Blog > Orientación sexual

Cómo lidiar con la invisibilidad laboral siendo lesbiana

¿Has sentido alguna vez que te traten como si no existieras en tu ambiente laboral? No dejes que tu orientación sexual te detenga. Aprende a lidiar con la invisibilidad laboral siendo lesbiana.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Forma parte de la primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para lesbianas y bisexuales de más de 30 años, donde el objetivo no es ligar sino encontrar apoyo, comprensión y la fuerza imparable de un grupo unido que se ayuda y se impulsa entre sí.

Quiero entrar en la Comunidad

Siendo mujer es muy fácil que te sientas invisible. De hecho, esta posibilidad se duplica al ser una mujer lesbiana. Muchas veces no podrás evitarlo, pero sí puedes aprender a lidiar con la invisibilidad laboral siendo lesbiana.

Aunque no solo por ser una mujer lesbiana, te puedes sentir invisible por diversas razones. Sin embargo, tu orientación sexual puede ser la causa. Mucho más si estás en un ambiente donde los hombres dominaron durante años. 

Si como mujer trabajadora sueles sentirte invisibilizada en tu ambiente de trabajo, este artículo está escrito para ti. Nos gustaría compartir algunos consejos para evitar los actos que te invisibilizan por ser lesbiana en tu espacio laboral. 

Doble lucha: invisibilidad laboral

Por desdicha, aún las mujeres tenemos que esforzarnos mucho más que los hombres. Ya que en la industria todavía hay una que otra mujer invisibilizada

La invisibilidad laboral es la condición de pasar desapercibida en tu ambiente profesional.

  • Deja de importar lo que tengas que decir.
  • No te escuchan.
  • Te hacen ver ausente.

Esto incluye algún acto concreto o simbólico te hace sentir como si tu existencia se viera disminuida. No estás al mismo nivel que los otros ni te toman en cuenta. 

Solo por el hecho de ser mujer muchas veces puedes preferir callar. Incluso evitas demostrar tu conocimiento o comprobar que tu compañero de trabajo se equivocó. De hecho, la asertividad femenina pasa por arrogancia o irrespeto.

* Sentirte invisible en tu oficina es una de las formas de discriminación laboral. Aunque no es la única.

Por eso como mujeres, tenemos que hablar sobre la invisibilidad laboral que sufrimos siendo lesbianas. Esta invisibilidad laboral puede expresarse de diversas formas. Veamos a continuación algunas de ellas.

Trabajo no reconocido

Una de las maneras en que una mujer lesbiana es invisibilizada puede ser a través de un montón de labor sin gratitud. 

Sí, es cierto que cuando trabajas debes cumplir con tus tareas. Sin embargo, en un ambiente de trabajo sano cada paso que das en el crecimiento de tu empresa, se reconoce.

Si has obtenido el puesto que ya tienes, es porque te lo mereces. Así que estás capacitada para realizar todas las tareas que deberás ejecutar.

Las mujeres invisibles en su ambiente laboral no consiguen una palabra de agradecimiento. Esto puede hacerte sentir decaída, insuficiente o no apreciada.

Mansplaining laboral

¿Has oído hablar del mansplaining? Este término se refiere a la explicación que le da un hombre a una mujer de manera condescendiente. Incluso, muchas veces con comentarios ofrecidos sin exactitud. 

Por ejemplo, hombres hablando sobre la menstruación, sobre el embarazo o sobre la menopausia a mujeres.

También suele suceder mucho en la industria. Personas, sin conocimiento en el área, que le explican a las mujeres cómo hacer sus actividades.

Esta es otra forma de invalidar tus conocimientos o habilidades sobre un tema. Pero esta vez a través de las palabras. Al final, lo que buscan es callarte. 

  • Tu jefe o compañeros se apropian de tus ideas.
  • Te explican cómo debes hacer tu trabajo. 
  • Ofrecen largas explicaciones sobre lo que tú tienes que hacer a diario. Aunque ellos no lo hayan hecho jamás.

El mansplaining laboral busca invisibilizarte como trabajadora. De hecho, también como mujer. Esto puede ocurrir en cualquier ambiente. Sin embargo, es muy común en ambientes académicos o intelectuales.

Mayores privilegios a los hombres

Muchas veces no se tratará de que te escuchen, o que tomen en cuenta tu voz, sino que le dan más privilegios a los demás. Esto sí puede ser más un indicio de discriminación laboral, pero que también te hace invisible. 

Este tipo de actos suele venir acompañado de otras pequeñas demostraciones. Entre las cuales se encuentra cualquiera de las mencionadas antes.

No te toman en cuenta

En las decisiones grupales, no tienes voz. En cambio, puedes ver que tus compañeros masculinos tienen la última palabra.

La invisibilidad laboral siendo lesbiana permite que se ignoren tus opiniones sobre un tema. De hecho, puedes ver diferencias entre personas con tu mismo puesto.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Para mujeres de más de 30 años.

Forma parte de un grupo de mujeres unido con el que hablar y compartir experiencias, que se ayuda y se impulsa entre sí, donde el objetivo no es ligar sino hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Cuando tú dices algo, no tiene incidencia, pero si lo dice alguien más, sí. Por ejemplo, en alguna resolución no sueles contar

Consejos para lidiar con la invisibilidad laboral

No aceptar que te traten como una trabajadora invisible es el primer paso para que cambies el patrón. Esto podrá ayudarte a lidiar con la invisibilidad profesional en tu área.

Como mujer lesbiana tienes que estar atenta a cómo actúan tus compañeros. De esta manera, podrás pensar en algunas soluciones para lidiar en esto como siendo lesbiana.

Te daremos a continuación algunos consejos para que puedas superar estas dificultades en tu ambiente laboral.

Detecta las situaciones de invisibilidad laboral

Antes que empieces a tomar cartas en el asunto, será necesario saber cuáles son las situaciones que te hacen sentir menos. Es decir, necesitarás sincerarte contigo misma.

Por eso, te recomiendo que hagas una lista con algunas acciones que te han hecho sentir invisible en tu trabajo. Las que te comentamos arriba son solo unos ejemplos concretos de invisibilidad laboral, pero en cada caso podrían ser distintos.

Recuerda que las dinámicas de cada empresa, de cada área e incluso, de cada departamento pueden ser distintas.

Así que tienes que plantarte desde tu particularidad y precisar estas situaciones de invisibilidad laboral en las que estás inmersa.

Hazte presente 

Algunas situaciones puedes atacarlas tú misma. Esfuérzate por destacar, sé tu misma, alza tu voz. Pero lo más importante es que rechaces la normalidad de la invisibilidad en tu empleo.

Hazte presente siempre que puedas. Da tu opinión, discute con tus compañeros y hazte notar. Que nadie apague el brillo que hay en ti.

Algunas veces las personas son esclavos del sistema del que han sido parte toda su vida.  Hay una posibilidad de que tus compañeros o tus jefes no sean conscientes de cómo te hacen sentir.

Usa tu voz

Siempre que sea necesario, usa tu voz contra las personas que eviten reconocerte como una trabajadora de la industria en la que te desarrollas. 

Sí, hay una diferencia entre el tono de voz de un hombre y el de una mujer. Y en algunas ocasiones, sonar como una niñita o temblar al hablar puede ser contraproducente.  

El instrumento más poderoso es tu voz. Puedes trabajarla para que se convierta en la herramienta que detenga todo acto de invisibilidad laboral.

  • Trabaja tu confianza en ti misma. Si vas a hablar sobre algo que has venido haciendo ¿Quién mejor que tú? 
  • Usa tu diafragma para sacar el poder que hay en ti.
  • Relaja tus extremidades superiores. Ya que los hombros tensos no te ayudarán a nada.
  • Apoya tus pies contra el suelo. Porque una postura correcta colaborará a que consigas tu punto de equilibrio.
  • Deja tu garganta fluir.

Para que consigas un mejor volumen y entonación de voz, será necesario que practiques. Úsala cada vez que puedas. Puesto que la proyección de tu voz podrá conseguir que te hagas notar.

Destaca por tus habilidades

Más allá de ser la “mujer lesbiana” de tu compañía, eres una empleada con destrezas. Es decir, llegaste al puesto que tienes gracias a lo que sabes.

Por eso, no debes dudar de que en tu empleo te necesitan por secretaria, por ingeniera, por médico. Tu orientación sexual no debería opacar tus conocimientos.

Al contrario, deja que tus acciones hablen por ti. Aunque en general, esto debería ir acompañado de algunas otras acciones.

Depende de la magnitud de la invisibilidad laboral por la que estás pasando, esto podría ayudar bastante.

Supera estereotipos

Como lesbiana debes tener en cuenta que no todas somo tomboy, ni tenemos cabello corto, ni vestimos de ninguna forma especial. Tu orientación sexual o identidad de género no corresponde a cómo te ves o cómo actúas. 

La sexualidad es un continuum, no tienes que parecer un chico para reclamar que te escuchen.  Tampoco porque seas una mujer lesbiana te debes al estereotipo. 

Un ejemplo de esto puede ser Jennifer Brown, una mujer lesbiana que denota feminidad. Si nos dejamos llevar por los estereotipos, jamás pensaríamos que es lesbiana. 

Sin embargo, es una incondicional defensora de las mujeres en sus campos de empleo. La inclusión de las mujeres es su campo de acción.

No estás sola

Hace veinte años era menos común encontrar en tu entorno de trabajo alguna lesbiana o bisexual. En cambio, en la actualidad estamos por todos lados. 

Por supuesto, eso no significa que todas estén fuera del armario.

Podéis intercambiar entre vosotros algunas recomendaciones en relación a vuestro ambiente de trabajo. Quizá entre todos podéis ver qué maneras han funcionado mejor para lidiar con la invisibilidad laboral.

Algunas figuras como Taylor Schilling o Yolanda Andrade han luchado durante muchos años contra la invisibilidad laboral. Y han logrado llevar la carrera profesional y la vida personal con completa armonía

No te pongas ataduras

En general, una de las cosas como trabajadoras debemos aprender a liberarnos y tener confianza. Aunque no lo creas, tú misma puedes estar creando ataduras.

Intenta liberarte de todas las vergüenzas y prejuicios que te están impidiendo ser tú misma. Quizás te cueste mucho, quizás no. Pero siempre que lo intentes, será importante para tu carrera profesional siendo lesbiana.

De hecho, si logras superar tus propios esquemas culturales, estarás un paso adelante. Así que no te rindas. Sigue y conquista tu futuro.

Sé tu misma

Mi último consejo es que seas tú misma. No te ocultes. Algunas veces, siendo mujeres lesbianas decidimos pasar desapercibidas. No es que alguien te invisibiliza, sino que tú misma decidir pasar bajo la cuerda.

Algunas veces por vergüenza. Otras veces porque aún no terminamos de aceptarnos como lesbianas. Así que agarra fuerza y conviértete en tu mejor versión.

En algunos lugares o sectores será más fácil salir del armario si eres lesbiana. Pero una de las cosas que tienes que tener en mente si decides hacerlo, es que dependerá del ambiente donde te muevas.

Sin embargo, jamás te ocultes. Evita sentirte avergonzada por tu orientación sexual. Si eres lesbiana hay todo un marco jurídico que te respalda. Aprende cuáles son las leyes contra la discriminación por orientación sexual. 

Conclusiones

Aunque quisieras que la sociedad deje de darle importancia a tu orientación sexual, aún esto puede generarte problemas. Incluso en tu ambiente de trabajo. Por eso, tienes que aprender cómo lidiar con la invisibilidad laboral siento lesbiana.

Algunas veces a causa de que resulta más complicado comunicar algunas cosas siendo mujer. De manera especial, en el ambiente laboral. Ya que ser lesbiana puede generar inconvenientes de discriminación laboral o algún atropello a tu puesto.

Sin embargo, si sigues estos consejos podrás avanzar día tras día como lesbiana y como profesional. No dejes que nadie te detenga.

Comunidad Privada de Lesbosfera

Primera comunidad hispana totalmente privada y exclusiva para mujeres LGBT mayores de 30 años, centrada en hacer amistades de cualquier parte del mundo.

Quiero entrar en la Comunidad

Deja una respuesta