fbpx

Terapias de conversión gay 2020: intentar curar la homosexualidad nunca funcionó

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…

Resumen: Las terapias de conversión homosexual fueron famosas a partir de la mitad del siglo pasado en todo el mundo. Ahora por fin, la lista de países que las prohibe va creciendo día a día.

Las terapias parar curar la homosexualidad (ECOSIG) han sido desde la mitad de los años cincuenta famosas por prometer la cura a eso de ser gay o lesbiana.

Desde que salieron a la luz sus métodos y las torturas a las que son sometidas sus victimas, miles de voces han intentado frenarlas, pararlas y prohibirlas.

Llevan denunciándose tanto tiempo que sorprende que todavía existan países que las admitan como tratamiento médico y traten de justificarse en la ciencia o en la psicología -especialmente la de Freud- para darles validez.

Esta es una de esas cosas de las que deseas nunca tener que escribir.

Ojalá que nunca hubieran existido, pero conocerlas, saber de que se tratan y su origen nos ayuda a rechazarlas con más fuerza.

También al hacer visible todo el horror por el que han pasado las personas que han caído entre sus garras, hacemos un poco de justicia.

Te lo cuento más abajo…

¿Qué son las terapias de conversión sexual?

Se las conoce por terapias de conversión o de reorientación sexual y son una serie de métodos pseudocientíficos orientados a cambio de orientación sexual en personas homosexuales o bisexuales.

Tienen como único y siniestro objetivo eliminar comportamientos y deseos homosexuales de la pobre víctima que las sufra.

Recordemos que las terapias de conversión gay o de reorientación sexual, son unas prácticas alejadas de la ciencia cuyo objetivo es cambiar la orientación sexual de una persona homosexual para convertirla en heterosexual.

Diseñadas y programadas para reducir la personalidad y la voluntad de la persona que se somete a ellas, han estado siempre asociadas a la derecha cristiana y a las sectas religiosas.

Los métodos empleados pretenden modificar el comportamiento de cualquier persona homosexual o bisexual:.

  • Terapias de aversión: para que lo entiendas, se trata de una terapia donde se asocian imágenes y comportamientos a castigos. Te piden que imagines una escena sexual con una chica y que acto seguido te imagines vomitando.
  • Técnicas de psicoanálisis: la más utilizada porque es la menos agresiva, pretende modificar conductas a través del conocido trabajo de Freud.
  • Oraciones: encomendarse a Dios parece que es para algunos la solución.
  • Consejo religioso: donde seguramente te advertirán que estás hipotecando tu alma a cambio de enamorarte libremente de quien quieras.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Para mí y la comunidad científica, ciencia ficción, porque la homosexualidad no tiene cura, ya que no es una enfermedad.

Hay una película LGBT sobre este tema, que narra la historia de una chica que es llevaba a la fuerza a someterse a una terapia de este tipo, puedes ver la reseña de Miseducation of Cameron Post.

¿Cómo funcionan las terapias de conversión?

Según los estudios preliminares realizados por Bureau Beke (una asociación dedicada a la seguridad) hasta el momento, las terapias son aplicadas en su gran mayoría a menores de edad entre círculos religiosos.

Las terapias de conversión se aplican a poblaciones juveniles con el objetivo de reprimir sus verdaderos deseos.

Estos jóvenes, al principio, buscan negar sus verdaderos sentimientos. Sin embargo, con el correr del tiempo ya no pueden seguir simulando.

Anton van Wijk, miembro de Bureau Beke, explicó lo siguiente:

Las terapias son muy variadas. Puede haber presencia de psicólogos y terapeutas. Sin embargo, muchas veces solo se cuenta con la presencia de un pastor que ofrece un servicio estricto de curación.

A pesar de que se trate de sesiones de terapia, estas pueden infligir un daño muy grave a cualquier persona que se someta a ellas por la presión social.

La mayoría de estas terapias de conversión tienen su escenario en las iglesias evangélicas y pentecostales. También se han conocido casos en las culturas del islam y del judaísmo.

Las terapias de conversión también buscan fidelizar a sus víctimas por medio de campamentos y talleres con el objetivo de curar la homosexualidad.

Otros datos que ha brindado el estudio es algunos tesimonios anónimos de personas que han sufrido estas terapias.

Luego de asistir por casi un año no puedo ver de forma positiva nada de lo que allí se decía o hacía. Parecía que lo único que buscaban era que nos odiáramos a nosotros mismos. Sin dudas, han alimentado mis pensamientos suicidas, depresión, entre otros.

Testimonio anónimo recogido por Bureau Beke

Otra de las personas participantes indicó lo siguiente:

Es cierto que muchos hemos acudido a estas terapias porque queríamos renunciar a nuestra homosexualidad pensando que era algo malo o impío. Sin embargo, no creo que la prohibición de ellas haga demasiado. Es fácil ocultar la homofobia bajo el velo de “tratamientos contra depresión”.

Testimonio anónimo recogido por Bureau Beke

Muchas personas que han asistido a estas terapias creen que a pesar de que se las considere ilegal, seguirán actuando.

¿Se puede cambiar la orientación sexual?

No, rotundamente no. Y esto es lo que dice la comunidad científica sobre las terapias de conversión.

Han sido ampliamentes desacreditadas por las principales asociaciones médicas y psiquiátricas en muchos países, como Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, la OMS (Organización Mundial de la Salud) o la ONU.

Estas terapias se utilizaban ampliamente cuando la homosexualidad era considerada una enfermedad, un error que se empezó a corregir en los años 70 cuando la Asociación americana de Psiquiatría la eliminó del manual de trastornos mentales (y en el año 90 la OMS).

Los estudios científicos, como el de Haldeman y Douglas hablan de que no existe evidencia alguna que indique que estos tratamientos son efectivos y es más, pueden estigmatizar a las personas que se someten a estas terapias.

Hay profesionales que aseveran que estas terapias lo único que provocan son problemas de depresión, ansiedad e incluso pueden llegar al suicidio, basando estas afirmaciones en el análisis de mas de 80 estudios sobre el cambio de orientación sexual.

Vamos, lo que nosotras ya sabemos. Que no hay cura, señoras y señores, que ser gay o lesbiana es normal le pese a quien le pese.

¿Desde cuándo existen estas terapias que intentan curar la homosexualidad?

1886 – 1936 Terapias psicoanalistas

En 1886 dos psicólogos publican dos teorías muy diferentes acerca de la homosexualidad.

Por un lado Richard von Krafft-Ebing, la clasifica de anomalía pervertida y la incluyéndola en un libro donde reúne este tipo de prácticas de acuerdo a su propio criterio. El libro se llama Psychopathia Sexualis.

Muchas de las prácticas de reversión se apoyaron en esta obra para justificar sus actos y la barbarie que cometían.

Afortunadamente no era la única opción de la época.

Freud opinaba que todos los humanos nacemos bisexuales y que la elección de nuestra sexualidad depende de factores externos. El renombrado psicólogo no considera la homosexualidad una enfermedad.

Esta es la respuesta que le da a una madre que ruega por una “cura” para su hijo.

Preguntándome si puedo ayudar [a su hijo], quiere preguntar, supongo, si puedo eliminar la homosexualidad y hacer que la heterosexualidad pueda tomar su puesto. La respuesta es que generalmente no podemos prometer que lo consigamos. En un cierto número de casos tenemos éxito desarrollando los gérmenes de las tendencias heterosexuales que están presentes en todos los homosexuales, en la mayoría de los casos ya no es posible. Es una cuestión del tipo y de la edad del individuo. El resultado del tratamiento no puede ser predicho. […] La homosexualidad seguro que no es una ventaja, pero no es nada de lo que haya que estar avergonzado, ningún vicio, ninguna degradación, no puede ser clasificada como una enfermedad.

Sigmund Freud

Aunque Freud apoya por usar el psicoanálisis para analizar esta orientación, no considera que sea una anomalía y no desarrolla ninguna cura. Aunque su método fue usado con tal fin y por alguno de sus seguidores.

Algunos métodos de la época para curar eso de ser gay:

  • Histerectomía o extracción del útero.
  • Ooforectomía o extracción de los ovarios.
  • Ablación clitoriana.
  • Castración masculina y vasectomía.
  • Estirpación del nervio pudento.
  • Lobotomía.

No te voy a aburrir dándote una descripción de cada una de estas “torturas”, pero el maltrato y las consecuencias de todas ellas eran irreversibles ya que hablamos de extirpaciones físicas del cuerpo de la persona a tratar.

Torturas nazis a los homosexuales e intentos de reversión

El nazismo consideraba que la homosexualidad era un fallo de carácter. Por eso solo perseguía a los homosexuales hombres, ya que pensaba que las mujeres eran más modificables.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Los alemanes homosexuales formaban parte de su renombrada “raza aria”, así que con la finalidad de salvarlos, desarrollaron y ampliaron la lista de terapias de aversión o de conversión homosexual.

El uso de hormonas, electros, terapias de condicionamiento, estaba a lo orden del día entre los médicos nazis. Los homosexuales no “renovados” fueron enviados a los campos de concentración.

1939-1969 Las terapias “anti-gay” se vuelven famosas

La cura para una enfermedad, que no EXISTE.

La historia nos cuenta que esta época fue un verdadero caldo de cultivo para lo que vino después.

Desde que muere Freud en 1936, hasta los disturbios de Stonewall el panorama cambia.

Aparecen nuevos modelos de psicoanálisis que critican el pesimismo de Freud y ante la supuesta conversión y la terapia que parece reparar la homosexualidad. Así que la opinión médica comienza a volcarse al otro lado.

En esta época, amparados en la opinión de muchos psicólogos y profesionales -especialmente la de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense- se publican y se hacen muchas atrocidades.

Los disturbios de Stonewall, la semilla actual del movimiento LGTB moderno, fueron también parte de las protestas contra las terapias que curaban la homosexualidad.

El terror estaba sobre la mesa, terapias con electros, mutilaciones, condicionamiento entre otras.

Incluso los gobiernos emplearon estos métodos de forma oficial. Siendo uno de los casos más famosos el de Alan Turing, el padre de la informática moderna que fue sometido a castración química y que terminó suicidándose en los años cincuenta.

¿Sabías que Alan Turning, el padre de la informática moderna, se suicidó tras morder una manzana envenenada por no soportar los cambios físicos y psicológicos que le generó la terapia de reversión homosexual a la que lo condenó el gobierno británico?.

Años después Steve Jobs eligió la manzana mordida que tiene la empresa Apple en su honor. 

Actualidad de las terapias de reorientación homosexual

Como hemos dicho la tendencia actual está siendo la opuesta, California empezó prohibiendo estos métodos y poco a poco se han ido sumando estados y países completos contra estas prácticas.

Asociaciones de Psicólogos de prestigio internacional han declarado que estas prácticas no tienen ningún fundamento científico, que son marginales y que tienen consecuencias atroces.

El rechazo por la comunidad científica ha sido expresado en todas las partes del mundo.

Lo opuesto: terapia afirmativa para mujeres y hombres LGBT

Cada vez más países apuestan por reforzar con terapia psicológica la identidad sexual y facilitar el paso a gente que tras salir del armario tiene que enfrentarse a complejos y a inseguridades.

Por suerte las terapias de reconversión gay están cada vez más en desuso, porque hacen más mal que bien a las personas que se someten a ellas, pero aún así, los psicólogos y psicólogas pueden ayudar mucho a las personas LGBT.

Lo opuesto a las terapias de conversión son las terapias de afirmación LGTB.

Una terapia que por ejemplo ayude a las lesbianas a reafirmarse y a ser plenamente ellas en lugar de intentar convencerlas de lo contrario.

Hay hombres y mujeres que no se aceptan, que les cuesta asumir su orientación sexual y sufren por ello. Personas que esconden esa parte de su vida, que no se permiten vivir en libertad, o incluso personas que viven una relación de pareja homosexual, pero tiene problemas y necesitan a un terapeuta que entienda las diferencias respecto a una pareja heterosexual.

¡No puedo estar más de acuerdo! Será una ayuda para todas las lesbianas a las que les cueste aceptarse y ser ellas mismas. Para luchar contra los traumas y las consecuencias de la homofobia.

Sin duda ese es el camino a tomar. La psicología moderna ofrece ayuda real a la comunidad LGBT mediante la práctica de la terapia LGBT afirmativa.

Es una salvación para muchas mujeres lesbianas que luchan consigo mismas, porque sus principios se basan en que somos como somos, y eso está bien. Que no hay nada de malo en ser lesbiana o bisexual y te ayudan a dar los pasos necesarios para sentirte bien contigo misma, así como vencer la homofobia.

Situación mundial sobre las terapias de reorientación sexual

Países donde es ilegal este tipo de tratamientos

Quiero decir países donde estas prácticas que intentan cambiar la orientación sexual estén condenadas por el gobierno y tengan una repercusión para los profesionales que decidan llevarlas a cabo:

  • España (En algunas provincias las leyes aún son ambiguas)
  • Argentina
  • Brasil
  • Ecuador
  • Uruguay
  • Estados Unidos
  • Fiyi
  • Alemania
  • China
  • Malta
  • Samoa
  • Suiza
  • Taiwan
  • Canadá (Recién incorporada)
  • Albania
  • México (Ciudad de México) ¡la última de esta maravillosa lista!

Como veis con Albania ya son tres países Europeos los que se suman a los países que prohíben estos macabros métodos. Siendo Malta la pionera, abriendo esta lista en 2016 y la última en incorporarse, México en 2020.

¿Qué pasa en España?

En España, aunque se ha regulado en algunas comunidades autónomas, el gobierno actual ha puesto en marcha la aprobación de una nueva legislación contra la discriminación de la comunidad LGTBI.

Desde COGAM han denunciado la voz de alarma ha sido puesta varias veces. Ellos mismos ofrecen asesoramiento para poder emprender acciones legales contra los psicólogos que dan este tipo de tratamientos.

Necesitamos una ley firme, que prohíba estas prácticas a nivel nacional. Y que elimine cualquier tipo de ambigüedad que genere interpretaciones que abran la aceptación de las mismas.

Ojalá muy pronto podamos contar con esta ley.

Países donde la ilegalización de las ECOSIG está en proceso

  • Austria
  • Irlanda
  • Reino Unido
  • Nueva Zelanda
  • Grecia

Países que apoyan abiertamente estas prácticas

  • India
  • Malasia

En India era ilegal hace tan solo dos años ser homosexual. Con la legalización se ha eliminado el problema legal pero el estigma social sigue siendo tan fuerte que aún se dan escarmientos públicos a gáis, lesbianas y bisexuales.

Por supuesto las terapias de aversión o de conversión para homosexuales son patrocinadas por los gobiernos que las aprueban.

Consecuencias de las terapias de conversión LGBT

Se han realizado suficientes estudios que demuestran que las consecuencias de someter a alguien a este tipo de terapias, incluso solamente a las psicológicas, generan consecuencias irreversibles en el individuo que las sufre.

Aquí tienes una lista:

  • Episodios fuertes de ansiedad.
  • Ataques de pánico.
  • Fobia al sexo.
  • Miedo a tener pareja.
  • Trastornos de conducta, especialmente cuando se trata de “flirtear” con personas del mismo sexo. Los afectados manifiestan síntomas parecidos a las personas que desarrollan una fobia.
  • Disfunciones sexuales.
  • Inducción al suicidio.
  • Trastornos de la personalidad.

Más de 80 estudios aprobados por la Asociación de Psicología Estadounidense clasifican estas prácticas como inútiles, discriminatorias y dañinas para el ser humano.

Lee esta entrevista de un psicólogo especializado en pacientes que han sido sometidos a esta tortura. Tiene testimonios que dan escalofríos.

Cómo está siendo el proceso de prohibición de las terapias de conversión LGBT

La pionera en Europa, Malta

Anticipándose al resto Malta fue el primer país europeo en prohibirlas:

La ley aprobada por el Parlamento Maltés declara que “ninguna orientación sexual, identidad de género o expresión de género constituye un trastorno, enfermedad o defecto de ningún tipo”

Por lo tanto cualquier terapia destinada a modificarlas o curarlas están prohibidas por la misma ley.

¡Cualquier infracción a esta nueva legislación puede ser multada con multas de hasta 10.000 euros  y hasta un año de cárcel!

El caso de Canadá

El gobierno canadiense presentó a principios de marzo de 2020 un proyecto de ley para penalizar las terapias de conversión gay, lo que era una de las promesas electorales del primer ministro Justin Trudeau.

Tras haberse aprobado, en Canadá es ilegal:

  • Someter a una persona a la fuerza a este tipo de terapia con el fin de “curar la homosexualidad”.
  • Hacer que un menor realiza una terapia de conversión, o más ben pseudoterapia.
  • Realizar anuncios o promociones sobre las mismas.
  • Obtener beneficios de hacer terapias de conversión.

Las penas pueden llegar a los 5 años de cárcel.

Antes de esta ley, que afectará a todo Canadá, algunas ciudades y provincias ya la habían ilegalizado, como es el caso de Ontario, Manitoba, Nueva Escocia o Vancouver.

Una prohibición necesaria en Albania

La Orden de Psicólogos de Albania – un equivalente a el colegio de psicólogos de España- declaró el pasado mes de Mayo que las terapias de conversión gay dejaban de ser legales en el país balcánico.

Este es el organismo regulador de la psicología en Albania, así que los 600 psicólogos que actualmente están colegiados y han obtenido su licencia a través de la Orden, deberán atenerse a esta decisión.

De no cumplir con la nueva normativa podrían perder su licencia y ser multados.

Las asociaciones LGTB de Albania están celebrando esta victoria. Especialmente Pink Embassy, que fue la que solicitó el día 11 de Mayo al organismo vetar estas terapias por ser inútiles y dañinas.

Ahora se tiene la esperanza de que esta medida afecte al resto de los países balcánicos, y que también empiecen a eliminar estas tipo de prácticas.

Hacia la igualdad, alza tu voz

Como siempre te animo a compartir tus pensamientos ¿Conoces a alguien que haya pasado por la misma situación? Cuéntanos tus dudas, tus pensamientos, tus preguntas.

¿Te imaginas pasar por algo así? A mi personalmente me dan escalofríos solo de pensarlo. A cualquier edad tiene que ser traumático pasar por un episodio así, pero en la adolescencia o infancia puede terminar siendo un desastre.

Sigamos levantando la voz.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Palladia Soria

Nací en Andalucía (España) aunque me enamoré pronto de las tierras helenas, donde vivo desde hace unos años. Contarle al mundo lo que veo a través de mis letras es mi pasión y mi trabajo, por eso soy escritora.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.