fbpx

Qué hacer cuando tu hija te dice que es lesbiana

¿Te gusta? ¡vota!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
14 votos
Cargando…

Resumen: Este artículo te va a enseñar a quitarte esas ideas negativas y prejuicios acerca de la homosexualidad que tienes en la cabeza, porque lo que tienen que cambiar son tus formas de pensar, no la sexualidad de tu hija.

Las mujeres homosexuales cada vez tenemos más y más valor para ser honestas y abiertas sobre nuestra sexualidad, gracias a los cada vez más ejemplos de normalización de la homosexualidad.

Pero hay que tener en cuenta la dificultad de ser una adolescente y tener que lidiar con definirte a ti misma como lesbiana o bisexual, porque siempre parece que el mundo se te viene encima cuando te das cuenta de que te gustan las chicas

Teniendo esto en cuenta, aún así como madre o padre, puedes llegar a tener dudas sobre la sexualidad de tu hija y cómo lidiar con ella.

Estas dudas son normales, la sociedad nos ha enseñado que la homosexualidad no es normal, que nuestros hijos sufrirán y serán relegados a un tipo de ciudadano de segunda clase.

Este artículo te va a enseñar a quitarte esas ideas de la cabeza, porque lo que tienen que cambiar son tus formas de pensar, no la sexualidad de tu hija.

Los padres necesitan saber que este es un camino en el que no están solos y que hay cientos de asociaciones donde pueden pedir ayuda.

El primer paso y desafío como padres y madres debe ser el amor incondicional por tus hijas: lesbianas, bisexuales o heterosexuales.

Cómo lidiar con cualquier emoción negativa

Para lidiar con las emociones negativas, debemos avanzar y dejarlas atrás. No te encierres en un bucle de autoflagelación, sigue mirando al futuro.

Yo siempre he sido muy partidaria de la acción por reacción. No te quedes llorando en un rincón porque tu hija es lesbiana. Sécate esas lágrimas y ten el valor de hacer algo, algo para cambiar tu forma de pensar.

Algo que puede ayudarte es tener tu propio espacio para ser capaz de aclarar tus sentimientos como padre. Quizás con un amigo de confianza, un miembro de tu familia o un compañero de trabajo.

Tal vez ellos puedan ayudarte a explorar esos sentimientos. Pero si esto no es posible, es buena idea buscar servicios profesionales.

Puede ser que en un principio te sientas un poco sola o solo, pero buscar a un terapeuta profesional siempre es algo bueno. Hay organizaciones LGBT que pueden ayudarte.

Adéntrate en el mundo que estás descubriendo, lee los mejores libros lésbicos

Escuchar a tu hija y hacer preguntas si lo consideras necesario como padre también puede ayudarte a lidiar con las emociones negativas.

Amarlas y aceptarlas incondicionalmente

Aunque esta frase suena como algo positivo y reconfortante, a veces decirla sugiere que la homosexualidad de tu hija es algo que debe ser aceptado porque no es normal.

Lo que es más, se traduce como Te quiero a pesar de que seas lesbiana o bisexual; como si esto fuera una enfermedad.

Vamos a quitarnos eso de la cabeza de una vez, no es ninguna enfermedad.

¿Una alternativa? Qué tal solo decir,Gracias por decirmelo. Te quiero.

Tu hija puede estar nerviosa sobre cómo vas a responder, así que lo más importante es agradecerle por decirtelo y sentir que podía confiar en ti y ser honesta contigo.

No lo hagas sobre ti

Para las chicas lesbianas o bisexuales, a veces salir del armario es un problema, para otras termina siendo el momento más importante de sus vidas.

Así mismo, para muchos padres a veces es un problema, porque llegan a llorar y sufrir y necesitan tiempo para ser educados nuevamente y aceptar esta realidad.

Pero siempre será un proceso mucho más intenso e importante para tu hija.

Tus problemas como madre o padre pueden requerir atención, pero es mejor dejarlos de lado por un tiempo y ajustarte junto con tu hija a su nueva dinámica.

Puede que te sientas culpable o molesto, pero tu hija no es la persona con la que debes procesar estos sentimientos.

No cargues esa culpa sobre ella, nadie la tiene, no pasa nada.

Si estás luchando con no culparte a ti mismo, reaccionar inadecuadamente, etc., puede ser que necesites algo de espacio y ayuda para procesar tus propias emociones y respuestas.

Esto es totalmente entendible y no es necesariamente una señal de homofobia o de haber fallado en aceptar a tu hija… solo significa que necesitas un poco de espacio y ayuda.

Los padres a veces temen asumir que su hija es lesbiana porque les preocupa que otra gente lo sepa. Hablar con personas que comparten y entienden tus preocupaciones es una buena terapia.

Encuentra personas en las que confíes para hablar con ellas, porque el punto de hacerlo es conseguir estar ahí más para tu hija.

Inicia una conversación, escucha

Iniciar una conversación es la clave, pero también es importante continuarla.

No puedes predecir lo que tu hija siente o piensa. Así que hazle preguntas abiertas que le muestren a tu niña que puede hablar contigo, que vas a aceptarla, y que te sientes cómoda hablando de esto con ella.

Ten en cuenta que la sexualidad es algo privado. Imagina hablar sobre con quién preferirías tener sexo con tus padres. Incómodo. Si tu hija no se siente cómoda hablando contigo en este momento, o si tú no te sientes cómodo con esta situación, es mejor buscar apoyo con otra persona u organización.

Si tu hija se acerca a ti para hablar sobre ello, es importante que valores este gesto, dado que está dispuesta a arriesgarse a que la rechaces y no la apoyes por su condición sexual.

No preguntes si es una fase, no especules sobre causas

Intentar cambiar la sexualidad de tu hija es una de las cosas más dañinas que puedes hacer,

Te arrepentirás en el futuro si tomas este camino, y no servirá de nada, tu hija va a seguir siendo lesbiana porque simplemente, es así.

También es importante no buscar una razón.

Tu hija sabe quién le atrae de la misma manera que tú lo sabes, y este tipo de especulaciones pueden transmitirle a tu hija el mensaje no tan sutil de que te sientes incómodo con su sexualidad y no la reconoces como “normal”.

Así que, especular con tu hija sobre los orígenes de su sexualidad probablemente no te llevará a ningún lado. Quizás algún día un estudio probará definitivamente qué define tu sexualidad, pero mientras tanto hay mucho que no sabemos.

Piensa en ello, muy poca gente heterosexual sienten la necesidad de pensar en el origen de su sexualidad, ¿por qué debería ser diferente con las personas homosexuales?.

Normalizalo

En el momento en que lo veas como algo normal, todos tus demás problemas sobre la homosexualidad prácticamente desaparecerán.

Haz una pausa, las mejores películas lésbicas para comprar en Lesbosfera

La homosexualidad no es una efermedad, las personas gays y lesbianas llevamos vidas corrientes, vamos a la universidad, hacemos amigos, tenemos trabajos mejores o peores, parejas también mejores o peores, y algunos, al igual que los heterosexuales, nos casamos y tenemos hijos.

La vida es la misma, puedes ser feliz, puedes vivir intensamente, puedes tener éxito. Y sobre todo, al decirlo a los demás, tu hija va a poder ser libre para vivir la vida que quiera con la mujer que le llene su existencia.

Si como padre no crees que puedas aceptar o ver como algo normal el hecho de que tu hija es lesbiana o bisexual, puedes ir a centros o personas con experiencia en asuntos familiares y orientación sexual.

Si no conoces a mujeres lesbianas, otra cosa que puedes hacer es ver ejemplos de personas reales lesbianas, películas sobre lesbianas, libros sobre lesbianas… En definitiva, hartate a vernos hasta que dejes de verlo raro.

Educarte a ti mismo es algo clave para apoyar a tu niña

La mejor forma de entender algo es informándote. Te aconsejo que leas todo lo que puedas sobre homosexualidad.

Para empezar, como madre o padre, tienes que saber qué significa el término LGBTI y a qué grupos se refiere. También tienes que entender que la orientación sexual no está relacionada con la identidad de género.

Lee libros, busca información en asociaciones LGBTI y en internet, en páginas como esta.

Edúcate a ti mismo para entender perfectamente lo que significa ser lesbiana o bisexual y cómo apoyar a tu hija de la manera correcta.

Tienes que ser el defensor de tu hija y evitar insultarla indirectamente haciendo bromas o estereotipando a la comunidad LGBTI.

Quizás piensas que estás siendo divertido, pero las bromas pueden ser interpretadas como maneras pasivo-agresivas de decirle que no te gusta quién es.

Así que, si notas que tu familia o amigos se comportan de esta manera es importante explicar que este no es un comportamiento tolerable en tu hogar o en tu presencia.

Cómo brindar tu apoyo como padre

Primero que nada, tienes que valorar la elección de tu hija de salir del armario ante ti y otras personas, y apoyar el camino que seguirá durante su vida. Sin importar qué, siempre deberás defenderla a ella.

Los niños no son nuestras réplicas o un reflejo de nosotros, sino individuos únicos. Durante este proceso, es muy importante tener empatía uno por el otro.

Se necesita mucho valor para que una chica salga del armario, incluso si es muy cercana a sus padres. Antes de que tu hija pueda llegar a este punto, necesita aceptar su sexualidad o identidad de género por sí misma.

Quizás no seas la primera persona a quien se lo diga, pero no te lo tomes personal. Cuando lo hace, significa que está dispuesta a confiar en ti y a arriesgarse a que la aceptes y sigas amando por quien es.

Reconoce los sentimientos de tu hija y apoya abiertamente su valor. Tu apoyo es y será siempre fundamental.

Yo como lesbiana, hubiera podido soportar perder a un amigo por no aceptar mi sexualidad, pero no hubiera podido soportar perder a mis padres por eso. No permitas que esto os separe.

Ayuda profesional

De acuerdo al área en la que vivas, hay grupos locales de jóvenes LGBT a los que tu hija puede ir en caso de que se sienta en crisis.

Tú como padre puedes buscar también a gente de confianza para hablar sobre la sexualidad de tu hija y con quién buscar apoyo y entendimiento, dado que la meta más importante es ayudar a tu niña.

No olvides que un terapeuta también puede darte confidencialidad, apoyo, ayuda, confianza, y recursos para construir una relación sólida con tu hija.

No lo niegues

Dependiendo de la edad de la niña, algunos padres pueden verse tentados a negar que sus hijas sienten atracción por personas del mismo sexo. También pueden verse tentados a quitarle importancia.

Puedes llegar a pensar que los sentimientos por personas del mismo sexo son una tontería de adolescencia. Pero si haces esto, ten en cuenta:

  • En primer lugar, no estás tomando en serio la poderosa naturaleza de los sentimientos a esa edad, y la preocupación y sufrimiento que estos pueden estar provocando en tu hija. Ya sea que sus sentimientos sean definitivos o no, necesitan ser tomados en serio tanto tiempo como duren.
  • Segundo, no hay ninguna manera en de saber si tu hija es alguien cuyos sentimientos sexuales cambiarán cuando crezca, o si sus atracciones actuales son permanentes.
  • Pero tercero y más importante, tal forma de actuar continúa asumiendo que ser “heterosexual” es la sexualidad normal de la cual se está desviando.

Tienes que tomarte en serio los sentimientos de tu hija y apoyarla.

Pero no sobre reacciones

No trates a tu hija de manera diferente porque es lesbiana o bisexual. No sobre reacciones.

Tu hija necesita que la hagas sentir segura, pero sin excesos. Una de las cosas que tu hija necesita es que nada cambie, que todo siga de la misma manera.

Ella sigue siendo ella misma. Aunque su sexualidad es una parte importante de su persona, que debes de aceptar y no negar, no es todo lo que la define.

Qué hacer dependiendo de su edad

La manera en que podrás asumir todo esto dependerá de la edad de tu hija, aquí hay algunas cosas que puedes hacer.

Si tu hija es adulta

Si tu hija es adulta y no vive en tu casa, entonces lo importante es reconocer que ella ya está tomando sus propias decisiones y viviendo su propia vida.

Si sigue viviendo contigo, quizás te puedas sentir incómodo con la idea de tu hija teniendo relaciones con otras mujeres.

Dale la vuelta, si tu hija encuentra una pareja que la haga feliz, la entienda y la respete, ¿qué hay de malo?.

Si tu hija es una niña

Si tu hija es joven, llegar a un entendimiento con ella es crucial. Y sobre todo, hacer que se sienta apoyada y respetada.

Las jovenes lesbianas y bisexuales que son rechazadas por sus padres tienen una incidencia comparativamente alta de suicidio y abuso de drogas y alcohol. Algunas adolescentes se protegen a sí mismas alejándose tanto como les es posible de sus padres.

Tienes que crear una relación de amor y llena de aceptación en la cual tu hija esté segura.

También es útil si la familia puede hablar sobre sexo y sexualidad de manera abierta y honesta, de acuerdo a la edad de la niña.

Preguntas frecuentes de padres

Aquí puedes encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes que los padres en esta situación podrían tener.

¿Cómo puedo estar segura de que es lesbiana?

Hasta que tu hija vaya y te diga que es lesbiana o bisexual, o que podría serlo, no puedes saberlo.

Intenta no asumir y deja que se acerque y te lo diga a su propio tiempo.

Crea un ambiente positivo en el que tu hija sienta que es capaz de hablar contigo sobre su orientación sexual o identidad de género.

Puedes intentar decir cosas positivas sobre la gente LGBT cuando están en la TV, por ejemplo, y no permitas que la gente diga cosas negativas bajo tu techo.

¿Mi hija es diferente ahora?

Cuando una chica anuncia “Soy lesbiana” y no teníamos idea (o lo sabíamos desde un principio pero lo negábamos a nosotros mismos) la reacción es normalmente sorpresa y desorientación.

Todos tenemos sueños, una visión de cómo será nuestra niña, cómo debería, cómo puede ser.

Así que, la sorpresa y desorientación que podrías sentir es una parte natural de un tipo de proceso de duelo. Has perdido el sueño que tenías para tu hija.

Sigue recordándote a ti mismo que tu hija no ha cambiado. Es la misma persona que era antes de que supieras sobre su sexualidad.

Son tus sueños, tus expectativas, tu visión las que tienes que cambiar si quieres verdaderamente conocer y entender a tu hija.

¿Por qué es lesbiana mi hija?

Quizás creas que tu hija ha sido inducida a la homosexualidad por alguien. ¿De verdad crees que esto es posible? ¿te podría pasar a ti?. La verdad es que nadie “convirtió” a tu hija en lesbiana.

Otros padres piensan que su crianza es la causa de la identidad sexual de sus hijas. Tu hija es así, al igual que le puede gustar más el color verde que el azul.

Por si te consuela, estas teorías ya no son aceptadas dentro de la psiquiatría ni la psicología, así que sacalas de tu cabeza.

Muchos otros padres se preguntan si hay una base genética o biológica para la homosexualidad.

Aunque hay algunos estudios sobre homosexualidad y genética, no hay ningún estudio concluyente hasta la fecha sobre la “causa” de la homosexualidad.

En ausencia de estos datos, lo importante es preguntarte a ti mismo por qué es importante para ti el saber la razón.

¿El apoyar o amar a tu hija depende de tu habilidad para señalar una causa? ¿Le pedimos a las personas heterosexuales que justifiquen su sexualidad?.

¿Por qué me siento incómodo por su sexualidad?

La aprensión que puedes sentir es producto de nuestra cultura. La homofobia es demasiado profunda en nuestra sociedad como para sacarla fácilmente de nuestra conciencia.

Por otro lado, muchos padres pueden estarse enfrentando a otro tipo de culpa. Padres que se ven a sí mismos como “abiertos y liberales”, que piensan que han dejado atrás el prejuicio sexual, muchas veces se sorprenden al reconocer que se sienten incómodos cuando es su hija la que es lesbiana.

Lo mejor para los padres es enfocarse en sus hijas y lo que ellas necesitan.

Intenta no enfocarte en la culpa. No tiene sentido, y no consigue nada para ti ni para ella.

¿Ser parte de la comunidad gay no hará más difícil la vida para ella?

Hasta que la homofobia desaparezca completamente, puede que tu hija se enfrente con diversos desafíos. Pero una de las cosas más difíciles para las personas LGBT es enfrentarnos al rechazo de amigos y familia.

En la actualidad, las personas LGBT nos podemos casar y tener hijos en cada vez más y más países, y hay una legislación para protegernos en nuestro lugar de trabajo. Hay más modelos LGBT en las artes, política y deportes y la cantidad de personas que tienen un problema con nosotros por suerte son cada vez menos.

En España, por ejemplo, las personas LGBT tenemos los mismos derechos que las personas heterosexuales.

¿Mi hija tendrá su propia familia?

Claro que sí, si ella quiere.

Muchos gobiernos alrededor del mundo ahora reconocen a las parejas del mismo sexo. Están incrementando el número de empresas que proveen seguro social y beneficios para “parejas de hecho” y más parejas lesbianas se están convirtiendo en madres.

Algunas lesbianas utilizan inseminación artificial para concebir a un niño que puedan criar juntas, Además, más y más parejas homosexuales están adoptando hijos juntas.

¿Cómo se lo cuento a nuestra familia y amigos?

Este proceso puede ser difícil, tanto para los padres como para las hijas. Pero a veces el miedo es peor que la realidad.

Tienes que aprender a cambiar actitudes dentro de tu entorno. Puede que recibas algunos comentarios negativos o insensibles de tus familiares, amigos, y compañeros de trabajo.

Pero recuerda que tu hija ya recorrió este camino, así que ella podría ser capaz de ayudarte.

Algunas chicas podrían querer compartir las noticias con sus amigos y familia cercana. Otras, querrán compartirlo con el mundo entero.

Es importante que hables con tu hija si ella está lista para hablar con la familia y amigos, pero tú no, dado que es importante que tu hija también te entienda a ti y tu necesidad de un poco más de tiempo para aceptar la información.

¿Qué dirán los vecinos?

Esta podría ser una preocupación muy real, especialmente para las familias que se consideran parte de una comunidad cerrada.

Pero las personas gay, lesbianas y bisexuales vienen de familias de cada rincón del mundo. Así que no es demasiado complicado que en un vecindario haya más de una persona LGBT. Y tus vecinos entenderán esto, y probablemente, ni siquiera les importe.

Mi experiencia me dice que a la gente, independientemente de su mentalidad, sólo le importa cuando es su propia hija, el resto, nos da igual.

¿Aprenderé a vivir con esto?

Respuesta corta, claro que sí.

Una vez que la mayoría de las personas se ajustan a la realidad de la orientación sexual de su niña, sienten como si un nuevo mundo hubiera sido abierto para ellos.

En primer lugar, formas parte de la vida de tu hija de una forma que nunca habías conocido. Usualmente, esto os hará estar más unidos

Yo diría que ver, leer y aprender más sobre orientación sexual es lo que más te puede ayudar, poniendo a dormir algunos de los mitos que has interiorizado.

Así que cuanto más aprendas, más te enfurecerás, y más querrás cambiar a la sociedad en lugar de a tu hija.

Finalmente, llegarás a un punto en el que pensarás: ¿cuál es el problema?. En ese momento te darás cuenta de que es un problema de la sociedad, no de tu hija.

Cuéntanos tu experiencia

¿Cómo has reaccionado a la salida del armario de tu hija?, ¿conoces a alguna persona gay y cuál fue la reacción de sus padres al contárselo?.

Las experiencias de los demás nos ayudan a hacernos más fuertes, cuéntanos la tuya.

Por favor, ayúdanos a hacer llegar este contenido al mayor número de mujeres posibles. Compártelo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Un momento, compañera, estoy creando los contenidos de Lesbosfera para 2020.

Es el momento de que participes para decidir los temas de los que vamos a hablar en los próximos meses.

¿Qué te gustaría solucionar? ¿qué te quita el sueño? ¿qué te hace sufrir?. Dale al botón para contármelo, sólo tienes que responder un par de preguntas, estaré esperando tus respuestas :)

También te podría gustar...

Sobre este artículo

La encargada de todo este tinglado. Licenciada en Psicología. Techie de corazón y de profesión.

20 Respuestas

  1. SanchezM

    Hola,

    Les cuento… hoy mi hija de 13 años decidió contarme que le gustan las chicas, pero que también le gustan los chicos y que por el momento se siente bisexual… y debo admitir que aun no me recupero de la impresión que me causó porque quedé plop!

    Conversamos y le dije que su opción sexual era algo que debía decidir por sí misma, que independiente de lo que ella eligiera jamás la dejaría sola… Que tendría todo mi apoyo incondicional y que ante todo siempre seré su mamá!

    Ahora mi duda es… ¿Cómo afronto la situación? Soy una madre joven de 29 años que creció sin prejuicios, pero aún así me cuesta asumir que es mi hija la que ahora sale del closet…

    ¡No me lo esperaba! ¿Cómo afronto este proceso?

    Pedí una hora con el psicólogo para que la ayude con su orientación y así ella pueda saber qué es lo que realmente le gusta y encuentre su propia identidad. La amo… Ella es mi bebe aún y quiero ayudarla, apoyarla y darle todo mi amor…

    Necesito ayuda para afrontar este nuevo proceso. Agradecería su apoyo chicas.

    • Vero

      Hola Sanchez,

      Ante todo gracias por pasarte por aquí y contar tus sentimientos.

      Has tenido una reacción positiva con tu hija a pesar de las dudas que sientes. Dice mucho bueno sobre ti, ya que has puesto a tu hija por delante y después tus sentimientos.

      Ese es el camino, preocuparte por proteger sus sentimientos antes que los tuyos, hacerla sentir segura y que pueda confiar en ti.

      Date unos días para digerirlo, es frecuente pensar que no tenemos ningún problema con la homosexualidad hasta que nos toca de cerca. Cuando es sobre alguien ajeno nos es indiferente, pero cuando se trata de una hija la cosa cambia. El shock que sientes es normal, es una noticia muy reciente.

      Por mi experiencia y viendo lo que cuentas, lo más seguro es que no estés acostumbrada a tratar con personas gays. Falta de costumbre, falta de referentes… falta de normalidad, como le pasa a la mayoría de la sociedad. Invisibilidad.

      Pero has dado un gran paso, has buscado información en Internet para tratar de entenderlo. Creo sinceramente que en poco tiempo no vas a tener problemas con el tema. Cuanto más investigues y conozcas, menos extraña te parecerá la situación.

      Se ve que quieres ayudar a tu hija y eso es genial, lo único que te diría es que el tema del psicólogo lo trates con delicadeza.

      Dependiendo que cómo se lo hayas planteado a tu hija, puede entender que crees que ser lesbiana es algo malo, asegúrate de que no es así. Y también asegúrate que el terapeuta al que acuda no tenga prejuicios con la homosexualidad, porque sino puede hacer mucho daño. Habla con el psicólogo sobre el tema antes de dejarlo a solas con tu hija, asegúrate de averiguar su postura al respecto. Y ya si fuera un profesional acostumbrado a tratar con personas LGTB, sería perfecto.

      Tampoco esperes que un par de sesiones con el psicólogo vayan a hacer que ella despeje todas sus dudas, eso pasará con el tiempo. Es muy joven, pueden pasar varios años hasta que realmente defina su orientación sexual. Y eso no tiene que preocuparos, está en una fase de descubrimiento y de forma natural va a acabar por averiguar quién es.

      Lo importante es que encuentre en ti un sitio seguro al que volver. Que seas una persona con la que puede hablar de todo. Si siente miedo o felicidad, si se enamora o si tiene algún problema. Que tengas la mente abierta cuando quiera hablar, pero no la presiones para que se defina. Si le das ese espacio de seguridad, va a ir encontrando su identidad sexual sola y de forma sana.

      Y si ella misma tiene problemas para aceptar que le gustan las mujeres, que tú como madre le demuestres que no hay nada de malo es la mejor terapia. Cuando las lesbianas salimos del armario, lo que más nos importa es la familia cercana… los padres, hermanos… incluso más que los amigos. Si tú como madre la apoyas, tu hija tiene mucho camino andado en su propia aceptación. Va a poder ir por la vida con la seguridad de que tú siempre vas a estar ahí, demuéstraselo cuando tengas ocasión.

      Y respecto a tu situación, te diría que sigas leyendo todo lo que puedas sobre lesbianas y bisexuales. Cuanto más conozcas, más natural te parecerá. Enfréntate con la realidad, aquello que te incomode, profundiza hasta que deje de incomodarte. Si hace falta, se una experta en lesbianismo 🙂

      En Lesbosfera tienes un montón de información fiable que te puede ayudar: desde como una chica empieza a descubrir su sexualidad, a conocer otras chicas, enamorarse… hasta el punto de formar una familia con otra mujer.

      Entender la situación de tu hija, por lo que puede haber pasado y cómo puede ser su vida en el futuro te ayudará mucho. Así que echa un vistazo aquí o explora las secciones que tenemos con el menú de arriba a la derecha –> https://www.lesbosfera.com/vida-lesbianas

      También como decía al principio, puede que te falten referentes, conocer mujeres perfectamente normales y felices que son lesbianas. Te puede ayudar esta lista: https://www.lesbosfera.com/referentes-lesbianas-famosas/

      Y luego por supuesto, te recomiendo mucho que te adentres en la cultura lésbica. Lee novelas, mira películas. De esta forma podrás profundizar mucho mejor en los sentimientos que puede estar teniendo tu hija:
      https://www.lesbosfera.com/libros-lesbianas-lgbt/
      https://www.lesbosfera.com/peliculas-lesbianas-lgbt/

      Si necesitas un contacto más real, la mejor opción es acercarte a algún centro LGBT de tu ciudad y pedir consejo. Suele haber grupos de padres en diferentes estados de aceptación que te ayudarán mucho. Tenemos una lista de los más importantes aquí: https://www.lesbosfera.com/asociaciones-lgbt/

      Y por supuesto, te espero aquí en los comentarios para lo que necesites.

      Un abrazo.

    • Jazmin

      Hola yo estoy pasando la misma situación, solo que mi hija tiene 12 y cuando me lo dijo pensé que estaba bromeando, pero de pronto empezó a llorar y dijo “llevaba tanto tiempo queriendo decírtelo y también estoy confundida”..

      Mi reacción fue buena, le dije que la amo de la misma manera, que nada cambia entre nosotras y que me sentía muy orgullosa por ser tan valiente! Que nunca deje que nadie la haga sentir mal por ser ella❤

      • Vero

        Hola Jazmin,

        Qué alegría leer respuestas así, tu hija es muy afortunada y tu reacción la va a ayudar toda la vida a ser feliz siendo quien es.

        Créeme que yo después de haber contado a mis padres hace más de 15 años que era lesbiana, aún su respuesta tan natural me ayuda y me hace sentir bien cuando lo necesito. Eso se te queda grabado y tener el apoyo de los padres es de las cosas más importantes.

        Un abrazo.

  2. Guadalupe

    Mi hija tiene 24 años, tenía novio y ahora lo deja y me dice que es bisexual y que anda con una chica lesbiana más grande que ella. No sé que hacer, relativamente es así.

    Me pregunto día y noche y no logro entenderla, la amo con todo mi corazón pero no puedo entender esto.

    • Vero

      Hola Guadalupe,

      ¿Qué es lo que no puedes entender? Me gustaría saber lo que piensas sobre lo que te ha contado tu hija, o lo que crees que le puede pasar en el futuro. ¿Cuáles son tus miedos y preocupaciones sobre que tu hija sea bisexual?.

      Un abrazo.

    • Mari Luz

      No puedes hacer mucho, si quiere andar con chicas lo va a hacer te lo digo por experiencia. Lo único que puedes hacer es tratar de no estropear vuestra relación forzando algo que no es porque sus sentimientos tarde o temprano van a vencer a todo, y si es lesbiana lo será contigo o sin ti.

      Yo estuve varios años casi sin hablar con mi hija por este tema y no hay día que no me arrepienta y no sienta ganas de llorar cuando pienso en esos años perdidos.

      Cualquier madre que esté leyendo esto, no pierdas la relación con tu hija por algo así, preocúpate de que la quieran y sea feliz pero que no te importe si es hombre o mujer.

      Fuerza a todas.

  3. Catalina

    Hola,

    Mi hija tiene 12 años y me ha dicho que siente atracción por una compañera de curso. Ella tenía temor a una reacción adversa, pero le he dicho que no era algo que no esperaría me preguntase, la reconforté le dije que la amo con el alma y, que siempre estaré para ella.

    Al comienzo pasó un fin de semana colgada de mi cuello y yo la traté como siempre, ella dijo que cuando estuviese segura me hablaría, pero no lo ha hecho y no sé si debo preguntarle o esperar su ritmo.

    • Vero

      Hola Catalina,

      Me alegra mucho leer la reacción que has tenido ante su salida del armario. Como madre has hecho todo lo posible por que se sienta bien y protegida, y parece que lo has conseguido según lo que comentas de su cercanía contigo.

      Te diría que la observes principalmente, si la ves animada como siempre o la ves preocupada y según tus instintos actúes. Si le demuestras que nada ha cambiado y vuestra relación es buena, intuyo que ella misma será capaz de acercarse a ti cuando lo necesite, puesto que ha sido capaz de confesarte sus sentimientos y esto es un paso muy importante para ella.

      Normalmente después de decirle a tus padres que te gustan las chicas, si la cosa ha ido bien como parece vuestro caso, la sensación que tendrá tu hija ahora mismo es de haberse quitado una gran losa, de alivio, de felicidad porque su madre no la juzga… y de protección. Por lo que probablemente se sienta bastante mejor que antes de contártelo y quizá no tenga ahora mismo necesidad de mucho más de momento.

      Si te inquieta que no te haya dicho nada, puedes hacer un pequeño recordatorio de que estás ahí si necesita algo. Algo sencillo, un comentario que surja de manera espontánea que no la presione.

      Un abrazo.

  4. elizabeth

    Mi hija tiene 18 años, me comentó que le gustan las chicas, casi me muero pero lo tomé natural.

    Me comentó todo lo que ha venido sintiendo, tiene una pareja la conoce mi familia, sus hermanos no le han dicho nada, pero su abuelita de parte mía es antigua y vive diciéndole cosas ofensivas.

    Mi hija sabe como es su abuela pero esa actitud a mi me desorienta. Pero el problema mío no es que sea lesbiana, sino que quiera vestirse con ropa de chicos. No usa falda ni nada de eso, no se pinta y usa perfume de barón… eso es lo que me desconcierta. Pero a la vez ella dice que sí es mujer, solo que le gusta la ropa de hombre ¿?

    • Vero

      Hola Elizabeth,

      Primero de todo, me alegra mucho que tu reacción haya sido positiva, aunque internamente estuvieras alucinando con la noticia. Has priorizado el bienestar de tu hija al tuyo y estoy segura de que esa reacción ha hecho que se sienta infinitamente mejor después de hablar contigo.

      Si sigues mostrándole comprensión y apoyo, tu hija podrá acudir a ti cuando tenga un problema o sienta que necesita hablar, has abierto una puerta entre las dos que va a ayudarle mucho toda su vida, no dejes que se cierre.

      Por otro lado, lo que comentas de su apariencia, si ella misma te ha dicho que se siente mujer, entonces déjalo estar, es su forma de expresarse en este momento, no hay que darle mayor importancia y además esto puede cambiar con el tiempo.

      Un abrazo.

    • flauté

      Mi hija usa ropa diríamos poco femenina.

      Al principio no entendía por qué, llegué a pensar que igual era algo más que simplemente su orientación sexual, pero con el tiempo he aprendido a entender que es su forma de ser y de estar a gusto y ya, no tengo que darle vueltas ella simplemente no encaja con el ESTEREOTIPO que tenemos de una mujer, que es super femenina, arregla, entaconada, pintada… Mi hija no.

      Ella va cómoda y tiene pelo corto y qué? es feliz así y yo mientras ella sea feliz y no haga daño a nadie que vista como le de la gana.

  5. Carmenchu

    Hola Vero,

    Hace menos de 1 semana que nuestra hija de 25 años nos ha dicho que lleva con una mujer 3 años.

    A nosotros nos da igual que la persona con la que esta, se llame Juan o Juanita, lo que único que nos preocupa es que sea feliz , la respeten y la cuiden.

    El problema me surge porque lo que estoy viviendo ha sido una falta de honestidad y de confianza con nosotros que no llego a aceptar.

    Antes de esta chica , tuvo varias relaciones con chicos, por lo que nos ha contado a ella no la gustan las mujeres se ha enamorado de esta y durante estos tres años que llevan, aunque muchas veces la hemos preguntado directamente, siempre nos lo ha negado, tendría que llegar su momento, pero si que se lo ha contado a compañeros de trabajo y amig@s.

    Me duele tanto pensar que nos ha mentido, que no ha sido honesta . A finales de septiembre fuimos a la boda de su prima con otra mujer, hablamos con respeto siempre de cualquier colectivo sexual, religioso, político, etc etc.

    Cuando nos lo dijo, la dijimos que muy bien y que si ella era feliz adelante , que no se escondiera y viviera plenamente su vida, que nadie tenia derecho a juzgarla y que nosotros la queríamos y no la juzgábamos. Entonces como nos ha podido mentir cuando preguntábamos directamente, no se lo único que se es que duele y mucho.

    • Vero

      Hola Carmenchu,

      La verdad es que entiendo perfectamente lo que dices y lamento que te sientas así. Muchas veces es la parte que no vemos las personas LGTB, estás tan metida en tu historia y tienes tanto miedo que no te pones en la piel del familiar, en este caso preocupado por la falta de comunicación.

      Hablando desde la perspectiva de tu hija, te diré que las personas a las que más nos aterra contarles esto es a los padres, con diferencia. Porque si existe un rechazo es tan doloroso que mucha gente prefiere evitarlo directamente.

      Los amigos, los compañeros de trabajo, incluso los hermanos u otros familiares… importa menos.

      No me preguntes por qué porque no tengo respuesta, pero sí te diré que el vínculo de dependencia con los padres, en cierta medida dura mucho más de lo que pensamos, incluso después de irte a vivir solo, incluso siendo adulto, con hijos… Hasta que los padres no empiezan a ser muy mayores, los ves como un lugar de protección y ayuda.

      En mi caso no sentí que realmente había salido del armario hasta que se lo conté a mis padres, y antes de eso se lo había contado a mucha gente sin mucho drama, pero cuando llegó la hora de hablar con ellos, rompí a llorar sin control.

      Hay muchos sentimientos a la vez cuando se trata de salir del armario, pero sinceramente si no hablas con tu hija no vas a saber el motivo real de por qué ha esperado tanto teniendo unos padres que le han demostrado tener una mente sana y abierta.

      Al igual que ella te ha confesado algo importante, cuando estés más tranquila, pasados unos días no ahora, habla con ella de la mejor manera. Explícale lo que sientes y que quieres entender qué ha fallado en vuestra relación para que no haya sido capaz de confiar antes en ti.

      No te guardes un sentimiento que en realidad puede llevaros a algo bueno, si rompes esa barrera y consigues entender qué ha pasado, conseguiréis tener una relación más cercana.

      Un abrazo.

      • Vero

        Releyendo tu mensaje, dices que a finales de septiembre fuisteis con ella a una boda gay… y al poco tiempo os lo ha contado.

        Esto son suposiciones, pero quizá tenía miedo de vuestra reacción (como toda persona a punto de salir del armario) y vuestra actitud en la boda ha sido una señal de luz verde a sincerarse con vosotros.

        Un abrazo.

      • Carmenchu

        Gracias, Vero.
        Así lo haré.
        No te puedes imaginar como agradezco tus palabras y tu franqueza.
        Te deseo lo mejor

  6. Andreina

    Hola vero buen día,

    Tengo 39 años, estoy casada con un hombre maravilloso, el día de ayer al llegar de mi empleo mi hija de apenas 13 añitos me estaba esperando para confesarme algo. La sentí incómoda y bastante nerviosa, pero le dije que me dijera que le estaba sucediendo.

    bueno ella me informó estaba confundida, que era bisexual. Sentí en ese momento que se me venía el mundo encima. Fui criada a lo antiguo, con mucho tabú, donde los gay y las lesbianas no son bien vistos, pero actué de la mejor manera y le respondí que ante todo ella y su hermanita son lo mas importante y mejor que me ha pasado en esta vida y que no me interesaba su preferencia sexual, que ella conmigo siempre contaría, que no la dejaría sola nunca y que jamás permitiría que alguien me la discriminara ni me la maltratara.

    Que sobre todas las cosas la amo a ella y a su hermana.

    Le permití que ella me dijera realmente qué era lo que sentía, pero ella se sentía confundida totalmente. Me explicó que vio vídeos porno tanto de hombres con mujeres, como de mujeres con mujeres y que eso la excitó.

    Aunque me aterroricé en ese momento, no se lo di a demostrar y actué de la mejor manera.

    Mi niña me pidió que no le comunicara esto a nadie porque sentía pena, yo hablé con ella y le dije que claro, jamás me esperaba esto, que soñaba con que ella se casara tuviera áhijos, me hiciera abuela… sabes todo eso que uno sueña con los hijos… pero que antes de todo esta su felicidad y sus sueños, no los míos. Que ella pensara bien qué es lo que quería realmente y que volviera a conversar conmigo eso, que yo estaré siempre ahí para escucharla y entenderla, que le daría su tiempo y su espacio para eso y que buscaría una cita con un psiquiatra especializado en el tema para que la ayudara a definir su sexualidad, pero ella no desea conversar esto con otra persona si no solo conmigo.

    En vista de la situación yo se lo planteé a mi marido y él tuvo la misma reacción mía, pero me dijo que él estaba abierto a todo y que apoyaría a nuestra hija sea cual sea su definición sexual.

    Pero quisiera que me orientaras que más debo hacer, ya que aún me encuentro en shock con esto y siento miedo a que me la discriminen o me le hagan daño a mi hija.

Deja un comentario

Ten paciencia cuando escribas, tardo unos días en revisar los comentarios antes de publicarlos.


¿Por qué no se publican inmediantamente?

Porque cuido mucho que este espacio sea un sitio protegido para ti y todas, donde puedas hablar y preguntar sin miedo, así que reviso todo antes de publicar para evitar comentarios indeseados.


El correo electrónico no se publica. Todos los campos obligatorios.