fbpx

Amigas lesbianas con derecho a roce

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando...

Resumen: Las amigas lesbianas con derecho a roce suelen surgir sin previo acuerdo, puede ocurrir que cuando dos amigas se encuentran en una situación de mucha intimidad se toquen o se besen de forma espontánea. Veremos cómo se puede mantener una amistad con derecho a roce.

Las amigas lesbianas con derecho pueden surgir a cualquier edad como en la adolescencia, en la infancia o incluso en la adultez.

A veces estos encuentros de ocasión, que se dan de manera inesperada, se pueden volver recurrentes.

Esto no implica un noviazgo ni una relación de pareja con todas las de la ley. Simplemente son dos mujeres que han incluido dentro de su amistad las caricias, los besos y más.

Esto es lo que popularmente se llama “amigas con derecho”, “amigas con beneficio” o “amigas con derecho a roce”. También vulgarmente se puede hablar de “follamiga”.

La amistad con derecho a roce se refiere a un tipo de relación donde se mantienen relaciones íntimas o sexuales dentro del contexto de la amistad.

Este tipo de amistad se encuentra en un umbral entre el noviazgo y ser amigas, pero no es ninguna de las dos. Se puede parecer a la relación abierta o ciertos tipos de poliamor, pero no es igual.

¿Qué son las amigas lesbianas con derecho a roce?

Cada relación de amigas con derecho o mal llamadas follamigas, es distinta y varía con respecto a lo permitido y “sus derechos” o “privilegios”.

Puede que sean amigas que de vez en cuando se besan o se tocan. También puede ser que sean amigas que practican distintos tipos de experiencias sexuales

También varía la frecuencia con que se ven y las actividades que realizan.

Pero es como las amigas que se ven cada cierto tiempo para tomar un café o para ir de compras. En general, sólo tienen el agregado de que pueden tocarse o besarse

Aquí te explico las diferencias con otro tipo de relaciones parecidas pero no iguales. 

¿Amigas con derecho es lo mismo que una relación abierta? 

Las amigas lesbianas con derecho a roce pueden confundirse con dos mujeres lesbianas que tienen una relación abierta, pero no es lo mismo.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Mientras en la relación abierta tienen un noviazgo no monógamo, las amigas con derecho tienen una amistad que permite el roce corporal. Esa es la diferencia principal.

Hay una delgada línea para diferenciar estos dos tipos de relaciones interpersonales pero esto no significa que sean lo mismo.

Cada relación abierta establece el tipo de libertades que se tienen. El tipo más común establece la posibilidad de mantener una relación seria, pero donde se puede tener encuentros sexuales con otras personas. 

Las amigas lesbianas con derecho no tienen una relación amorosa a largo plazo, ni a corto plazo. Son simplemente amigas que disfrutan del contacto físico y/o sexual. 

¿Amigas con beneficios es lo mismo que el poliamor?   

El poliamor corresponde a relaciones no monógamas en donde las personas involucradas mantienen relaciones afectivas y sexuales que van más allá de lo casual.

En cambio, las amigas con derecho pueden tener experiencias sexuales a condición de que todo quede en la amistad, entre amigas, es decir en lo casual.

El poliamor parte de un acuerdo que discuten las diferentes partes donde se ponen reglas en relación a lo que está permitido o no. Incluso algunas parejas deciden escribir un reglamento firmado. 

Las amigas que se acuestan juntas acuerdan algunas cosas sobre su relación, pero el acuerdo es mucho menos serio.

Sería muy extraño unas amigas con derecho que realicen un documento para establecer lo que está permitido y lo que no.

No es una relación a largo plazo

Tanto en el poliamor como en una relación abierta existe mucho más compromiso que en la amistad con beneficio. Esta es la diferencia fundamental y más importante. 

Si tienes una amiga lesbiana con derecho a roce esto significa que aprecias su amistad y disfrutas compartir lo corporal con ella, pero no quieres mantener un compromiso a largo plazo con ella.

Ventajas y desventajas de las amigas lesbianas con derecho a roce

La amistad con beneficios románticos tiene tal vez las misma cantidad de ventajas que desventajas.

Puede ir muy bien cómo puede terminar mal.

No siempre es lo mejor tener amigas con derecho, y al mismo tiempo puede ser una gran vivencia. 

Todo depende de cómo sea manejada este tipo de amistad y quiénes son las participantes. Aquí te cuento las ventajas y las desventajas de crear este tipo de vínculo amistoso.

Ventajas 

Fortalece la intimidad

Tocarse y besarse con alguien que es tu amiga te permite crear una conexión muy íntima. De esta manera puedes hacer una amistad muy estrecha.

Todas las amigas lesbianas con derecho a roce aumentan la unión entre ellas. Esto trae grandes beneficios porque te sientes muy cercana a una persona, de modo que podéis entenderos mejor y apoyaros más.

La amistad se refuerza

Una de las mayores ventajas que trae la amistad con derecho es que puede fortalecer la amistad.

El hecho de que compartas un contacto tan cercano con una amiga hace que las dos sintáis más confianza y mayor empatía.

No siempre ocurre de esta forma, pero cuando pasa es seguro que la amistad será más fuerte y duradera.

Vida sexual activa

Como sabemos hoy en día la actividad sexual es parte del bienestar humano.

No significa que no podamos pasar un tiempo sin tener relaciones sexuales, pero estas son una actividad beneficiosa, tanto para nuestro organismo como para nuestra psique. 

Las amigas lesbianas con derecho son una alternativa para mantener actividad sexual y beneficiarse de eso. Sin necesidad asumir todas las responsabilidades de una relación de pareja. 

Mínimas obligaciones 

Algunas mujeres prefieren mantener amigas con derecho por cuestiones de tiempo o porque no quieren adentrarse en una relación de pareja.

Puede que tengas un trabajo que te absorbe demasiado tiempo, también puede ser que realizas muchas actividades para dedicarte de forma exclusiva a una persona. 

Otra razón puede que acabas de salir de una relación seria de muchos años y necesitas un tiempo de menos compromisos.

En cualquiera de los casos, tener amigas con derecho sexual te da el beneficio de tener pocas obligaciones y compromisos con esa persona. Por lo tanto más tiempo para ti y para tus objetivos.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

Desventajas 

Perder la amistad

Una de las desventajas es que existe el peligro de que a la larga se rompa la amistad.

Una vez habéis tenido un contacto íntimo es muy difícil volver a ver a la persona con los mismos ojos. Esto no significa que automáticamente se rompa la amistad, sino que ya no podréis estar juntas sin que haya una tensión sexual. 

Esto puede ser un problema cuando alguna de las dos empieza una relación de pareja con otra chica o chico, entonces no podréis veros con libertad, ya que vuestros encuentros pueden terminar con una infidelidad o será muy incómodo verla a ella junto a su pareja.

Enamorarse

Ninguna amistad lésbica con derecho puede salvarse de la posibilidad de que una de las dos se enamore.

Esta es una de las razones por la que muchas amistades con derecho terminan como un bollodrama. Puede que al comienzo no hay compromiso ni apego y ante todo se vean como amigas. 

De golpe, una de las dos se siente muy atraída por la otra y cuando cae en la cuenta ya está enamorada.

Esto es un gran problema, porque automáticamente debéis decidir si convertir vuestra amistad con derecho en un relación de pareja o volver a ser amigas sin más.

Celos 

Los celos pueden aparecer en cualquier momento. Podemos sentir celos de nuestras amigas, familiares y colegas. De hecho, es frecuente que sintamos celos de una persona con la que hemos entrado en contacto corporal muy cercano. 

La cuestión que surge es la siguiente. ¿Cuál es el sentido de los celos en una amistad con beneficios, si precisamente este tipo de relación es para tener menos compromisos?.

Los celos están en relación con el enamoramiento aunque no siempre uno va de la mano con el otro. 

ETS 

Las ETS son un peligro frecuente del cual siempre debemos cuidarnos. Pero es necesario señalar que en las amigas con derecho se es más propensa a contagiarse con alguna ETS. 

Como este tipo de relación no exige exclusividad, en general las amigas con beneficios tienen una vida sexual activa con más de una persona. Esto aumenta la probabilidad estadística de tener un contagio.

¿Cómo tener una relación de amigas con derecho a roce exitosa? 

Lo más difícil para tener una amiga con derecho es navegar con destreza entre la amistad y el noviazgo.

Debemos disfrutar todo lo que podamos con esa persona, pero sin exigir compromisos y obligaciones de una relación de pareja.  

Esto no es tan fácil, y más si lo pasamos muy bien con nuestra amiga con beneficio.

Aquí te señalo algunos de los puntos más importantes para tener una relación de amigas sin terminar en un bollodrama. 

¿Estás hecha para tener “follamigas”?

Tienes que responder esta pregunta con mucha objetividad.

No todas las mujeres lesbianas estamos hechas para este tipo de relaciones, por eso debes estudiarte a profundidad y saber si eres apta para relaciones con poco compromiso.  

Escoge a una mujer adecuada

Puede que surja sin pensarlo mucho de forma natural, pero lo recomendado es que no emprendas una relación de este tipo con cualquiera. Los requisitos fundamentales son los siguientes.

Escoge a una chica disponible

Debe ser una mujer que esté disponible en todos los sentidos de la palabra.

Disponible emocional y psicológicamente.

Pero es muy importante que no tenga novia, porque si no tu terminarás siendo la amante. Y esto seguramente terminará en problemas.

Escoge a alguien poco romántico

Cuando decimos poco romántico queremos decir alguien que sabes que no se va a encariñar demasiado. Alguien que esté consciente de que no hay nada serio a largo plazo. 

Escoge a alguien fuera de tu círculo laboral

Lo mejor es que tu amiga con derechos sexuales esté fuera de tu círculo laboral y social.

Sobretodo, hay que ser muy estricta con respecto a la cercanía laboral. Cualquier inconveniente puede afectar tu trabajo y esto no es nada recomendable. 

Determina vuestra relación 

Habla con tu amiga lesbiana sobre vuestra relación. Puede que todo haya comenzado de forma natural, pero tenéis que estar atentas si esto sigue, ya que con el tiempo si no habláis de vuestra amistad con derechos, cada una de vosotras podéis haceros una idea distinta de lo que está pasando. 

Por eso tenéis que explicaros cuáles son vuestras intenciones y cómo te sientes con ella.

Si no determináis el carácter de vuestra relación es normal que alguna de las dos se confunda.

Por eso debéis determinar que sois amigas con derecho y no novias. Esto es lo más saludable para evitar problemas y reclamos posteriores. 

No te involucres más de la cuenta

Si tienes una amiga con beneficio a roce, es por algo.

Es para disfrutar con alguien más allá de la simple amistad pero para no contraer los compromisos de una relación de pareja. Tienes que tener esto claro y no engañarte a ti misma.

Te contamos los puntos fundamentales para no involucrarse de más. 

Primero tú

Haz tus propias tareas y cumple con tus objetivos y metas personales.

Tienes mucho tiempo para ti sola y puedes usarlo como sea mejor para ti.

Si le dedicas más tiempo a tu amiga con derecho, empezarás a tener una relación con más compromisos.

No seas exclusiva

Puedes tener absoluta libertad para estar con otras personas, de forma saludable y adecuada. De la misma forma, ella también puede estar con otras.

Si tenéis exclusividad ya no seríais amigas con beneficios.

Mantén la informalidad

No vuelvas las cosas formales.

Una amistad lésbica con derecho debe permanecer ligera y divertida.

Por eso tenéis que absteneros de involucraros en actos formales. Por ejemplo, no puedes presentarle tu amiga con derecho a tu familia

Disfruta

No olvides disfrutar de tu amiga lesbiana con derecho a roce. ¿Cuál es el sentido de tener relaciones de este tipo si vas sufrir o pelear?. Y esta es una de las cosas maravillosas de la amistad con beneficios. 

Por eso no te detengas si hablamos de pasarlo bien. Vive todas las posibilidades bonitas de un noviazgo, pero sin las responsabilidades del mismo. 

Sal con ella a pasear, a comer, a comprar o ver una película. Ten buen sexo y experimenta de forma libre y divertida.

No te cohíbas, ella es tu amiga con la que puedes hacer casi cualquier experiencia que no implique compromiso.

Una experiencia real de amigas lesbianas con derecho 

Voy a contarte una experiencia que puede ayudarme a ilustrar lo que puede ocurrir entre amigas lesbianas con derecho a roce.

Esta es una historia real que le ocurrió a una persona muy cercana a mí.

La identidad de las personas involucradas en esta historia será resguardada. Por eso, llamaremos a mi amiga Claudia y a su amiga con derecho Ángela.

Claudia y Ángela tenían un grupo de amigos en común que solía reunirse muy a menudo para compartir. Planificaban salidas a la montaña, viajes a sitios nuevos, idas al teatro y a conciertos. 

¿Cómo empezó?

Una vez, en una de las habituales excursiones, todos caminaron montaña adentro y montaron sus carpas cerca de un lago. A Claudia y a Ángela les tocó compartir carpa esa noche. 

En la noche hacía mucho frío, y el saco de dormir de Claudia estaba roto. Así que decidieron dormir en el saco de Ángela que era bastante grande y así podrían tener mucho más calor. 

El frío de la noche y la proximidad de los cuerpos evitó que durmieran bien. A lo largo de la noche se refugiaron la una en la otra para recuperar el calor.

Juntas empezaron a hablar de muchas cosas y espontáneamente empezaron a besarse y a darse calor. Lo que pasó esta noche se quedó entre ellas.

¿Como fue la experiencia?

Luego siguieron saliendo en grupo cada semana.

Claudia y Ángela cada vez pasaban más y más tiempo juntas con y sin el grupo. Y sin darse cuenta hicieron habitual los encuentros corporales.

No siempre tenían sexo, pero las caricias y los besos eran cada vez más atrevidas. 

Claudia me dice que la amistad entre ellas se volvió mucho más íntima y más confiable, pero que nunca se trataban como novias.

No se escribían todos los días y tenían mucho tiempo para hacer otras cosas. Pero una vez a la semana se veían.

La relación iba muy bien de esa manera y así duraron alrededor de un año. 

¿Cómo dejaron de ser amigas con derecho?

Todo iba bien hasta que Claudia empezó a sentir que necesitaba ver todos los días a Ángela.

Necesitaba escuchar su voz y comenzó a sentir que necesitaba besarla. Ángela no contestaba el teléfono todos los días y cuando se veían ella no siempre estaba con ganas de seguir el juego.

Aquí Claudia comenzó a sentir celos y a imaginar cosas.

Un día habló con Ángela de todo lo que sentía. Hasta aquí llegaron a ser amigas con derecho, porque Ángela le dijo que no estaba dispuesta a tener una relación seria en ese momento. 

¿Siguieron siendo amigas?

Siguieron siendo amigas, pero Ángela dejó de asistir todo el tiempo a las salidas grupales.

Habían ganado mucha confianza y empatía, pero luego de quedar como solo amigas de nuevo perdieron una parte de esa intimidad. 

Siempre se escriben para saber una de la otra, me dice Claudia, sólo que ahora ella tiene novia que se llama Irene.

Claudia le contó todo a Irene sobre su relación con Ángela, y ahora Irene no le tiene mucha simpatía a Ángela. 

Nada es perfecto, me dice Claudia, tuvo sus cosas buenas y otras no tanto.

Entre las cosas buenas son los recuerdos bonitos de sus excursiones y las noches llenas de intimidad, pero ahora la amistad no es igual.

¿Y tú, has tenido una amiga lesbiana con derecho?

Cuéntanos tu experiencia con este tipo de relaciones. Cómo comenzó, qué tal os fue y si después de terminar la relación pudisteis mantener la amistad en el mismo grado.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¿Sobre qué quieres que hablemos en Lesbosfera este 2020?

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

Clío Uribe

Mujer, lingüista y fiel amante a las mujeres.

1 respuesta

  1. Avatar Yoana

    Claro q sabía de las lesbianas con derecho a roce. Pero ahora después de leerlo, creo q justo es lo que quiero, lo que se adapta a mi forma de vivir.

Deja una respuesta

Ten paciencia cuando escribas, no se publican de forma inmediata. Cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


Escribe sin faltas de ortografía y estructura el texto en párrafos legibles por favor, con puntos y comas para que las mujeres puedan entender lo que quieres decir. De lo contrario hay que editar manualmente cada comentario y se tarda mucho más en responder a cada una. Si escribes con cuidado antes obtendrás una respuesta.


Esto no es un consultorio psicológico ni legal, por lo que las opiniones son meramente eso, consejos para tratar de ayudar en lo que podamos. Pero no somos infalibles, si decides seguir los consejos vertidos en esta web, es bajo tu única responsabilidad.


Dicho esto, esta es tu casa, cuídala. Comparte tus historias, pero ayuda también a otras mujeres en las suyas. Cuanto más participeís entre vosotras más os ayudará.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.