas volverán a la normalidad si dejas que tu cuerpo y tu mente hagan lo suyo lo más pronto posible.

Además, cuanta más energía inviertas saliendo de este momento, más fácil será. Mientras tanto, recuerda que tu valor no es definido por nadie más que tú misma.

Si crees que saldrás de esto siendo más fuerte que antes, así será.

No estás sola en este viaje, no eres la única que alguna vez ha sentido el dolor de una ruptura, así que mantente positiva, la superarás.

¡Tú puedes!

Y tú, ¿en qué momento estás?

Sería genial saber cuál es tu situación, escribe en los comentarios o rellena la encuesta y participa en la comunidad de Lesbosfera.

Actualmente tienes pareja...

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Un momento, compañera, estoy creando los contenidos de Lesbosfera para 2020.

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

Deja un comentario

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.